L

Automovil Panamericano (México) - - Reportaje -

a pri­me­ra edi­ción del Bash Road Tour fue una cla­se de rally ex­pe­ri­men­tal, en la que una ma­na­da de sú­per au­tos re­co­rrió la Ciu­dad de Mé­xi­co has­ta Can­cún, pa­ran­do en Pue­bla, Ve­ra­cruz, Tabasco y Quin­ta­na Roo. Es­ta ca­ra­va­na re­sul­tó un éxi­to aun­que, hay que de­cir­lo, va­rios la mi­ra­ron de la­di­to al­go te­me­ro­sos, co­mo es nor­mal, ya que se tra­tó de un even­to ti­po Gum­ball 3000 or­ga­ni­za­do por pri­me­ra vez en nues­tro país. Y co­mo era de es­pe­rar­se, el se­gun­do dio mues­tras de su po­ten­cial, el cual su lí­mi­te es el cie­lo, no so­lo por el ca­li­bre de au­tos co­mo el ex­cén­tri­co McLa­ren 650, y el 458 ne­gro, tam­bién los se­dien­tos bi­tur­bos Mer­ce­des AMG, un GT-R mo­di­fi­ca­do que so­na­ba di­vino, o ese mal­di­to As­ton Mar­tin DB9 que de­ja­ba per­ple­jos a to­dos a su pa­so, o un Z06 y un GT 350 que pu­sie­ron en al­to el múscu­lo ame­ri­cano, sin ol­vi­dar a una pandilla de Pors­che de to­do ti­po, in­clu­so un 911 Tur­bo S re­cién des­em­pa­ca­do pa­ra la ca­rre­ra, o los Sling Shot de Po­la­ris que brin­da­ban va­rie­dad a la co­mi­ti­va, en­tre mu­chos otros. Tam­bién cuen­ta el fil­tro que ha­cen en­tre la gen­te que par­ti­ci­pa, ya que es­to es un rally de ami­gos en el que no so­lo el que tie­ne un ca­rra­zo par­ti­ci­pa, tam­bién son ne­ce­sa­rias la ac­ti­tud y las ga­nas de di­ver­tir­se por cin­co días, du­ran­te los cua­les la ver­güen­za se que­da­rá guar­da­da en las ca­jue­las. Nos atre­ve­mos a de­cir que es­to se ha vuel­to co­mo una sec­ta de esas que nun­ca de­ja­rás, con in­te­gran­tes bue­nos pa­ra la ma­ne­ja­da y me­jo­res pa­ra la fies­ta. Los pue­des lla­mar “Bas­hers”.

La se­gun­da edi­ción de es­te rally fue pre­ce­di­da por un par de track days pa­ra aguan­tar tan lar­ga es­pe­ra, pe­ro por fin se lle­vó a ca­bo sa­lien­do del be­llo puer­to de Ve­ra­cruz pa­ra ter­mi­nar en Puer­to Va­llar­ta (apro­ve­cha­mos es­te es­pa­cio pa­ra agra­de­cer a to­dos los en­ti­da­des que brin­da­ron un apo­yo im­pre­sio­nan­te con con­vo­yes de mo­to­ci­clis­tas “que ni Oba­ma los tie­ne”, y ce­rrar los cen­tros de las ciu­da­des pa­ra ex­hi­bir los au­tos en­tre la eu­fó­ri­ca mul­ti­tud). Tam­bién la Po­li­cía Fe­de­ral cui­dó a los “Bas­hers” en to­do mo­men­to y has­ta los in­ci­ta­ba a co­rrer tras de sus Char­gers con to­rre­ta en­cen­di­da y po­nien­do a prue­ba sus mo­to­res Hemi.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.