Di­le adiós a la vis­ta can­sa­da

Al Día La Piedad - - SALUD - Ma­ría Fer­nan­da gas­ca

El uso de apa­ra­tos elec­tró­ni­cos por va­rias ho­ras al día o en­fo­car la vis­ta en cier­ta ac­ti­vi­dad, pue­de oca­sio­nar la pres­bi­cia o me­jor co­no­ci­da vis­ta can­sa­da.

Es­te ma­les­tar es de­bi­do al des­gas­te del ojo que po­co a po­co le va res­tan­do fle­xi­bi­li­dad y au­men­ta la di­fi­cul­tar pa­ra po­der en­fo­car ob­je­tos a cor­ta dis­tan­cia.

La apli­ca­ción de len­tes de contacto por cier­to tiem­po y los ejer­ci­cios ocu­la­res de mo­vi­mien­to, son al­gu­nas de las co­sas que se pue­den em­pe­zar a ha­cer pa­ra que es­te pro­ble­ma no avan­ce.

Sin em­bar­go exis­ten unas go­tas ela­bo­ra­das a ba­se de co­la­ge­na­za pa­ra apo­yar con los be­ne­fi­cios.

Tam­bién las lá­gri­mas ar­ti­fi­cia­les pue­den ser­vir pa­ra que las per­so­nas que usan du­ran­te mu­cho tiem­po los apa­ra­tos elec­tró­ni­cos no ten­gan pa­de­ci­mien­to del ojo se­co.

Al­gu­nos of­tal­mó­lo­gos re­co­mien­dan los tra­ta­mien­tos de va­rios días pa­ra re­du­cir la vis­ta can­sa­da, pe­ro los cui­da­dos de­ben de ser cons­tan­tes.

Es­te ti­po de tra­ta­mien­tos tie­ne una du­ra­ción de sie­te días e in­clu­yen ejer­ci­cios de me­mo­ria vi­sual y el uso de len­tes de contacto ya que es­tos mo­di­fi­can la for­ma del ojo y pue­de ser co­rre­gi­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.