El pe­tró­leo más caro es­pan­ta a unos y be­ne­fi­cia a otros, to­do de­pen­de del la­do en el que es­tés.

● Un cru­do caro es un ar­ma de do­ble fi­lo pa­ra la eco­no­mía mun­dial.

Bloomberg BusinessWeek Mexico - - CONTENIDO - En­da Cu­rran, Rich Mi­ller y Mi­che­lle Jam­ris­ko, con la co­la­bo­ra­ción de Karl Les­ter M Yap, Jes­si­ca Sum­mers y Dan Mur­taugh

Este año, el pre­cio del cru­do ha subido cer­ca de 18 por cien­to y aho­ra co­ti­za al ma­yor ni­vel des­de 2014, de mo­do que mien­tras los paí­ses ex­por­ta­do­res se be­ne­fi­cian de un in­gre­so ines­pe­ra­do, los paí­ses con­su­mi­do­res su­fri­rán las con­se­cuen­cias. Mu­cho de­pen­de de la ra­zón de­trás del al­za. Si se tra­ta de una ofer­ta li­mi­ta­da es ne­ga­ti­vo, pe­ro si sube por la de­man­da, hay cre­ci­mien­to glo­bal. El plan del pre­si­den­te Do­nald Trump de re­ti­rar­se del acuer­do de 2015 pa­ra con­te­ner el pro­gra­ma nu­clear de Irán ha des­per­ta­do una nue­va in­cer­ti­dum­bre. El cru­do se ubi­có por en­ci­ma de 71 dó­la­res jus­to des­pués de que EU di­vul­ga­ra en ma­yo un sor­pre­si­vo des­cen­so en los in­ven­ta­rios de cru­do.

1. ¿Qué sig­ni­fi­ca pa­ra el cre­ci­mien­to glo­bal? La eco­no­mía mun­dial vi­ve su ma­yor re­pun­te des­de 2011 y los pre­cios más al­tos del pe­tró­leo afec­ta­rán los in­gre­sos de las fa­mi­lias y el gas­to del con­su­mi­dor, pe­ro el im­pac­to no se­rá ho­mo­gé­neo. Eu­ro­pa es vul­ne­ra­ble de­bi­do a que el cre­ci­mien­to y la ac­ti­vi­dad industrial ya se es­tán mo­de­ran­do y mu­chos de los paí­ses de la zo­na son im­por­ta­do­res. Chi­na, co­mo el ma­yor im­por­ta­dor, po­dría es­pe­rar un in­cre­men­to de la in­fla­ción. Sin em­bar­go, pa­ra que afec­te de ma­ne­ra im­por­tan­te al cre­ci­mien­to glo­bal los eco­no­mis­tas creen que el pe­tró­leo de­be­ría su­bir más y man­te­ner­se en esos ni­ve­les por más tiem­po.

2. ¿Có­mo afec­ta­rá Irán al mer­ca­do?

Los pre­cios del pe­tró­leo han subido 14 por cien­to este año, la mi­tad de ese au­men­to obe­de­ce, se­gún Bloomberg Eco­no­mics, a una de­man­da mun­dial. El res­to del in­cre­men­to es por la in­ten­si­fi­ca­ción de las ten­sio­nes con Irán y otros pun­tos en la ofer­ta o su­mi­nis­tro. Las san­cio­nes de EU afec­ta­rían las ex­por­ta­cio­nes pe­tro­le­ras ira­níes, pe­ro su im­pac­to glo­bal se mi­ti­ga si au­men­ta la pro­duc­ción en otras zo­nas.

3. ¿Quién ga­na con los pre­cios más al­tos? La ma­yo­ría de los prin­ci­pa­les pro­duc­to­res de pe­tró­leo son eco­no­mías emer­gen­tes. Ara­bia Sau­di­ta li­de­ra con una pro­duc­ción ne­ta que a 2016 re­pre­sen­tó ca­si el 21 por cien­to de su PIB, más del do­ble que la de Ru­sia, el si­guien­te en la lis­ta de los quin­ce prin­ci­pa­les mer­ca­dos emer­gen­tes cla­si­fi­ca­dos por Bloomberg Eco­no­mics. Otros be­ne­fi­cia­dos po­drían ser Ni­ge­ria y Co­lom­bia. El au­men­to en sus in­gre­sos pe­tro­le­ros ayu­da­rá a equi­li­brar los pre­su­pues­tos y

los dé­fi­cits en cuen­ta co­rrien­te, per­mi­tien­do a sus go­bier­nos su­bir el gas­to que es­ti­mu­la­rá la in­ver­sión.

4. ¿Quién pier­de?

In­dia, Chi­na, Tai­wán, Chi­le, Tur­quía, Egip­to y Ucra­nia. Pues pa­gar más por el pe­tró­leo pre­sio­na­rá sus cuen­tas co­rrien­tes y se­rán más vul­ne­ra­bles al au­men­to de las tasas de in­te­rés en EU.

RBC Ca­pi­tal Mar­kets creó un “ín­di­ce de sen­si­bi­li­dad al pe­tró­leo” pa­ra eva­luar las eco­no­mías más ex­pues­tas en Asia y ad­vier­ten que Ma­la­sia, Tai­lan­dia, Chi­na e In­do­ne­sia serían las de ma­yor vo­la­ti­li­dad.

5. ¿Qué sig­ni­fi­ca pa­ra una eco­no­mía co­mo EU? Una subida en los pre­cios del pe­tró­leo re­pre­sen­ta un ries­go me­nor que en el pa­sa­do pa­ra EU gra­cias al au­ge de la pro­duc­ción pe­tro­le­ra de es­quis­to o sha­le. La an­ti­gua re­gla en­tre los eco­no­mis­tas era que un au­men­to sos­te­ni­do de 10 dó­la­res por ba­rril re­du­ci­ría en 0.3 por cien­to el PIB del país al año si­guien­te. Ac­tual­men­te, el im­pac­to es del 0.1 por cien­to, di­ce Mark Zan­di, eco­no­mis­ta je­fe de Moody’s Analy­tics.

A me­di­da que el país se acer­ca al pun­to de in­fle­xión en­tre ser im­por­ta­dor ne­to y ex­por­ta­dor ne­to, hay pre­vi­sio­nes me­nos op­ti­mis­tas. Gre­gory Da­co, je­fe pa­ra EU de Ox­ford Eco­no­mics, di­ce que si el pre­cio del cru­do WTI pro­me­dia 70 dó­la­res el ba­rril este año, el im­pac­to al PIB se­rá del 0.35 por cien­to, es de­cir, el cre­ci­mien­to de EU per­de­rá la mi­tad de la ga­nan­cia de 0.7 pun­tos por­cen­tua­les que ob­ten­dría de los re­cor­tes fis­ca­les apro­ba­dos en 2018.

Los pro­duc­to­res de pe­tró­leo co­mo Da­ko­ta del Nor­te, Te­xas y Wyo­ming de­be­rían be­ne­fi­ciar­se de una ma­yor ac­ti­vi­dad de ex­trac­ción, pe­ro por otro la­do los ho­ga­res más po­bres tie­nen más que per­der. Ellos gas­tan al­re­de­dor del 8 por cien­to de sus in­gre­sos an­tes de im­pues­tos en ga­so­li­na, en com­pa­ra­ción, el quin­til de los que más ga­nan gas­ta uno por cien­to.

6. ¿Cau­sa­rá una ma­yor in­fla­ción en el mun­do? Aun­que la in­fluen­cia de los pre­cios de la ener­gía en las ca­nas­tas de pre­cios al con­su­mi­dor va­ría se­gún la eco­no­mía, la ca­te­go­ría re­pre­sen­ta dos dí­gi­tos en eco­no­mías co­mo In­do­ne­sia, Ma­la­sia y Nue­va Ze­lan­da, se­gún da­tos de RBC Ca­pi­tal Mar­kets.

7. ¿Qué sig­ni­fi­ca pa­ra los ban­cos cen­tra­les? Si un al­za en el pre­cio del pe­tró­leo sube la in­fla­ción, los ban­cos cen­tra­les ten­drán una ra­zón me­nos pa­ra man­te­ner la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria mien­tras la Re­ser­va Fe­de­ral avan­za a po­lí­ti­cas res­tric­ti­vas. En­tre las eco­no­mías más ex­pues­tas, el ban­co cen­tral de la In­dia es­ta­ría en pro­ble­mas por un au­men­to en los pre­cios del cru­do. La ma­yor pre­sión so­bre los pre­cios tam­bién ace­le­ra­ría el en­du­re­ci­mien­to de la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria de Tai­lan­dia e In­do­ne­sia.

8. ¿Qué di­cen nues­tros eco­no­mis­tas?

“El im­pac­to de los pre­cios del pe­tró­leo en la in­fla­ción es me­nor de lo que so­lía ser. A ni­vel ge­ne­ral, la cuo­ta del pe­tró­leo en la ces­ta ener­gé­ti­ca, el gra­do de ato­nía de la eco­no­mía y el uso de con­tro­les de pre­cios y sub­si­dios mo­du­lan el im­pac­to”, di­cen Tom Or­lik y Justin Ji­mé­nez de Bloomberg Eco­no­mics.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.