EL EDÉN DE LA RI­VIE­RA NAYARIT

En Sa­yu­li­ta, es­ta ca­sa fue di­se­ña­da pa­ra dis­fru­tar las es­pec­ta­cu­la­res vis­tas ha­cia el océano en to­do mo­men­to.

AD (México) - - Content - AR­QUI­TEC­TU­RA E INTERIORIS­MO MAIN OF­FI­CE • POR KARINE MONIÉ • FO­TO­GRA­FÍA RA­FAEL GA­MO

En Sa­yu­li­ta, es­ta ca­sa fue di­se­ña­da pa­ra dis­fru­tar el pas­mo­so pa­no­ra­ma.

“El ob­je­ti­vo fue re­in­ter­pre­tar el di­se­ño ori­gi­nal y pre­ser­var la sen­sa­ción de una pe­que­ña al­dea con­te­ni­da ”, DAN­TE BOR­GO.

aA 40 ki­ló­me­tros de Puer­to Va­llar­ta se des­cu­bre un lu­gar idí­li­co. Du­ran­te años, Sa­yu­li­ta —si­tua­do al sur de Nayarit— con­tó con muy po­cos ha­bi­tan­tes, quie­nes se de­di­ca­ban a la ex­trac­ción de co­co. Hoy, al­re­de­dor de dos mil 300 per­so­nas vi­ven aquí y, en ve­rano, Sa­yu­li­ta atrae a vi­si­tan­tes de to­do el país y via­je­ros in­ter­na­cio­na­les por va­rias ra­zo­nes. La pri­me­ra es que se vol­vió un spot fa­mo­so pa­ra los aman­tes del surf. La se­gun­da es que sus pla­yas su­bli­mes in­vi­tan a re­la­jar­se en un en­torno apa­ci­ble. Y la ter­ce­ra es que el pue­blo —nom­bra­do Pue­blo Má­gi­co por la Se­cre­ta­ría de Tu­ris­mo de Mé­xi­co— cuen­ta con nu­me­ro­sas tra­di­cio­nes y una cul­tu­ra apa­sio­nan­te que se re­fle­ja, por ejem­plo, a tra­vés del ar­te hui­chol.

Cuan­do el des­pa­cho de ar­qui­tec­tu­ra y di­se­ño in­te­rior Main Of­fi­ce —con un es­tu­dio en Gua­da­la­ja­ra y otro en Go­tem­bur­go, Sue­cia— em­pe­zó tra­ba­jar en es­te pro­yec­to, en­ten­dió in­me­dia­ta­men­te la im­por­tan­cia de to­mar en cuen­ta el con­tex­to y de honrar el pai­sa­je na­tu­ral. Se­gún los ar­qui­tec­tos Dan­te Bor­go e Isa­be­lla Eriks­son —quie­nes fun­da­ron Main Of­fi­ce en 2014—, “ca­da pro­yec­to es es­pe­cial y es un re­to; es por eso que nos gus­ta ir más allá de las so­lu­cio­nes con­ven­cio­na­les pa­ra re­de­fi­nir nue­vas ti­po­lo­gías”.

De sep­tiem­bre de 2016 a enero de 2017, el dúo se enfocó con su equi­po en el di­se­ño. Lue­go, de fe­bre­ro de 2017 a ju­lio de 2018, se hi­zo la fa­se de cons­truc­ción. El pun­to de par­ti­da fue un com­ple­jo en mal es­ta­do de tres pe­que­ñas ca­sas ubi­ca­das en la ci­ma de una

mon­ta­ña, que da­ta­ba de la dé­ca­da de 1950. Tan­to la hu­me­dad co­mo el po­co uso de los es­pa­cios con­tri­bu­ye­ron al de­te­rio­ro de los edi­fi­cios exis­ten­tes que Main Of­fi­ce de­ci­dió pre­ser­var y res­tau­rar. A par­tir de eso, los ar­qui­tec­tos di­se­ña­ron la nue­va vi­vien­da, que se ex­tien­de en una su­per­fi­cie de 115 me­tros cua­dra­dos y alo­ja una co­ci­na, una sa­la que se abre ha­cia el ex­te­rior —don­de hay una pis­ci­na—, un dor­mi­to­rio y una te­rra­za. Ade­más, la par­te ba­ja de la pro­pie­dad cons­ta de una ca­sa de hués­pe­des de 50 me­tros cua­dra­dos que tam­bién se si­túa fren­te a la pla­ya.

“El ob­je­ti­vo pri­mor­dial del pro­yec­to fue re­in­ter­pre­tar los pa­rá­me­tros de di­se­ño del com­ple­jo ori­gi­nal y pre­ser­var la idea y la sen­sa­ción de una pe­que­ña al­dea con­te­ni­da”, com­par­tió Dan­te Bor­go.

Los di­fe­ren­tes ni­ve­les se co­nec­tan me­dian­te una se­rie de pla­ta­for­mas de con­cre­to adap­ta­das al te­rreno en pen­dien­te. La to­po­gra­fía fue uno de los ele­men­tos cla­ve pa­ra fu­sio­nar la ca­sa con el pai­sa­je y apro­ve­char el pa­no­ra­ma ex­cep­cio­nal ha­cia el Océano Pacífico. La ve­ge­ta­ción tro­pi­cal que ro­dea la vi­vien­da da una sen­sa­ción de tran­qui­li­dad y re­fuer­za la pri­va­ci­dad.

La pa­le­ta de co­lo­res es sua­ve y re­cuer­da los tonos de la na­tu­ra­le­za. Por otra par­te, el equi­po de Main Of­fi­ce uti­li­zó un sis­te­ma de cons­truc­ción y ma­te­ria­les lo­ca­les pa­ra unir aún más la ca­sa con su con­tex­to. Los mu­ros, el pi­so y los mue­bles fi­jos de ce­men­to se com­bi­nan con los mar­cos de las ven­ta­nas, los clo­sets y va­rias pie­zas de mo­bi­lia­rio de ma­de­ra de pa­ro­ta, un ma­te­rial que se adap­ta per­fec­ta­men­te al cli­ma hú­me­do y so­lea­do de la re­gión.

Re­la­ja­ción, de­por­te o en­tre­te­ni­mien­to, Sa­yu­li­ta ofre­ce to­do, y es­ta re­si­den­cia per­mi­te ex­plo­rar­lo.

El equi­po de Main Of­fi­ce —ba­sa­do en Mé­xi­co y en Sue­cia— con­ci­bió es­te pro­yec­to en Sa­yu­li­ta, Nayarit. La to­po­gra­fía fue un ele­men­to esen­cial pa­ra el di­se­ño de la vi­vien­da prin­ci­pal y de la ca­sa de hués­pe­des.

En to­dos los es­pa­cios, el ob­je­ti­vo fue dis­fru­tar de las vis­tas su­bli­mes ha­cia el Pacífico.

La ve­ge­ta­ción tro­pi­cal ro­dea el pro­yec­to, que fue con­ce­bi­do pa­ra fu­sio­nar­se con el pai­sa­je.Tan­to en el in­te­rior co­mo en el ex­te­rior, las lí­neas ar­qui­tec­tó­ni­cas son de­pu­ra­das y mo­der­nas y la pa­le­ta cro­má­ti­ca es so­bria.

Ma­te­ria­les lo­ca­les co­mo el con­cre­to pu­li­do y la ma­de­ra de pa­ro­ta fue­ron uti­li­za­dos en to­dos los es­pa­cios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.