De­fien­den a gor­di­tos

Al ser es­tig­ma­ti­za­dos car­gan con an­sie­dad y de­pre­sión: Es­pe­cia­lis­ta

Al Día La Piedad - - REPÚBLICA -

Quie­nes tie­nen so­bre­pe­so y obe­si­dad sue­len ser juz­ga­dos y es­tig­ma­ti­za­dos, lo que pue­de traer con­se­cuen­cias gra­ves, co­mo an­sie­dad y de­pre­sión, ade­más de mo­ti­var aún más las prác­ti­cas de ali­men­ta­ción po­co sa­lu­da­bles, ad­vir­tie­ron ex­per­tos de El Po­der del Con­su­mi­dor.

Es­ta es­tig­ma­ti­za­ción es re­sul­ta­do de la fal­sa creen­cia de que los in­di­vi­duos co­men de ma­ne­ra po­co sa­lu­da­ble por­que son ig­no­ran­tes y no ha­cen ejer­ci­cio por flo­je­ra o fal­ta de dis­ci­pli­na, se­ña­ló la or­ga­ni­za­ción.

Sin em­bar­go, las in­ves­ti­ga­cio­nes mues­tran que la obe­si­dad no es úni­ca­men­te cau­sa de de­ci­sio­nes

in­di­vi­dua­les, sino que exis­te to­da una se­rie de fac­to­res en el am­bien­te que in­flu­yen sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te.

Se tra­ta del am­bien­te obe­so­gé­ni­co, el cual fa­ci­li­ta y pro­mue­ve prác­ti­cas po­co sa­lu­da­bles y se ca­rac­te­ri­za por ex­ce­so de pu­bli­ci­dad de ali­men­tos chatarra y pre­sen­cia de eti­que­ta­dos en­ga­ño­sos en ali­men­tos y be­bi­das, así co­mo por la ven­ta de pro­duc­tos chatarra den­tro y fue­ra de las es­cue­las y la fal­ta de ac­ce­si­bi­li­dad de agua po­ta­ble.

Tam­bién hay una fal­ta de pro­mo­ción, pro­tec­ción y apo­yo a la lac­tan­cia ma­ter­na, ex­pli­có la ONG.

“Son las prác­ti­cas de es­tas gran­des cor­po­ra­cio­nes ali­men­ta­rias las que, en es­te con­tex­to de pan­de­mia de obe­si­dad, de­ben ser es­tig­ma­ti­za­das y re­gu­la­das por el Go­bierno, cu­yo de­ber es pro­te­ger nues­tra sa­lud. La for­ma de ha­cer­lo es im­ple­men­tar po­lí­ti­cas pú­bli­cas cos­to-efec­ti­vas que mo­di­fi­quen es­te lla­ma­do am­bien­te obe­so­gé­ni­co”, men­cio­nó.

La or­ga­ni­za­ción hi­zo un lla­ma­do al nue­vo go­bierno a eli­mi­nar to­do es­tig­ma aso­cia­do a las per­so­nas con obe­si­dad, así co­mo a mo­di­fi­car el am­bien­te obe­so­gé­ni­co re­gu­lan­do ade­cua­da­men­te la pu­bli­ci­dad di­ri­gi­da a la in­fan­cia e im­ple­men­tar un eti­que­ta­do fron­tal de ad­ver­ten­cia com­pren­si­ble, in­clu­si­ve por los ni­ños.

Ade­más, se de­be pro­mo­ver, pro­te­ger y apo­yar la lac­tan­cia ma­ter­na, re­gu­lan­do la pu­bli­ci­dad de su­ce­dá­neos de la le­che ma­ter­na, así co­mo vi­gi­lar la prohi­bi­ción de la ven­ta de ali­men­tos y be­bi­das no sa­lu­da­bles en las es­cue­las.

Tam­bién es ne­ce­sa­rio au­men­tar el im­pues­to a re­fres­cos y di­rec­cio­nar los re­cur­sos re­cau­da­dos a la pro­vi­sión de agua en es­cue­las y es­pa­cios pú­bli­cos.

Es fal­so que co­man de ma­ne­ra po­co sa­lu­da­ble por­que son flo­jos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.