RE­NAULT ALASKAN

La me­ta pa­ra la fir­ma ga­la con es­te pro­duc­to no es so­lo in­cur­sio­nar en el te­rreno de las pick-up, sino tam­bién au­men­tar su pre­sen­cia a ni­vel mun­dial.

Automovil Panamericano (México) - - Sumario - POR HÉC­TOR TO­RRES, EN­VIA­DO (PA­RÍS, FRAN­CIA)

La mar­ca del rom­bo quie­re ex­pan­dir sus fron­te­ras, y es­ta pick-up se­rá la aban­de­ra­da.

Re­nault es re­fe­ren­te de ven­tas en Eu­ro­pa, Áfri­ca y cier­tas zo­nas de Su­da­mé­ri­ca, don­de fa­bri­ca y dis­tri­bu­ye una am­plia ga­ma de vehícu­los co­mer­cia­les li­ge­ros co­mo el Kan­goo y Mas­ter. Pa­ra lle­var su ne­go­cio de las es­ca­las re­gio­na­les a las glo­ba­les, ha anun­cia­do un plan de cre­ci­mien­to en el que la Alaskan, que aho­ra ves en imá­ge­nes, jue­ga un pa­pel pro­ta­gó­ni­co y la ra­zón es sim­ple: las pick-ups re­pre­sen­tan un ter­cio de las ven­tas to­ta­les de es­te ti­po de au­to­mó­vi­les. Y si bien la más po­pu­lar en di­cha es­tra­te­gia se­rá una muy clá­si­ca con­fi­gu­ra­ción de uti­li­ta­rio, de ella se des­pren­de­rá es­ta ver­sión de do­ble ca­bi­na más orien­ta­da al con­fort pa­ra cin­co pa­sa­je­ros.

No hay que ha­cer mu­cho exa­men pa­ra ad­ver­tir el pa­ren­tes­co con la NP300 de Nis­san, con la cual efec­ti­va­men­te com­par­te pla­ta­for­ma, un fru­to más co­se­cha­do de la alian­za que sos­tie­nen am­bas com­pa­ñías. El en­car­ga­do de di­so­ciar­la de su sí­mil ja­po­nés en tér­mi­nos de apa­rien­cia ha si­do Lau­rens van der Ac­ker, vi­ce­pre­si­den­te de di­se­ño cor­po­ra­ti­vo, pro­me­tien­do du­ran­te la pre­sen­ta­ción que los cam­bios es­té­ti­cos se res­trin­gi­rían al mí­ni­mo res­pec­to del mo­de­lo de pro­duc­ción y las di­men­sio­nes se­rían las mis­mas. Con to­do y co­mo es na­tu­ral, no es­pe­re­mos ver­las cir­cu­lan­do por las ca­lles con esos enor­mes ri­nes que sí se­rán re­em­pla­za­dos por otros más con­ven­cio­na­les, unos gru­pos óp­ti­cos tan so­fis­ti­ca­dos o in­clu­so esa di­mi­nu­ta pa­rri­lla.

Da­do que se tra­ta­ba de un show car pro­pia­men­te, no se

ahon­dó en información téc­ni­ca. Sí se di­jo en cam­bio que la ofer­ta tan­to me­cá­ni­ca co­mo de ca­rro­ce­rías va­ria­ría de acuer­do al mercado en que ten­ga pues­to su des­tino de ven­ta, por lo que no es atrevido es­pe­cu­lar con que use ele­men­tos de su con­tra­par­te de Nis­san cuan­do lle­gue al país. Es­pe­re­mos equi­vo­car­nos, y en­con­trar un mo­tor de cua­tro ci­lin­dros a die­sel y tur­bo­car­ga­do co­mo sí se ve­rá en otras geo­gra­fías –y co­mo el que ya uti­li­zan otros au­tos de la mar­ca.

Por cier­to, Mé­xi­co se­rá pie­za fun­da­men­tal en es­ta in­tere­san­te apues­ta de Re­nault por con­ce­bir un pro­duc­to glo­bal de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas, pues ade­más de Cór­do­ba (Ar­gen­ti­na) y Bar­ce­lo­na, la nue­va Alaskan se pro­du­ci­rá en CIVAC, Mo­re­los, a par­tir del se­gun­do se­mes­tre de 2016.

Es­ta ini­cia­ti­va ya tu­vo un an­te­ce­den­te, pe­ro con otra pick-up: La Dus­ter Oroch. Desa­rro­lla­da en y pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na, se­rá el otro pi­lar pa­ra in­cre­men­tar la par­ti­ci­pa­ción de la mar­ca en es­te la­do del glo­bo. Aun­que se men­cio­nó que so­lo se­ría ven­di­da en...

MO­DER­NA. Res­pon­sa­bles de su look son los neu­má­ti­cos mon­ta­dos en ri­nes de alea­ción de 21", y tec­no­lo­gía led en los fa­ros y lu­ces tra­se­ras.

Ca­paz. La car­ga útil que po­drá lle­gar a ofre­cer la Alaskan de se­rie se­rá de 1,000 kg.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.