Pi­den cle­men­cia pa­ra mi­sio­ne­ro chino por cru­ce ile­gal

Al Día La Piedad - - MUNDO - Bei­jing/ap

El re­ve­ren­do John San­qiang Cao pa­gó no más de 3 dó­la­res por el via­je que le cos­ta­ría su li­ber­tad.

Por años, él y otros maes­tros cris­tia­nos chi­nos cru­za­ron el río en bal­sas de bam­bú del sur de Chi­na a la ve­ci­na Myan­mar, lle­van­do ano­ta­do­res, lá­pi­ces y Bi­blias. Los mi­sio­ne­ros pa­sa­ban de un país al otro -tra­yec­to de 9 metros- a pleno día, se­gún un mi­sio­ne­ro de EU que via­jó con Cao.

El 5 de mar­zo de 2017, Cao y un maes­tro vol­vía a Yun­nan y agen­tes chi­nos los es­pe­ra­ban. Cao fue sen­ten­cia­do a 7 años de cár­cel por “or­ga­ni­zar a otros pa­ra que cru­cen la fron­te­ra ile­gal­men­te”, de­li­to que abar­ca ma­yor­men­te el trá­fi­co de hu­ma­nos. Sus hi­jos es­ta­du­ni­den­ses y co­le­gas cris­tia­nos pi­den cle­men­cia a los tri­bu­na­les -que no han po­di­do con­tac­tar­lo des­de su de­ten­ción- ha­bla­ron del ca­so por pri­me­ra vez con la As­so­cia­ted Press, di­cien­do que la sen­ten­cia del pas­tor de­be­ría ser re­du­ci­da por­que ha­cía un tra­ba­jo hu­ma­ni­ta­rio.

“Na­da que hi­zo mi pa­dre fue po­lí­ti­co. Siem­pre fue­ron co­sas re­li­gio­sas o ca­ri­ta­ti­vas”, ase­gu­ró Ben Cao, hi­jo es­ta­dou­ni­den­se de 23 años del pas­tor, que vi­ve en Char­lot­te, Ca­ro­li­na del Nor­te. “Es­pe­ra­mos que Chi­na sea mi­se­ri­cor­dio­sa y vea que las in­ten­cio­nes de mi pa­dre eran bue­nas”.

Fue de­te­ni­do al vol­ver de Myan­mar, a don­de lle­vó Bi­blias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.