La ca­sa del dim sum.

Ade­más de un me­nú can­to­nés pa­ra chu­par­se los de­dos, el res­tau­ran­te John Ant­hony tie­ne un di­se­ño in­te­rior tan ex­tra­or­di­na­rio co­mo su his­to­ria.

AD (México) - - Content - INTERIORIS­MO LI­NEHOU­SE • POR GA­BRIE­LA ESTRADA • FOTOGRAFÍA JO­NAT­HAN LEIJONHUFV­UD

Des­de ha­ce dos si­glos, Hong Kong se ha po­si­cio­na­do co­mo una de las ca­pi­ta­les de in­ter­cam­bio co­mer­cial y cul­tu­ral pa­ra to­do ti­po de ne­go­cios, ser­vi­cios y dis­ci­pli­nas; y la gas­tro­no­mía y el interioris­mo no po­dían que­dar­se atrás. Prue­ba de ello es el res­tau­ran­te John Ant­hony, uno de los it pla­ces más re­le­van­tes en la ofer­ta de dim sum y pa­rri­lla can­to­ne­sa, gra­cias a la abs­trac­ción del mix es­te-oes­te que per­mea en la ciu­dad y que Li­nehou­se tra­du­jo de ma­ne­ra bri­llan­te en la de­co­ra­ción con­tem­po­rá­nea del res­tau­ran­te, así co­mo por la ex­pe­rien­cia cu­li­na­ria y con­cep­tual del ga­lar­do­na­do gru­po res­tau­ran­te­ro Ma­xi­mal Con­cepts. Aun­que to­do pro­yec­to de di­se­ño tie­ne un leit­mo­tiv, la nue­va ca­sa del dim sum os­ten­ta una na­rra­ti­va com­ple­ta so­bre la di­ver­si­dad cul­tu­ral, la his­to­ria y la si­ner­gia de eras, pues el concepto to­ma su nom­bre a par­tir del pri­mer hom­bre chino en na­tu­ra­li­zar­se co­mo ciu­da­dano bri­tá­ni­co en 1805, una fi­gu­ra cla­ve en la ex­pan­sión del co­mer­cio glo­bal du­ran­te la di­nas­tía Qing.

Se tra­ta de un es­pa­cio com­ple­to, pues fusiona la ar­qui­tec­tu­ra co­lo­nial con de­ta­lles orien­ta­les, y una paleta cro­má­ti­ca con

tem­po­rá­nea pa­ra ofre­cer una re­in­ter­pre­ta­ción de la his­to­ria del ver­da­de­ro John Ant­hony. Li­nehou­se ex­plo­ró los ma­te­ria­les con los que el líder del ba­rrio chino se ha­bría en­con­tra­do du­ran­te su via­je. Los in­vi­ta­dos son trans­por­ta­dos des­de el ves­tí­bu­lo por una es­ca­le­ra ver­ti­cal de me­tal blan­co y vi­drio di­fu­so re­tro­ilu­mi­na­do.

Di­cha en­tra­da cap­ta una visión de lo que es­tá por ve­nir a tra­vés del re­fle­jo de los espejos que la en­mar­can, los cua­les de­jan en­tre­ver las paredes te­rra­co­ta, el te­cho ar­quea­do de tri­ple al­tu­ra y re­ves­ti­do con te­jas de co­lor ro­sa, y el pi­so de te­rra­zo ver­de li­ma. Al lle­gar al co­me­dor prin­ci­pal, se ob­ser­va una in­ter­pre­ta­ción de los al­ma­ce­nes en los mue­lles. El es­pa­cio abo­ve­da­do mo­derno tie­ne un sen­ti­do de fan­ta­sía, ador­na­do por co­lum­nas de do­sel cir­cu­la­res en la­ca ro­sa y ar­cos de me­tal blan­co ro­dea­dos de te­rra­co­ta. Vi­tri­nas, ele­men­tos de mim­bre y te­las florales en do­ra­do y gra­na­te, así co­mo una co­lec­ción de tu­bos de gi­ne­bra que cuel­ga, evo­can a la Ru­ta de las Es­pe­cias. Aun­que la co­mi­da es un ver­da­de­ro de­lei­te, va­le la pe­na que­dar­se pa­ra dis­fru­tar de una ex­pe­rien­cia mul­ti­sen­so­rial a tra­vés del di­se­ño in­te­rior en­vol­ven­te que to­ma co­mo ba­se los sa­lo­nes de té bri­tá­ni­cos y las can­ti­nas chi­nas.

El di­se­ño se ba­só el via­je de John Ant­hony, en ex­plo­ra­mos la fu­sión de los es­ti­los ar­qui­tec­tó­ni­cos y la ma­te­ria­li­dad en­tre el es­te y el oes­te y la ar­qui­tec­tu­ra co­lo­nial con de­ta­lles orien­ta­les, pa­ra crear un sa­lón de té bri­tá­ni­co con­ver­ti­do en can­ti­na chi­na. LI­NEHOU­SE.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.