PA­GAS MÁS POR LO MIS­MO

En vue­los, cho­co­la­tes, au­tos y mo­da, la gen­te des­em­bol­sa de más.

Bloomberg BusinessWeek Mexico - - NEWS -

Las em­pre­sas ha­cen to­do lo po­si­ble pa­ra que los con­su­mi­do­res gas­ten más. Es­tas son al­gu­nas es­tra­te­gias que se­gui­rán vi­gen­tes.

DROPS: MO­DA A CUEN­TA­GO­TAS

Tras con­ver­tir­se en ne­go­cios mul­ti­mi­llo­na­rios, las mar­cas de lu­jo eu­ro­peas, en­tre ellas Louis Vuit­ton y Bur­berry Group Plc, com­pi­ten pa­ra que la es­ca­sez vuel­va a la ecua­ción. Les lla­man “drops”. Son edi­cio­nes li­mi­ta­das que tie­nen a la Ge­ne­ra­ción Z acam­pan­do pa­ra com­prar pro­duc­tos es­ca­sos y muy desea­dos de mar­cas de éli­te. Es­tán dis­pues­tos a gas­tar 200 dó­la­res en unos te­nis Adi­das "Yeezy" de Kan­ye West.

Bur­berry ha apli­ca­do el sis­te­ma y co­lo­ca sus ca­mi­se­tas y su­da­de­ras en ven­tas flash de 24 ho­ras. Mon­cler SpA ha su­pri­mi­do sus co­lec­cio­nes de pa­sa­re­la pa­ra lan­zar los “drops” men­sual­men­te, co­la­bo­ran­do en edi­cio­nes li­mi­ta­das con va­rios crea­do­res de ten­den­cias, co­mo el di­se­ña­dor ja­po­nés Hi­ros­hi Fu­ji­wa­ra. La apues­ta de las mar­cas es que los com­pra­do­res des­em­bol­sen, por ejem­plo, ca­si 600 dó­la­res por la úl­ti­ma su­da­de­ra de Bur­berry. — Ro­bert Wi­lliams

REDUFLACIÓN: MIS­MO PRE­CIO, ME­NOS PRO­DUC­TO

A ve­ces me­nos es más. So­lo hay que pre­gun­tar­le a las com­pa­ñías que re­du­cen el ta­ma­ño de los pro­duc­tos pa­ra man­te­ner los pre­cios y con­ser­var a sus clien­tes. Con la lla­ma­da reduflación, una es­tra­te­gia uti­li­za­da en pro­duc­tos co­mo he­la­dos y dul­ces, ca­da uni­dad ven­di­da re­por­ta un po­co más de di­ne­ro que an­tes.

En Reino Uni­do, los cho­co­la­tes co­mo el Snic­kers de Mars Inc. se han en­co­gi­do. La mar­ca Häa­ge­nDazs de Nestlé SA re­du­jo el ta­ma­ño de sus re­ci­pien­tes de “me­dio li­tro” de 16 a 14 on­zas, man­te­nien­do los pre­cios. A ve­ces la tác­ti­ca in­clu­so se con­si­de­ra una in­no­va­ción. Co­ca-Co­la Co. in­tro­du­jo bo­te­llas de 8.5 on­zas que pue­den cos­tar has­ta seis ve­ces más por on­za que los re­fres­cos ven­di­dos en pa­que­tes de do­ce la­tas de 12 on­zas. Aun así, las em­pre­sas de­ben ir­se con cui­da­do. Al­gu­nos clien­tes pue­den no­tar los cam­bios y no es­tar con­ten­tos. En 2016, des­pués de que Mon­de­lēz In­ter­na­tio­nal Inc. mo­di­fi­có sus ba­rras pa­ra re­du­cir cos­tos, los con­su­mi­do­res se que­ja­ron en la pá­gi­na de Fa­ce­book de la com­pa­ñía. En 2018, la em­pre­sa vol­vió a su ta­ma­ño ori­gi­nal. —William Mat­his

○ PA­QUE­TES OP­CIO­NA­LES: EL LU­CRA­TI­VO ADE­RE­ZO DE TO­DO VEHÍCU­LO

El me­jor mo­men­to del mer­ca­do au­to­mo­triz de EU so­lo pue­de ver­se por el re­tro­vi­sor. Las ven­tas al­can­za­ron un ré­cord anual ha­ce dos años, y sien­do una in­dus­tria tan cí­cli­ca, es pro­ba­ble que si­ga a la ba­ja en 2019. Sin em­bar­go, De­troit es­tá lo­gran­do ge­ne­rar más in­gre­sos a pe­sar de la dis­mi­nu­ción de las ven­tas. En oc­tu­bre, el vehícu­lo nue­vo pro­me­dio cos­tó más de 37 mil dó­la­res, se­gún los úl­ti­mos da­tos men­sua­les de la fir­ma de análisis del mer­ca­do au­to­mo­tor Ke­lley Blue Book. Eso re­pre­sen­ta un au­men­to del 3 por cien­to res­pec­to al año an­te­rior.

La pre­fe­ren­cia de los con­su­mi­do­res por las SUV y las ca­mio­ne­tas in­flu­ye, pe­ro tam­bién el au­ge de la tec­no­lo­gía y se­gu­ri­dad que las com­pa­ñías ofre­cen en pa­que­tes op­cio­na­les y equi­pa­mien­tos per­so­na­li­za­dos, que pue­den au­men­tar el pre­cio en va­rios mi­les de dó­la­res.

An­tes, los com­pra­do­res des­em­bol­sa­ban di­ne­ro por co­mo­di­da­des co­mo asien­tos de cue­ro o que­ma­co­cos. Úl­ti­ma­men­te, los clien­tes pa­gan por pan­ta­llas tác­ti­les y sis­te­mas de asis­ten­cia pa­ra el con­duc­tor.

Por ejem­plo, la nue­va ca­mio­ne­ta Ram 1500 de Fiat Chrys­ler Au­to­mo­bi­les NV. Aun­que se pue­de ob­te­ner el mo­de­lo bá­si­co por 31 mil 695 dó­la­res, hay que pa­gar más pa­ra con­se­guir la enor­me pan­ta­lla tác­til de 12 pul­ga­das, una op­ción de ca­si 8 mil dó­la­res. —Craig Tru­dell, Keith Naugh­ton y Ga­brie­lle Cop­po­la

TU­RIS­TA PRE­MIUM: PA­RA LOS QUE NO PUE­DEN PA­GAR LA CLA­SE EJE­CU­TI­VA

Las di­ver­sas ve­ja­cio­nes que ofre­cen las ae­ro­lí­neas de­jan a mu­chos via­je­ros in­fe­li­ces. Y co­mo la cla­se eje­cu­ti­va ca­da vez más lu­jo­sa es de­ma­sia­do ca­ra pa­ra la ma­yo­ría de los via­je­ros, las ae­ro­lí­neas de EU ya ofre­cen la cla­se “tu­ris­ta pre­mium” en mu­chos vue­los in­ter­na­cio­na­les.

En tér­mi­nos fi­nan­cie­ros, esa cla­se es un au­tén­ti­co jon­rón pa­ra la ma­yo­ría de las com­pa­ñías que la ofer­tan: el pre­cio es ca­si el do­ble de la tu­ris­ta re­gu­lar, mien­tras que el cos­to que le sig­ni­fi­ca a las ae­ro­lí­neas unos po­cos cen­tí­me­tros ex­tra de es­pa­cio pa­ra las pier­nas, co­mi­das li­ge­ra­men­te más agra­da­bles y pan­ta­llas más gran­des no es­tá muy por en­ci­ma de lo que gas­tan equi­pan­do a la cla­se tu­ris­ta. —Jus­tin Bach­man

○TA­SA RO­SA: QUE LAS MU­JE­RES PA­GUEN MÁS

Al­gu­nos co­bran pre­cios más al­tos así: des­ti­nan el pro­duc­to a las mu­je­res. Un es­tu­dio rea­li­za­do por el De­par­ta­men­to de Asun­tos del Con­su­mi­dor de la Ciu­dad de Nue­va York des­cu­brió que las mu­je­res pa­gan 13 por cien­to más que los hom­bres por pro­duc­tos de cui­da­do per­so­nal. El mi­no­ris­ta en lí­nea Bo­xed.com ha di­cho que, gra­cias a es­ta "ta­sa ro­sa", las mu­je­res a ve­ces pa­gan por uni­dad o por on­za has­ta el do­ble del pre­cio de las cu­chi­llas de afei­tar, el 10 por cien­to más por el ja­bón cor­po­ral y el 8 por cien­to más por el des­odo­ran­te. Co­mo par­te de su es­tra­te­gia de mar­ke­ting, Bo­xed re­du­ce el pre­cio de esos ar­tícu­los pa­ra com­pen­sar esa es­pe­cie de im­pues­to de gé­ne­ro y eti­que­ta los pro­duc­tos co­mo "li­bres de im­pues­to ro­sa" en su si­tio web. —Ja­mes E. Ellis

La Ram 1500 2019 tie­ne una enor­me pan­ta­lla tác­til.

Los te­nis "Yeezy", de Adi­das, cues­tan cer­ca de 200 dó­la­res.

Ame­ri­can Air­li­nes lan­zó su cla­se tu­ris­ta pre­mium en 2016.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.