El Imparcial - Arizona

RUMBO AL ÉXITO

Honor, integridad y responsabi­lidad son las guías que llevan a los jóvenes de New Mexico Military Institute a convertirs­e de adolescent­es a ciudadanos modelo; conoce su propuesta, directamen­te de voz de uno de sus integrante­s.

- POR: BÁRBARA HUIPE

Nivel preparator­ia y dos años de junior college (tronco común de la universida­d) es la oferta educativa de New Mexico Military Institute (NMMI, siglas en inglés), que entre sus atributos principale­s ofrece una estructura militar para la formación de jóvenes líderes. Ubicado en la ciudad de Roswell, Nuevo México, el instituto cuenta con una planta estudianti­l de más de 900 alumnos y alumnas de al menos 33 nacionalid­ades distintas, entre las cuales la

mexicana ocupa casi un 10% de todo el alumnado.

Para conocer la experienci­a, TODO SOBRE ARIZONA platicó con Diego Salido Alejandri, joven hermosille­nse que está por iniciar su quinto ciclo escolar en NMMI; este año él recibirá el cargo militar más alto que existe entre los alumnos del instituto: comandante de Regimiento.

El estudiante de 19 años compartió que al ingresar al instituto existe un proceso de adaptación, en el que los cadetes no tienen permitido tener contacto con el mundo externo por tres semanas; tiempo en el que también tienen princi

palmente entrenamie­nto físico. "Las primeras tres semanas no tienes contacto con tu familia, y sí está difícil pero a la vez te ayuda a desconecta­rte de este mundo y empezar a concentrar­te allá; le echas más ganas, y cuando te devuelven tu teléfono y tu computador­a, ya estás en aquel programa", relató. Uno de los principale­s retos que los cadetes de NMMI afrontan es adaptarse a la estructura militar, que a la vez se traduce en el desarrollo de habilidade­s y su formación como individuos cívicos, complement­ando su formación académica.

"Estás siempre muy apurado, tienes que ser muy organizado: las clases son las mismas que tomas en 'prepa' en cualquier parte: química, ciencias, biología, física, inglés -para aprender a usarlo y escribirlo-, literatura", comentó.

Su código

La vida académica de NMMI es intensa: en busca de la excelencia, dijo, los grupos son de un máximo de 16 alumnos, por lo que como estudiante­s se encuentran atendidos y en confianza para pedir asesoría con los profesores. El deporte y la actividad física son una parte importante de la formación de los chicos y chicas del instituto, es por ello que todos los días los llevan a cabo.

"Sí es pesado, pero no te van a poner a hacer algo que de verdad no puedas hacer, o sea, no hay riesgo de que te vayas a lastimar haciendo algo", aseguró; "hay entrenador­es profesiona­les supervisan­do todo, todo está en sacarte de tu zona de confort y que crezcas". El temple y carácter de los cadetes se guía por el Código de Honor de la institució­n; la organizaci­ón militar permite que los estudiante­s accedan a rangos gracias a sus buenas calificaci­ones y excelente conducta.

"Un cadete no va a mentir, robar ni hacer trampa, son los pilares principale­s de la escuela. Hay una Junta de Honor que está a cargo de penalizar cualquier infracción a ese código, el año pasado me tocó ser el jefe de ese equipo", compartió.

En el nuevo ciclo, Diego tendrá el cargo de comandante de Regimiento, estará a cargo de los más de 900 cadetes de la institució­n y será el contacto entre éstos y las autoridade­s militares de la escuela.

Así como en su momento José, el hermano de Diego graduado de NMMI, le recomendó optar por el instituto para su educación media superior, así él la recomienda. "Por la gente que vas a conocer allá, las amistades que haces ahí se quedan para toda la vida. Para salirte de tu zona de confort, te ayuda mucho a crecer como persona, a ver qué otras opciones hay en el mundo", finalizó.

 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico