La TV eu­ro­pea alis­ta la ba­ta­lla vs. Net­flix y HBO

○ Mien­tras los in­tru­sos de EU lle­gan al Vie­jo Con­ti­nen­te con se­ries de gran pre­su­pues­to, las te­le­vi­so­ras de­jan atrás vie­jas ri­va­li­da­des pa­ra com­ba­tir al enemi­go co­mún.

Bloomberg BusinessWeek Mexico - - NEGOCIOS - —Tho­mas Seal, Ste­fan Ni­co­la y Ro­dri­go Orihue­la

Du­ran­te las úl­ti­mas dos dé­ca­das, la em­pre­sa pú­bli­ca es­pa­ño­la RTVE y los ri­va­les pri­va­dos, Me­dia­set Es­pa­ña y Atres­me­dia, han pug­na­do por ga­nar­se los co­ra­zo­nes de los te­le­vi­den­tes con pro­gra­mas de jue­gos, de­por­tes, co­me­dias y no­ti­cie­ros ma­tu­ti­nos. Aho­ra, en un gi­ro ar­gu­men­tal digno de la te­le­no­ve­la más can­den­te, han de­ci­di­do unir­se: es­te ve­rano los ad­ver­sa­rios lan­za­rán Lo­ve­sTV, una pla­ta­for­ma con­jun­ta de strea­ming de 18 ca­na­les con pro­gra­ma­ción de las tres te­le­vi­so­ras. El ob­je­ti­vo es "agre­gar ca­de­nas y ser­vir co­mo un pun­to de en­tra­da co­mún en el mun­do di­gi­tal", di­ce Ar­tu­ro La­rraín­zar, di­rec­tor de es­tra­te­gia de Atres­me­dia.

Una alian­za si­mi­lar se es­tá pro­du­cien­do en to­da Eu­ro­pa, don­de com­pa­ñías otro­ra enemi­gas en Gran Bre­ta­ña, Fran­cia, Ale­ma­nia e Ita­lia de­jan de la­do las ri­va­li­da­des pa­ra co­pro­du­cir pro­gra­mas u ofre­cer con­te­ni­do en línea.

¿La ra­zón? Los in­tru­sos que vie­nen del otro la­do del Atlán­ti­co. Es­te año Net­flix Inc. ha du­pli­ca­do su pre­su­pues­to en pro­gra­ma­ción eu­ro­pea ele­ván­do­lo a mil mi­llo­nes de dó­la­res. Ama­zon.com pron­to ten­drá al me­nos una do­ce­na de se­ries ori­gi­na­les pa­ra Eu­ro­pa, mien­tras que en 2014 so­lo te­nía una. Y tam­bién es­te año HBO Inc. es­tá au­men­tan­do sus ofer­tas de con­te­ni­do no es­ta­dou­ni­den­se en un 40 por cien­to, a 250 ho­ras de pro­gra­mas. Es­tos re­cién lle­ga­dos po­drían pro­vo­car una de­ser­ción ma­si­va de es­pec­ta­do­res a la más có­mo­da web, y las ca­de­nas tra­di­cio­na­les eu­ro­peas es­tán lu­chan­do pa­ra en­con­trar una res­pues­ta. "A los con­su­mi­do­res ya no les im­por­ta dón­de ven nues­tro con­te­ni­do, en­ton­ces ¿por qué se­guir di­bu­jan­do fron­te­ras es­tric­tas en­tre li­neal y no li­neal, fue­ra de línea y en línea?", pre­gun­ta Bert Ha­bets, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de RTL Group, una ca­de­na tra­di­cio­nal que ha lan­za­do si­tios de strea­ming en Fran­cia, Ale­ma­nia y otros cua­tro paí­ses.

Los eu­ro­peos di­cen es­tar emu­lan­do el modelo de Hu­lu LLC, el ser­vi­cio de strea­ming es­ta­dou­ni­den­se pro­pie­dad de los sem­pi­ter­nos an­ta­go­nis­tas Com­cast, Ti­me War­ner, 21st Cen­tury Fox y Walt Dis­ney. Des­de su lan­za­mien­to en 2007, Hu­lu ha cre­ci­do a 20 mi­llo­nes de sus­crip­to­res, que pa­gan en­tre 8 y 40 dó­la­res men­sua­les pa­ra ac­ce­der a cien­tos de pro­gra­mas. Del mis­mo mo­do que las ca­de­nas es­ta­dou­ni­den­ses se han pa­sa­do a In­ter­net pa­ra re­te­ner a los 120 mi­llo­nes de ho­ga­res te­le­vi­den­tes en Es­ta­dos Uni­dos (y los dó­la­res que re­pre­sen­tan), las com­pa­ñías eu­ro­peas di­cen que pue­den cons­truir una pla­ta­for­ma de vi­deo pa­ra evi­tar que los es­pec­ta­do­res emi­gren. "La gen­te quie­re es­ta in­ter­faz abar­can­te. Es con­fu­so te­ner una apli­ca­ción di­fe­ren­te pa­ra ca­da ca­de­na", di­ce Alan Wolk, co­fun­da­dor del si­tio web de aná­li­sis de me­dios TVRev.

Pe­ro cons­truir un Hu­lu en Eu­ro­pa, con su mo­sai­co de idio­mas y re­gu­la­cio­nes, se­rá más com­pli­ca­do que en Es­ta­dos Uni­dos. Los de­re­chos de trans­mi­sión de la ma­yo­ría de los pro­gra­mas se ven­den país por país, por lo que es di­fí­cil ar­mar un ser­vi­cio ho­mo­gé­neo pa­ra to­da la re­gión. Las di­fe­ren­tes re­glas sobre el al­ma­ce­na­mien­to en la nu­be de pro­gra­mas gra­ba­dos (Fran­cia, por ejem­plo, tie­ne nor­mas más re­la­ja­das que Reino Uni­do) po­drían ser un obs­tácu­lo. Y los re­gu­la­do­res ale­ma­nes y bri­tá­ni­cos, ar­gu­yen­do preo­cu­pa­cio­nes an­ti­mo­no­po­lio, han blo­quea­do los es­fuer­zos de coope­ra­ción de las te­le­vi­so­ras. "No creo que sea sen­ci­llo ha­cer una jugada pan­eu­ro­pea", di­ce John Tur­ner, so­cio de la con­sul­to­ra de me­dios OC&C Stra­tegy Con­sul­tants.

Eso no ha im­pe­di­do que las em­pre­sas lo in­ten­ten. En los úl­ti­mos me­ses, el con­glo­me­ra­do ProSie­be­nSat.1 Me­dia SE en Ale­ma­nia se aso­ció con Dis­co­very Inc. (due­ño de la po­pu­lar fr an­qui­cia Eu­ros­port) pa­ra crear un ser­vi­cio lla­ma­do 7TV, y los dos bus­can so­cios en otros paí­ses. En­tre­tan­to, el re­gu­la­dor de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción de Gran Bre­ta­ña ha alen­ta­do una alian­za si­mi­lar en­tre la BBC, ITV y Chan­nel 4. La es­pa­ño­la Lo­ve­sTV ofre­ce­rá strea­ming en di­rec­to de las tres ca­de­nas que la in­te­gran y per­mi­ti­rá que los es­pec­ta­do­res vean pro­gra­mas de la se­ma­na pre­via pa­ra po­ner­se al día con los epi­so­dios que se per­die­ron.

La com­pe­ten­cia lle­ga­da de Es­ta­dos Uni­dos tam­bién ha he­cho que los an­ti­guos ri­va­les del vie­jo con­ti­nen­te sa­cri­fi­quen la ex­clu­si­vi­dad y com­par­tan cos­tos. La BBC y Chan­nel 4 se han aso­cia­do con Hu­lu y AMC Net­work En­ter­tain­ment. Y las te­le­vi­so­ras pú­bli­cas de Fran­cia, Ale­ma­nia e Ita­lia han acor­da­do coope­rar en lo que lla­man pro­gra­mas "más gran­des", afir­man­do que tam­bién da­rían la bien­ve­ni­da a com­pa­ñías de otros paí­ses. "Si com­bi­na­mos nues­tros re­cur­sos po­de­mos te­ner una voz fuer­te en la es­ce­na in­ter­na­cio­nal", ase­gu­ra Delp­hi­ne Er­not­te, di­rec­to­ra de France Té­lé­vi­sions SA, la te­le­vi­sión pú­bli­ca de Fran­cia.

Pe­ro in­clu­so jun­tan­do re­cur­sos, es probable que pier­dan al­gu­nas ba­ta­llas con­tra las em­pre­sas es­ta­dou­ni­den­ses de abun­dan­te li­qui­dez. Net­flix, por ejem­plo, gas­tó unos sie­te mi­llo­nes de dó­la­res en ca­da epi­so­dio de The Crown, apro­xi­ma­da­men­te cin­co ve­ces más de lo que ITV pa­gó por Down­ton Ab­bey. Con tan­to di­ne­ro dis­po­ni­ble “ca­da vez más guio­nis­tas y di­rec­to­res quie­ren tra­ba­jar con las mul­ti­na­cio­na­les”, di­ce Ka­rin von Abrams, ana­lis­ta de la in­ves­ti­ga­do­ra eMar­ke­ter Inc. “Allí la fi­nan­cia­ción es me­jor y de he­cho pue­den ver sus pro­yec­tos con­ver­ti­dos reali­dad.”

Las ca­de­nas, ade­más, en­fren­ta­rán la com­pe­ten­cia de ri­va­les locales, co­mo la pla­ta­for­ma TVP­la­yer en Reino Uni­do (en par­te pro­pie­dad de Hearst Com­mu­ni­ca­tions Inc. y Walt Dis­ney Co.) y la star­tup francesa Mo­lo­tov.TV. Es­ta úl­ti­ma com­pa­ñía tie­ne cin­co mi­llo­nes de usua­rios con una in­ter­faz pa­re­ci­da a Net­flix que ofre­ce tres do­ce­nas de ca­na­les gra­tui­tos y pa­que­tes pré­mium a par­tir de cua­tro eu­ros al mes. El fun­da­dor de Mo­lo­tov, Jean-Da­vid Blanc, di­ce que es­tá en con­ver­sa­cio­nes con com­pa­ñías bri­tá­ni­cas, ale­ma­nas, ita­lia­nas y es­pa­ño­las pa­ra ex­pan­dir­se a esos paí­ses. "Los pro­vee­do­res de con­te­ni­do, los pro­duc­to­res, quie­ren ma­xi­mi­zar sus po­si­bi­li­da­des de en­con­trar a su au­dien­cia", men­cio­na. "En­ton­ces el mun­do es­tá cam­bian­do, ob­via­men­te".

“La gen­te quie­re una in­ter­faz abar­can­te. Es con­fu­so te­ner una apli­ca­ción di­fe­ren­te pa­ra ca­da ca­de­na”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.