Sin en­con­trar com­pa­ñía

Al Día La Piedad - - ESTRELLAS -

Ho­la Tía Re­me­dios, ¿có­mo es­tás? Te man­do un sa­lu­do­te. Siem­pre leo los men­sa­jes que das y me la­ten. Ac­tual­men­te es­toy so­lo, an­te­rior­men­te tu­ve una re­la­ción, pe­ro la ver­dad es que no me fue bien. Soy una per­so­na ya adul­ta, que in­clu­so soy abue­lo, pe­ro no he po­di­do en­con­trar una per­so­na con quien com­par­tir mis días, pe­ro no sé a qué se de­ba. En­ton­ces, ne­ce­si­to que me des un con­se­jo pa­ra sa­ber qué es lo que pue­do ha­cer, es­pe­ro que pue­das ayu­dar­me. Te man­do un sa­lu­do bien gran­do­te y es­pe­ro que pu­bli­ques mi res­pues­ta de pre­fe­ren­cia un lu­nes que es cuan­do leo sin fal­ta tu pe­rió­di­co. Mu­chas gra­cias y que es­tés bien.

Adrián, ayu­dan­te de al­ba­ñil

Que­ri­do Adrián, me ale­gra mu­cho que me leas to­dos los lu­nes, gra­cias. Y tam­bién es­toy muy bien, gra­cias, y es­pe­ro que tú lo­gres sen­tir­te bien aun cuan­do no es­tés en pa­re­ja. Es im­por­tan­te que apren­das a sen­tir­te bien con­ti­go mis­mo, a dis­fru­tar de tu pro­pia com­pa­ñía, a sa­ber qué co­sas te gus­tan y qué co­sas no te gus­tan. Si apren­des a sen­tir­te bien es­tan­do so­lo va a ser más sen­ci­llo que lo­gres re­la­cio­nar­te en pa­re­ja, ya que no es­ta­rás es­pe­ran­do que una pa­re­ja lle­gue a tu vi­da pa­ra ha­cer­te sen­tir bien, y se­rás una bue­na com­pa­ñía por­que com­par­ti­rás tu bie­nes­tar no tu ma­les­tar. Te in­vi­to a que dis­fru­tes de ti mis­mo y cuan­do lo lo­gres se­rá más sen­ci­llo que atrai­gas a tu vi­da a una per­so­na con la cual com­par­tir el ca­mino. Apren­de a ser un ser com­ple­to, de­ja de es­pe­rar que otra per­so­na te com­ple­te. Di­ces que quie­res com­par­tir tus días, bien. ¿Y qué es lo que tie­nes pa­ra com­par­tir? Y no es­toy ha­blan­do de di­ne­ro o bie­nes ma­te­ria­les. Te pre­gun­to ¿eres un hom­bre ama­ble?, ¿eres amo­ro­so (y no ha­blo de se­xo)?, ¿de­mues­tras tus sen­ti­mien­tos?, ¿ayu­das en las la­bo­res del ho­gar?, ¿te gus­ta pro­veer?, ¿qué ha­ces cuan­do te enojas?, ¿y qué ha­ces cuan­do te sien­tes tris­te?, ¿y si te sien­tes frus­tra­do, qué ha­ces? De tus res­pues­tas de­pen­de­rá lo que ne­ce­si­tas ha­cer pa­ra lo­grar sen­tir­te bien con­ti­go mis­mo y en­con­trar a esa pa­re­ja que deseas. Gra­cias por tu sa­lu­do y te en­vío el mío.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.