La his­to­ria se re­pi­te

Automovil Panamericano (México) - - Portada - Her­nán Ace­ves Di­rec­tor Edi­to­rial ha­ce­vesc@edi­to­rial.te­le­vi­sa.com.mx

Así co­mo el Mustang fue uno de nues­tros co­ches fa­vo­ri­tos del 2014, adi­vi­na cuál se­rá uno de los pre­fe­ri­dos del 2016. Efec­ti­va­men­te: el Ca­ma­ro, por eso sa­lió en por­ta­da. Pa­re­ce que la ri­va­li­dad en­tre és­tos va a ser por los si­glos de los si­glos. Ha­blar de las si­mi­li­tu­des en­tre ellos, es co­mo leer la lis­ta de coin­ci­den­cias en­tre Abraham Lin­coln y John F. Ken­nedy. Eso de que am­bos fue­ron los se­gun­dos hi­jos de sus pa­dres, los dos fue­ron elec­tos en el ’60 con 100 años de di­fe­ren­cia, de que los ma­ta­ron un día vier­nes, y que a Lin­coln le dis­pa­ra­ron en el Tea­tro Ford y a Ken­nedy den­tro de un au­to Lin­coln (mar­ca per­te­ne­cien­te a Ford), bien po­dría trans­mu­tar­se en los ejem­pla­res de Ford y Che­vro­let. El Mustang sa­lió el 17 de abril de 1964, el Ca­ma­ro, el 29 de sep­tiem­bre de 1966. En­tre el lan­za­mien­to de uno y otro pa­sa­ron 2 años, 5 me­ses. La sex­ta ge­ne­ra­ción del pri­me­ro fue pre­sen­ta­da ofi­cial­men­te el 5 de di­ciem­bre del 2013, la sex­ta del se­gun­do, el 16 de ma­yo de 2015; a lo largo de am­bos lan­za­mien­tos tam­bién trans­cu­rrie­ron 2 años, 5 me­ses. En­tre las pri­me­ras y las úl­ti­mas ge­ne­ra­cio­nes de ca­da uno hay 49 años de mar­gen. Si bien des­de que exis­ten co­mo pony cars siem­pre Ford ha si­do la mar­ca que arries­ga pri­me­ro, cuan­do Che­vro­let to­ma la de­ci­sión lo ha­ce sin de­jar de ana­li­zar has­ta el mí­ni­mo de­ta­lle de su com­pe­ten­cia y se em­pe­ña no por igua­lar­la, sino tam­bién por su­pe­rar­la. Por ejem­plo, en la pri­me­ra ge­ne­ra­ción, el Ca­ma­ro tu­vo ca­si el do­ble de op­cio­nes de mo­to­ri­za­cio­nes y trans­mi­sio­nes; in­clu­so pa­ra arre­ba­tar­le la ma­yor can­ti­dad po­si­ble de se­gui­do­res al Mustang, lle­gó a ofre­cer en su 327 la cifra de 210 HP, la mis­ma po­ten­cia que el 289. Lo mis­mo pa­sa hoy en día. El ejem­plar azul de la por­ta­da 238 con­ta­ba con 435 ca­ba­llos, el Ca­ma­ro de és­ta, que se­ría la ver­sión equi­va­len­te, ofre­ce 455 HP. La op­ción más po­ten­te del Mustang, el GT350, cuen­ta con 526 HP; cuan­do sal­ga el Ca­ma­ro equi­pa­ra­ble, el ZL1, lo ha­rá con los 640 HP del mo­tor del Ca­di­llac CTS V Series. Y así po­dría­mos se­guir­nos to­do el día. Al fi­nal, lo im­por­tan­te es men­cio­nar que am­bos han ido evo­lu­cio­nan­do y mar­can­do la pau­ta en el mun­do de los de­por­ti­vos ame­ri­ca­nos. En el ca­so que nos ocu­pa, el ni­vel de de­di­ca­ción e in­ver­sión que ha re­ci­bi­do –so­bre to­do al do­tar­lo de la pla­ta­for­ma Alp­ha que uti­li­za Ca­di­llac, ca­rac­te­ri­za­da por su am­plio uso de me­ta­les de alta re­sis­ten­cia y alu­mi­nio–, es tal, que en va­rios apar­ta­dos lle­ga a ser la en­vi­dia de mar­cas eu­ro­peas con ex­pe­rien­cia de so­bra en el de­sa­rro­llo de au­tos de al­tas pres­ta­cio­nes. Al­go de es­ta de­di­ca­ción que ha­bla­mos son las 350 ho­ras que se lle­va­ron pa­ra per­fec­cio­nar su ae­ro­di­ná­mi­ca en el tú­nel de vien­to, la sus­pen­sión mag­né­ti­ca que “lee” el as­fal­to li­te­ral­men­te mil ve­ces por se­gun­do pa­ra op­ti­mi­zar en to­do mo­men­to el ajus­te de los amor­ti­gua­do­res, o el Ac­ti­ve Rev Mat­ching que an­ti­ci­pa las re­duc­cio­nes de mar­cha con to­ques al ace­le­ra­dor pa­ra ha­cer los cam­bios más sua­ves (el fa­mo­so pun­ta-ta­lón), y el sis­te­ma de vec­to­ri­za­ción de tor­que que fre­na la llan­ta tra­se­ra in­te­rior a una cur­va pa­ra au­men­tar la agi­li­dad en los tra­zos. No se ha­ble del in­te­rior, en el cual des­ta­can dos pan­ta­llas, una de alta de­fi­ni­ción con los da­tos im­por­tan­tes a sa­ber del au­to y del ca­mino, y otra pa­ra el MyLink. Bueno… trae ya has­ta freno de mano eléc­tri­co. Mi­ra que pa­ra un ame­ri­cano es­to es un sal­to gi­gan­tes­co. En fin, es in­dis­cu­ti­ble­men­te el me­jor Ca­ma­ro de la his­to­ria. Pun­to y apar­te, más allá de es­te ar­tícu­lo pa­sio­nal pa­ra en­tu­sias­tas, cu­rio­sa­men­te –y fue coin­ci­den­cia– en es­tas pá­gi­nas apa­re­ce su con­tra­par­te. El la­do res­pon­sa­ble de la mar­ca: el Volt. Un “eléc­tri­co de ran­go ex­ten­di­do” pa­ra na­da igual de di­ver­ti­do que el Ca­ma­ro, pe­ro sí más in­tere­san­te en cues­tión de tec­no­lo­gía. Dos pro­pues­tas que mues­tran que Che­vro­let tie­ne de to­do pa­ra to­dos. Es­te mes sal­pi­ca­mos un con­te­ni­do muy va­ria­do, vie­nen ca­rros de ga­ma alta y me­dia, de en­tra­da, to­do­te­rreno y de es­par­ci­mien­to. Pe­ro hay dos te­mas que que­re­mos re­co­men­dar­te muy par­ti­cu­lar­men­te. Por un la­do, el de Año Nue­vo, Vi­da Nue­va, que tra­ta del nue­vo rum­bo que va a to­mar el Gru­po Volks­wa­gen a ni­vel mun­dial y que hi­ci­mos en con­jun­to con el equi­po de AU­TO­MÓ­VIL en Ale­ma­nia y Es­pa­ña, in­cor­po­ran­do da­tos e in­for­ma­ción de pri­me­ra mano que no se co­no­cía de es­te la­do del Atlán­ti­co. Y, por otro, el re­fe­ren­te al Nue­vo Re­gla­men­to de Trán­si­to. Ela­bo­ra­mos un re­su­men con los pun­tos más bá­si­cos que de­bes cum­plir y evi­tar pa­ra ser san­cio­na­do; es una es­pe­cie de guía útil que po­drías in­clu­so apren­der de memoria por­que en el DF la po­li­cía es­tá muy es­tric­ta con es­te te­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.