¿Por qué co­mer cru­do?

Ambiance - - All-round Health | Healthy - Por Beatriz Gar­cía

ali­men­tos cru­dos de­ben for­mar al me­nos el 70% de nues­tra ali­men­ta­ción dia­ria. Es­tos pue­den ser fru­tas, ver­du­ras, nue­ces y se­mi­llas que no ha­yan pa­sa­do por pro­ce­sos de ca­lor ma­yor a 42° C, ya que dos de los com­po­nen­tes más im­por­tan­tes pa­ra nues­tra sa­lud se pier­den cuan­do re­ba­san di­cha tem­pe­ra­tu­ra: la vi­ta­mi­na C y las en­zi­mas.

La vi­ta­mi­na C es res­pon­sa­ble de for­ta­le­cer el sis­te­ma in­mu­no­ló­gi­co, que en óp­ti­mas con­di­cio­nes es ca­paz de pre­ve­nir y com­ba­tir cual­quier en­fer­me­dad. Por su par­te, las en­zi­mas per­mi­ten que los pro­ce­sos ce­lu­la­res ocu­rran a la ve­lo­ci­dad ne­ce­sa­ria, sin ellas nues­tras cé­lu­las no fun­cio­na­rían.

Una ma­ne­ra fá­cil de con­su­mir una gran can­ti­dad de ali­men­tos cru­dos du­ran­te el día es in­cor­po­rar al me­nos una por­ción en ca­da co­mi­da. Por ejem­plo, unas re­ba­na­das de ji­to­ma­te o agua­ca­te, un pu­ña­do de ger­mi­na­do, fru­ta fres­ca, un pu­ño de nue­ces o se­mi­llas ac­ti­va­das.

Otra for­ma de ha­cer­lo es en nues­tro de­sa­yuno, y que es­te sea to­tal­men­te cru­do. Al to­mar un ju­go o li­cua­do ver­de es­ta­re­mos cu­brien­do al me­nos el 30% de la in­ges­ta re­co­men­da­da; ade­más, el de­sa­yuno es el mo­men­to en el que el cuer­po ab­sor­be y apro­ve­cha me­jor los nu­trien­tes.

www.le­che­de­co­co.mx bea­[email protected]­che­de­co­co.mx

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.