SAN­TUA­RIO MA­RINO

Un ho­gar de ve­rano con un es­ti­lo ori­gi­nal y plu­ral lo­gra cau­ti­var la cos­ta de Nayarit.

AD (México) - - Content -

Un ho­gar de ve­rano con un es­ti­lo ori­gi­nal y plu­ral lo­gra cau­ti­var la cos­ta de Nayarit.

La com­po­si­ción en­tre la bri­sa ma­ri­na, la ve­ge­ta­ción sel­vá­ti­ca y el cli­ma de Pun­ta Mi­ta, pe­nín­su­la pri­vi­le­gia­da de la cos­ta na­ya­ri­ta en el Océano Pa­cí­fi­co, fue­ron la ma­yor ins­pi­ra­ción pa­ra la pro­pues­ta de interioris­mo de la di­se­ña­do­ra Ken­ya Ro­drí­guez del des­pa­cho Mumo In­te­rio­res, en la re­mo­de­la­ción de la re­si­den­cia de pla­ya Vi­lla Ama­ne­cer, mis­ma que fue he­cha pa­ra una pa­re­ja ja­lis­cien­se con cua­tro hi­jos. “Fue­ron es­tas con­di­cio­nes cli­má­ti­cas y eco­ló­gi­cas las que pro­vo­ca­ron que bus­cá­ra­mos que el di­se­ño no só­lo fue­ra con­gruen­te con su en­torno, sino que lo­gra­ra am­pliar la ex­pe­rien­cia del ha­bi­tan­te de ver­se ro­dea­do de ve­ge­ta­ción, sol, vien­to y mar”, ex­pli­có Ken­ya Ro­drí­guez. Pa­ra lo­grar su ob­je­ti­vo uti­li­zó ma­te­ria­les na­tu­ra­les y en­dé­mi­cos, ge­ne­ran­do una paleta de aca­ba­dos en la que con­vi­ven ma­de­ras tro­pi­ca­les, te­ji­dos or­gá­ni­cos, li­nos, pie­dras y már­mo­les.

En cuan­to a los ob­je­tos de­co­ra­ti­vos, las crea­ti­vas de Mumo op­ta­ron por una di­ver­si­dad de pie­zas de es­ti­lo me­xi­cano con al­gu­nas “ot­her­ness”, es de­cir, ele­men­tos de tie­rras enig­má­ti­cas, co­mo es­cul­tu­ras pro­to geo­mé­tri­cas, pá­ti­nas os­cu­ras, hi­la­dos, pa­tro­nes ét­ni­cos y ac­ce­so­rios tri­ba­les. En otras pa­la­bras, la me­jor ma­ne­ra de de­fi­nir el ob­je­ti­vo de di­se­ño de Vi­lla Ama­ne­cer se­ría de­cir que es la mez­cla per­fec­ta de com­po­nen­tes, to­na­li­da­des y con­cep­tos que ge­ne­ran un san­tua­rio fa­mi­liar de­di­ca­do a la con­vi­ven­cia, al des­can­so, a la con­tem­pla­ción y al go­zo.

Por su la­do, la se­lec­ción de las obras de ar­te que da per­so­na­li­dad a los di­ver­sos es­pa­cios de la ca­sa per­te­ne­ce a tres gran­des ar­tis­tas me­xi­ca­nos: Gonzalo Le­bri­ja, Jo­sé Dávila y la fo­tó­gra­fa Fer­nan­da Leo­nel.

En­tre los de­ta­lles que die­ron un gi­ro com­ple­to a la es­té­ti­ca de la re­si­den­cia es­tá la re­no­va­ción de la car­pin­te­ría, mis­ma que pa­ra las au­to­ras es una par­te fun­da­men­tal de su in­ter­ven­ción, al sim­bo­li­zar ca­li­dez y al con­si­de­rar­la co­mo el pri­mer ma­te­rial que in­te­gra un am­bien­te de pla­ya, por ello de­ci­die­ron re­cu­rrir a ma­de­ras tro­pi­ca­les co­mo la pa­ro­ta y el tza­lam, la pri­me­ra, ca­rac­te­ri­za­da por su be­llo co­lor do­ra­do y sus lla­ma­ti­vas ve­tas y, la se­gun­da, por su re­sis­ten­cia y du­re­za.

Por otra par­te, el re­to más di­fí­cil que tu­vie­ron que en­fren­tar al rea­li­zar es­te pro­yec­to, na­rra la crea­ti­va Ken­ya, fue “coor­di­nar in­terio­ris­mos en vi­vien­das fue­ra de la ciu­dad, ya que los cli­mas cá­li­dos li­mi­tan el ti­po de mo­bi­lia­rio que pue­des uti­li­zar, pues la hu­me­dad y el ca­lor pue­den da­ñar­los”. Ade­más, fue un gran desafío adap­tar­se a los mue­bles exis­ten­tes y com­bi­nar­los con los nue­vos pa­ra que se apre­cia­ra un tra­ba­jo to­tal­men­te re­cien­te y fres­co. Y pa­ra lo­grar lo an­te­rior, em­plea­ron mar­cas mexicanas co­mo Ono­ra Ca­sa, Na­muh, Wa­bi Ga­llery, Ad Hoc y otras fir­mas in­ter­na­cio­na­les co­mo Res­to­ra­tion Hard­wa­re, Tri­bù y Ca­ne-li­ne; “así co­mo otros ela­bo­ra­dos por no­so­tros”, agre­gó Ken­ya. Al mis­mo tiem­po, pa­ra ayu­dar a de­li­mi­tar los es­pa­cios se co­lo­có ta­pi­ce­ría de fi­bras na­tu­ra­les de Tur­quía.

Fi­nal­men­te, en cuan­to al di­se­ño de ilu­mi­na­ción, Mumo in­ter­vino la par­te de­co­ra­ti­va, con lu­mi­na­rias de mar­cas co­mo Con­tar­di, Ce­dar & Moss y Tom Di­xon, pe­ro tam­bién su par­ti­ci­pa­ción lle­gó al pun­to de in­vo­lu­crar­se en la pla­nea­ción y fa­bri­ca­ción de al­gu­nas de las lám­pa­ras con ar­te­sa­nos de San­ta Cla­ra del Co­bre, co­mu­ni­dad del es­ta­do de Mi­choa­cán, la cual es fa­mo­sa por pro­du­cir ar­te­sa­nías re­fi­na­das.

INTERIORIS­MO MUMO • POR LAURA RO­DRÍ­GUEZ FOTOGRAFÍA LO­RE­NA DARQUEA

Pá­gi­na an­te­rior Los ca­mas­tros co­lo­ca­dos al­re­de­dor de la al­ber­ca son de Eze­quiel Far­ca. Iz­quier­da Los pa­si­llos de ac­ce­so fue­ron cu­bier­tos con pér­go­las de bam­bú.

De­re­cha El co­me­dor prin­ci­pal fue crea­do por Mumo y es­tá ilu­mi­na­do por lám­pa­ras de Tom Di­xon. Pá­gi­na opues­ta Las obras de ar­te que ador­nan la es­tan­cia son de Jo­sé Dávila y Gonzalo Le­bri­ja.

Pá­gi­na an­te­rior (arri­ba) Los dos so­fás ti­po chai­se loun­ge en la re­cá­ma­ra prin­ci­pal fue­ron he­chos a me­di­da por Mumo. Pá­gi­na an­te­rior (aba­jo) Las lám­pa­ras col­gan­tes fue­ron di­se­ña­das por Mumo, en con­jun­to con ar­te­sa­nos de San­ta Cla­ra del Co­bre. Iz­quier­da Las lu­mi­na­rias arri­ba del la­va­bo son de Mumo, y con­fec­cio­na­das por ar­te­sa­nos de San­ta Cla­ra del Co­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.