Mu­chos quie­ren bonos nor­co­rea­nos; na­die los en­cuen­tra

○ Pa­ra apro­ve­char la paz, in­ver­sio­nis­tas bus­can des­cuen­tos en la deu­da del país.

Bloomberg BusinessWeek Mexico - - ECONOMÍA - —Por Sree Vid­ya Bhak­ta­vat­sa­lam, Ben Hui y Marc Cham­pion

El ge­ren­te de fon­dos de co­ber­tu­ra, Ky­le Shin, ha in­ten­ta­do po­ner en sus ma­nos la ra­ra vez ob­te­ni­da deu­da norcoreana que en­tró en ce­se de pa­gos ha­ce más de tres dé­ca­das ya. Shin, y su fir­ma Gen2 Part­ners en Hong Kong que ma­ne­ja un fon­do de co­ber­tu­ra de 720 mi­llo­nes de dó­la­res, creen que los bonos se co­ti­zan a al­re­de­dor de 20 a 30 cen­ta­vos por dó­lar, lo que po­dría sig­ni­fi­car una ga­nan­cia im­pre­vis­ta pa­ra cual­quie­ra que los ten­ga si es que lle­ga a ha­ber un acuer­do de paz en­tre las dos Co­reas. “Si nos reuni­mos, es muy probable que Co­rea del Nor­te ten­ga que re­gre­sar a los mer­ca­dos financieros”, afir­ma Shin, un na­ti­vo de Co­rea del Sur. “Pa­ra vol­ver a los mer­ca­dos financieros, ten­drán que pa­gar los bonos”.

Hay cer­ca de 900 mi­llo­nes de dó­la­res de deu­da pen­dien­te en ca­pi­tal prin­ci­pal o tan­to co­mo 5 mil mi­llo­nes de­pen­dien­do del cálcu­lo de in­tere­ses no pa­ga­dos, se­gún Stuart Cul­ver­hou­se, eco­no­mis­ta en je­fe de Exo­tix Part­ners Ltd., una co­rre­du­ría con se­de en Lon­dres es­pe­cia­li­za­da en va­lo­res en di­fi­cul­ta­des. Shin es­tá tra­tan­do de lo­ca­li­zar a los in­ver­sio­nis­tas que po­seen los bonos y que es­ta­rían en dis­po­si­ción de ven­der­los. Se ha co­mu­ni­ca­do con co­rre­do­res co­mo el ban­co fran­cés BNP Pa­ri­bas SA, que en 1997 ayu­dó a re­em­pa­que­tar apro­xi­ma­da­men­te la mi­tad de la deu­da ban­ca­ria co­mer­cial in­cum­pli­da de Co­rea del Nor­te en bi­lle­tes de­no­mi­na­dos en mar­cos ale­ma­nes y fran­cos sui­zos (No tu­vo suer­te: BNP le di­jo que no tie­ne in­for­ma­ción sobre dón­de ad­qui­rir los bonos).

Los es­pe­cu­la­do­res usan pe­rió­di­ca­men­te esos bonos pa­ra apos­tar a fa­vor del ali­vio de las ten­sio­nes en la Pe­nín­su­la. En 2007, su va­lor subió ca­si 36 por cien­to an­te el op­ti­mis­mo de que Kim Jong Il, ce­de­ría an­te la pre­sión de EU y ac­ce­die­ra a di­vul­gar de­ta­lles del pro­gra­ma de ar­mas ató­mi­cas de su país, di­jo Exo­tix a Bloom­berg News en 2008.

In­clu­so si los in­ver­so­res ubi­can los bonos, es po­si­ble que no los pue­dan com­prar a me­nos que se le­van­ten res­tric­cio­nes. Las san­cio­nes de EU sobre Co­rea del Nor­te han con­ge­la­do el co­mer­cio en el mer­ca­do se­cun­da­rio de la deu­da sin pa­gar del país des­de 2013, de­ta­lla Cul­ver­hou­se. Los pre­cios es­ta­ban en un so­lo dí­gi­to an­tes de que se de­tu­vie­ra la ne­go­cia­ción, pe­ro no hay in­di­cios de lo que se­ría su va­lor en ca­so de que Was­hing­ton to­ma­ra la de­ci­sión de le­van­tar las res­tric­cio­nes. “Has­ta 2013, ha­bía un mer­ca­do ac­ti­vo”, di­ce. “Fue la úni­ca in­ver­sión atrac­ti­va que las fir­mas oc­ci­den­ta­les pudieron ver en Co­rea del Nor­te”.

No del to­do. Des­de la dé­ca­da de los no­ven­ta, se ha es­pe­cu­la­do con es­ta­ble­cer un ga­so­duc­to que lle­ve pro­duc­to de Ru­sia al res­to de la pe­nín­su­la co­rea­na. El gi­gan­te ru­so Gaz­prom PJSC cons­tru­yó una línea has­ta Vla­di­vos­tok, la ciu­dad im­por­tan­te más cer­ca­na a Co­rea del Nor­te y lle­gó a un acuer­do con Pyeong­yang. Sin em­bar­go, el pro­yec­to no pros­pe­ró.

La paz en la pe­nín­su­la po­dría cam­biar eso. “Si me­jo­ra la se­gu­ri­dad en la pe­nín­su­la, po­dría­mos re­vi­sar el pro­yec­to que in­vo­lu­cra a las dos Co­reas y a Ru­sia”, di­jo re­cien­te­men­te el ministro de Asun­tos Ex­te­rio­res de Co­rea del Sur, Kang Kyung-wha.

Un edi­fi­cio de go­bierno en el cen­tro de Pyeong­yang.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.