La­do B: Ru­bén García

Con un tra­to ami­ga­ble, un ser­vi­cio fle­xi­ble y pre­cios jus­tos, es­te apa­sio­na­do de las le­yes bus­ca pro­te­ger la iden­ti­dad de las star­tups re­gio­mon­ta­nas.

Bizz - - Índice - POR LLIGANY OTADUY

Se­gu­ra­men­te es­cu­chas­te ha­ce po­co de la de­man­da mi­llo­na­ria que ga­nó el ac­tor Gael García a Johnnie Wal­ker por uti­li­zar su nom­bre e ima­gen en un co­mer­cial.aun­que pa­re­cie­ra que a uno nun­ca va a pa­sar­le, es­tas si­tua­cio­nes son más co­mu­nes de lo que pen­sa­mos y no só­lo pa­ra per­so­na­li­da­des de la te­le­vi­sión. En Mon­te­rrey exis­ten ca­da vez más emprendimientos, star­tups y py­mes que, mu­chas ve­ces, es­tán des­in­for­ma­das so­bre la pro­tec­ción le­gal que de­ben cons­truir des­de la in­cu­ba­ción de su pro­yec­to.

“Creo que es un área de mer­ca­do que ha te­ni­do mu­cho au­ge úl­ti­ma­men­te, cuán­tos even­tos no ha­cen ca­da se­ma­na, in­cu­ba­do­ras, las mis­mas uni­ver­si­da­des, es­pa­cios de co­wor­king”, ex­pli­ca Ru­bén García, fun­da­dor de Có­di­ce, con­sul­to­ría de pre­ven­ción le­gal en emprendimientos.

To­dos sa­be­mos que un ne­go­cio re­cién sa­li­do del horno qui­zás no va re­di­tuar lo que uno qui­sie­ra, pe­ro García ex­pli­ca que de­jar de la­do la pro­tec­ción de tu mar­ca es ries­go­so, y más va­le pre­ve­nir que la­men­tar.

“Cuan­do les em­pie­za a ir bien ya exis­te una mar­ca que se pa­re­ce, por­que se to­man en cuen­ta as­pec­tos del so­ni­do, la fo­né­ti­ca, la cla­si­fi­ca­ción en la que se en­cuen­tran las mar­cas. Es­ta­mos acon­se­ján­do­le a los em­pren­de­do­res que pro­te­jan su mar­ca, que que­de re­gis­tra­da con las au­to­ri­da­des co­rres­pon­dien­tes”, men­cio­na.

Pa­ra ayu­dar­los en es­ta la­bor el abo­ga­do bus­ca unir­se con so­cios es­tra­té­gi­cos, co­mo al­gu­nas no­ta­rias que lo han ayu­da­do a ma­ne­jar pre­cios pre­fe­ren­cia­les.

“Si vas con cual­quier otro no­ta­rio a que te con­for­me una so­cie­dad te va sa­lir en­tre ocho y diez mil pe­sos por rea­li­zar­te un do­cu­men­to en don­de te es­ti­pu­len cuál es la so­cie­dad, quié­nes son los so­cios, etc.yo es­toy ma­ne­jan­do apro­xi­ma­da­men­te la mi­tad de ese pre­cio”, des­ta­ca.

Otros abo­ga­dos o des­pa­chos co­bran sus ho­no­ra­rios, la ren­ta de la ofi­ci­na, los suel­dos, los ser­vi­cios, to­do in­clui­do en la fac­tu­ra. La idea de Có­di­ce es ma­ne­jar la re­la­ción a tra­vés de me­dios di­gi­ta­les, email, pá­gi­na web y re­des so­cia­les, evi­tar to­dos esos gas­tos pa­ra que que­de úni­ca­men­te el cos­to de los trá­mi­tes a rea­li­zar y el pa­go de ho­no­ra­rios jus­tos, ac­ce­si­ble pa­ra que los em­pren­de­do­res lo pue­dan ha­cer.

CAM­BIO DE PA­RA­DIG­MA

A fi­na­les de 2015, Ru­bén García co­men­zó a ges­tar la idea de una con­sul­to­ría in­no­va­do­ra en so­lu­cio­nes le­ga­les y pa­ra mar­zo de es­te año ya es­ta­ba arran­can­do con el pro­yec­to.

“Me com­pré un li­bro, El abo­ga­do 3.0, ha­bla de cam­bios de pa­ra­dig­mas, di­gi­ta­li­za­ción del ser­vi­cio, es­te li­bro me ayu­dó mu­cho a abrir la men­te y ver ha­cia dón­de que­ría en­ca­mi­nar el pro­yec­to. Fue una he­rra­mien­ta de ayu­da, más to­da la in­ves­ti­ga­ción que reali­cé”, re­la­ta.

El abo­ga­do ex­pli­ca que a las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes les abu­rre lo tra­di­cio­nal, por ello tra­ta de ma­ne­jar un len­gua­je sin tec­ni­cis­mos. “Si yo me pon­go a ha­blar con tér­mi­nos ju­rí­di­cos y muy téc­ni­cos la gen­te se me va abu­rrir y se me va ir y no va en­ten­der na­da, la idea es ma­ne­jar esa co­mu­ni­ca­ción fle­xi­ble y en­ten­di­ble”, men­cio­na.

Su pro­pó­si­to es cam­biar ese tra­to tra­di­cio­nal de ci­tas en la ofi­ci­na, sa­co, cor­ba­ta y ma­le­tín, pues com­pren­de quién es su pú­bli­co y, él mis­mo co­mo em­pren­de­dor, se sien­te iden­ti­fi­ca­do.

“Quie­ro que me vean co­mo si fue­ra un ami­go, una par­te im­por­tan­te de su tra­ba­jo, que no me vean co­mo el tí­pi­co abo­ga­do cua­dra­do, el chis­te es ge­ne­rar esa con­fian­za con la gen­te em­pren­de­do­ra y con los pe­que­ños ne­go­cios y que se­pan que hay al­ter­na­ti­vas pa­ra sus pro­yec­tos que se pue­den ha­cer de es­ta for­ma y no te­ne­mos que se­guir una lí­nea tan se­ria”.

In­clu­so bro­mea di­cien­do que a ve­ces to­ma el rol de psi­có­lo­go o maes­tro, por­que in­ten­ta ex­pli­car­le a la gen­te cuá­les son las co­sas real­men­te im­por­tan­tes pa­ra su ne­go­cio.

“En­tien­do que pue­de ha­ber des­co­no­ci­mien­to o du­das, la idea es que yo sea esa he­rra­mien­ta que les ayu­de a que esas du­das se em­pie­cen a es­cla­re­cer po­co a po­co”.

Pa­ra pro­mo­ver la pro­tec­ción le­gal en emprendimientos, Ru­bén García ha rea­li­za­do plá­ti­cas en di­fe­ren­tes in­cu­ba­do­ras co­mo Em­pren­da­mos Nue­vo León. Tam­bién co­la­bo­ra con Creo en ella, un gru­po de mu­je­res em­pren­de­do­ras que fo­men­ta el em­po­de­ra­mien­to fe­me­nino.

Ade­más par­ti­ci­pa­rá en unas cáp­su­las con Ne­xo Ban­re­gio, los em­pren­de­do­res ha­rán pre­gun­tas so­bre te­mas le­ga­les por me­dio de hash­tags y Ne­xo y Ru­bén da­rán res­pues­ta a tra­vés de un vi­deo. Pos­te­rior­men­te le gus­ta­ría co­la­bo­rar con ellos en sus even­tos o dan­do plá­ti­cas.

“Quie­ro ser ese so­cio es­tra­té­gi­co o he­rra­mien­ta le­gal, que for­ta­lez­ca des­de el na­ci­mien­to del pro­yec­to de un em­pren­de­dor has­ta su pro­pio desa­rro­llo, si los ayu­do a ini­ciar su pro­yec­to y des­pués de cin­co años em­pie­zan a te­ner mu­chas ne­go­cia­cio­nes y más y más pro­yec­tos, la idea es que re­gre­sen con no­so­tros y di­gan Có­di­ce me ayu­dó, hi­zo buen tra­ba­jo”, pun­tua­li­za Ru­bén.

RU­BÉN GARCÍA, LI­CEN­CIA­DO EN LE­YES POR EL TEC­NO­LÓ­GI­CO DE MON­TE­RREY Y FUN­DA­DOR DE CÓ­DI­CE, IN­NO­VA­CIÓN EN SO­LU­CIO­NES LE­GA­LES.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.