No de­jes de dis­fru­tar la bi­ci­cle­ta

Bike (México) - - Minitest Urbano -

Que na­da te de­ten­ga. Tal vez nos dé un po­co más de flojera le­van­tar­nos de la ca­ma si pen­sa­mos en el frío que ha­brá en la mon­ta­ña. Pe­ro aca­tan­do los si­guien­tes con­se­jos, se­gu­ro que va­le la pe­na:

1. CO­MO UNA CE­BO­LLA.

No hay téc­ni­ca más efec­ti­va que la de ves­tir­se con va­rias ca­pas. Es bueno por­que nos aís­la muy bien del frío de la ma­ña­na y por­que nos po­de­mos ir des­pren­dien­do de al­gu­na ca­pa se­gún va­ya ca­len­tan­do el día. Eso sí, una mo­chi­la es im­pres­cin­di­ble pa­ra guar­dar la ro­pa que nos qui­te­mos.

2. MA­NOS.

Los bi­kers más ex­pe­ri­men­ta­dos sa­brán que los pun­tos crí­ti­cos con el frío son los pies y las ma­nos. Pa­ra és­tas, la fi­lo­so­fía de las ca­pas tam­bién apli­ca: lle­va guan­tes. Unos fi­nos fun­cio­na­rán bien so­bre to­do por la tem­po­ra­da, aun­que per­da­mos un po­co de tac­to al fre­na­do es me­jor man­te­ner las ma­nos calientes.

3. PIES.

Por más ex­tra­ño que pa­rez­ca, in­clu­so en pri­ma­ve­ra nos lle­ga­mos a en­con­trar con pi­cos ne­va­dos de­pen­dien­do la mon­ta­ña en que nos aven­tu­re­mos, por eso es im­por­tan­te ro­dar con cal­za­do de ve­rano pa­ra no so­bre­ca­len­tar los pies uti­li­zan­do za­pa­tos de in­vierno mien­tras as­cen­de­mos, pe­ro los de ve­rano de­ben con­tar con un buen cu­bre­za­pa­tos pa­ra que el frío no en­tre. En es­te ca­so, es im­por­tan­te que las za­pa­ti­llas no nos que­den apre­ta­das, ya que si res­trin­gi­mos el flu­jo san­guí­neo, los pies se en­fria­rán más to­da­vía. Siem­pre te­ne­mos que po­der mo­ver li­ge­ra­men­te los de­dos den­tro de los za­pa­tos. Pa­ra los ca­sos más ex­tre­mos, exis­te la po­si­bi­li­dad de ins­ta­lar plan­ti­llas ca­le­fac­ta­bles co­mo en las bo­tas de nie­ve, pe­ro eso no se­rá ne­ce­sa­rio en es­ta tem­po­ra­da del año.

4. ROM­PE­VIEN­TOS.

Una de las pren­das más úti­les pa­ra el biker es un buen rom­pe­vien­tos que nos qui­te­mos y aco­mo­de­mos con fa­ci­li­dad. Se­rá ne­ce­sa­rio des­po­jar­nos de él en las subidas pa­ra no su­dar en ex­ce­so y po­nér­nos­lo en las ba­ja­das.

5. BE­BI­DA CA­LIEN­TE.

Aun­que no aguan­te mu­cho ra­to, es bue­na idea sa­lir con al­gu­na be­bi­da ca­lien­te en la án­fo­ra. Un ca­fé o un té ayu­dan a pa­sar me­nos frío en las ma­ña­nas, es­pe­cial­men­te du­ran­te los pri­me­ros ki­ló­me­tros de la ru­ta, que son en los que ge­ne­ral­men­te se sien­te más fres­co el am­bien­te.

6. NO OL­VI­DAR­SE DE CO­MER Y BE­BER.

No de­be­mos ol­vi­dar­nos de in­ge­rir al­go de lí­qui­do. Con una án­fo­ra ca­da dos ho­ras se­rá su­fi­cien­te. Es ne­ce­sa­rio co­mer al­go ri­co en azú­car ca­da ho­ra y me­dia en un tra­yec­to lar­go.

7. PA­RA­DAS TÉC­NI­CAS.

Una bue­na idea es pla­ni­fi­car una pa­ra­da téc­ni­ca en al­gún res­tau­ran­te pa­ra en­trar en ca­lor ca­da ho­ra y me­dia o dos ho­ras.

8. LLAN­TAS AN­CHAS.

Es­to es ex­clu­si­vo pa­ra los bi­kers que vi­ven en zo­nas don­de hay nie­ve. Pue­den ex­pe­ri­men­tar con rue­das de cla­vos pa­ra se­guir ro­dan­do, aun­que ha­ya hie­lo en el sue­lo. Tam­bién es un buen con­tex­to pa­ra dis­fru­tar de una fat­bi­ke, en ca­so de que la nie­ve sea mu­cha.

9. RU­TAS FÁ­CI­LES.

En con­di­cio­nes at­mos­fé­ri­cas com­pli­ca­das de­be­mos ser muy pru­den­tes a la ho­ra de di­se­ñar nues­tras ru­tas, ya que an­te una even­tua­li­dad, el frío pue­de mag­ni­fi­car­se y dar pie a pro­ble­mas me­cá­ni­cos, caí­das, pér­di­das, etc.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.