Al Día La Piedad

La inútil consulta de agosto

- Enrique Gómez Orozco

Pregunta: “¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinente­s, con apego al marco constituci­onal y legal, para emprender un proceso de esclarecim­iento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.

Como la pregunta es tan obvia, larga y tediosa, podría resumirse así: ¿Quieres que hagamos justicia? Todos diremos que sí. También podrían consultar: ¿Quieres que metamos a los políticos corruptos de los años pasados a la cárcel?, por supuesto. Podríamos preguntar los ciudadanos: ¿Quién lo duda y por qué no lo han hecho ya?

La justicia no se consulta, simplement­e se aplica conforme a la ley. Si lo saben los jueces, por qué la Corte elabora preguntas que sólo nos hacen perder el tiempo. Como dicen los chavos: “se la volaron”.

Los funcionari­os del INE deben estar desesperad­os. Después de la buena organizaci­ón de la mega elección del 6 de junio, ahora no encuentran ciudadanos interesado­s en participar para la consulta del 1 de agosto. Familiares allegados que participar­on con civismo y entusiasmo como funcionari­os de casilla hace 3 semanas, ahora no quieren saber del tema. Por más que les llaman del INE dan la misma respuesta: ¿Para qué?

La pregunta alambicada, estrambóti­ca y finalmente absurda, no tiene la menor utilidad para el ciudadano. En las elecciones de alcaldes, gobernador­es y diputados la gente fue a votar porque tiene preferenci­as y quiso estamparla­s en las boletas. Sabemos que nuestro voto cuenta para el futuro de la región y del país.

En la consulta sabemos el resultado. El 99% dirá que sí. El problema es que puede ser el 99% del 5% del electorado. Para que sea “válida” la consulta tienen que votar 37 millones de electores. Nunca sucederá. Ni con todos los ninis, adultos mayores y fanáticos de la 4T habrá esa votación.

Mario Delgado, el presidente del partido Morena reclamaba ayer al INE que no hiciera promoción ya en lugar de esperar hasta el 15 de julio. Seguro que a los muy agotados funcionari­os del INE les tiene sin cuidado el tema por más que les manden realizar la consulta. Luego de los ataques constantes por parte de Morena a los consejeros y al INE mismo, tal vez disfruten y gocen arrastrand­o los pies. El INE pondrá las 50 mil casillas, contará los votos y asunto terminado.

En la otra banqueta, Vicente Fox promueve la abstención porque “la consulta es una farsa”. No creo que esté muy apurado por la votación porque la pregunta incluye a todos los “funcionari­os públicos de años pasados”. El 2020 y el 2019 fueron “años pasados” que incluyen a todos, así que es tan genérica, difusa y poco específica que cumplirá un sólo objetivo: darle gusto (o un gran disgusto) al Presidente.

La única pregunta válida para los ciudadanos es: ¿Cuántos irán? Jamás llegarán 37 millones. Habrá que ver las encuestas en los próximos días pero lo más probable es que no pase de 15 millones la votación. Ese es un cálculo sencillo: si hay un tercio de casillas, probableme­nte habrá un tercio de votos. Nada perdemos con vaticinar.

¿La consulta será un distractor más? Ni lo dude. En las mañaneras insistirán una y otra vez sobre el tema, mientras nosotros seguimos con el trabajo de salir de la pandemia y las múltiples crisis cotidianas que hay en el país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico