CER­VE­ZA DE CAN­NA­BIS

Las em­pre­sas ha­rán más tra­gos con ma­ri­gua­na en 2019.

Bloomberg BusinessWeek Mexico - - NEWS - — Will Mat­his y Tho­mas Buc­kle

Brian At­hai­de es­ta­ba en su ofi­ci­na en Grimsby, On­ta­rio, cuan­do en oc­tu­bre de 2017 tras­cen­dió la no­ti­cia de que Cons­te­lla­tion Brands Inc., el fa­bri­can­te de la cer­ve­za Co­ro­na, in­ver­ti­ría en Ca­nopy Growth Corp. en un pac­to que va­lo­ra­ba a es­ta com­pa­ñía de can­na­bis en 2 mil mi­llo­nes de dó­la­res. At­hai­de, quien fue di­rec­tor fi­nan­cie­ro de la com­pa­ñía An­drew Pe­ller Ltd., com­pren­dió que es­ta­ba en el ne­go­cio equi­vo­ca­do. "Mi te­lé­fono co­men­zó a so­nar con di­fe­ren­tes em­pre­sas de can­na­bis que que­rían ha­cer acuer­dos si­mi­la­res", re­cuer­da. “¿Quie­ro es­tar en una in­dus­tria en de­cli­ve o quie­ro es­tar don­de hay cre­ci­mien­to?”, se pre­gun­tó.

At­hai­de eli­gió lo se­gun­do. Aho­ra es di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Green Or­ga­nic Dutch­man Hol­dings Ltd., una com­pa­ñía en On­ta­rio que bus­ca ha­cer be­bi­das de ma­ri­gua­na. Aun­que Green Or­ga­nic aún no es­tá en las tien­das, sus ac­cio­nes ya va­len 757 mi­llo­nes de dó­la­res. El éxi­to de la com­pa­ñía es el re­sul­ta­do del in­te­rés de la in­dus­tria de las be­bi­das tra­di­cio­na­les en las que es­tán he­chas con can­na­bis.

En 2019 ve­re­mos la ten­den­cia. Mien­tras Ca­na­dá le­ga­li­zó la dro­ga en oc­tu­bre, los co­mes­ti­bles sal­drán a la ven­ta den­tro de diez me­ses. Esa pers­pec­ti­va, jun­to a un re­la­ja­mien­to de las res­tric­cio­nes pa­ra su con­su­mo en es­ta­dos de EU, Reino Uni­do y otros lu­ga­res, ha atraí­do a va­rios gran­des del mun­do de las be­bi­das. Cons­te­lla­tion subió su in­ver­sión en Ca­nopy de 200 mi­llo­nes a 3 mil 800 mi­llo­nes de dó­la­res. Mol­son Coors Bre­wing Co. em­pren­dió una em­pre­sa con­jun­ta con He­xo Corp. pa­ra ven­der be­bi­das de can­na­bis sin al­cohol. Y Co­ca-Co­la Co. tie­ne in­te­rés en las be­bi­das con can­na­bi­diol, el com­po­nen­te no psi­coac­ti­vo de la ma­ri­gua­na que ali­via el do­lor pe­ro no te dro­ga.

La­gu­ni­tas, de Hei­ne­ken NV, co­men­zó a ven­der en Ca­li­for­nia agua car­bo­na­ta­da in­fu­sio­na­da con can­na­bis, mien­tras que la com­pa­ñía Can­na­bis Co. co­mer­cia­li­za una gi­ne­bra con ter­pe­nos de ma­ri­gua­na pa­ra dar­le sa­bor. Es­tas in­ver­sio­nes son par­te de un es­fuer­zo por par­ti­ci­par en un mer­ca­do le­gal que al­can­za­ría los 150 mil mi­llo­nes de dó­la­res anua­les, se­gún Roth Ca­pi­tal Part­ners LLC.

Es­tos acuer­dos y aso­cia­cio­nes pro­me­ten ofre­cer pro­duc­tos, des­de cóc­te­les em­bria­ga­do­res y be­bi­das de­por­ti­vas has­ta tés in­duc­to­res del sue­ño.

Sin em­bar­go, an­tes de que las per­so­nas cam­bien el lú­pu­lo por el cá­ña­mo, los pro­duc­to­res de­be­rán desa­rro­llar me­jo­res re­ce­tas. "Son as­que­ro­sas", di­ce el CEO de Ca­nopy, Bruce Lin­ton. "Fre­cuen­te­men­te le aña­den co­sas pa­ra en­mas­ca­rar el mal sa­bor".

Otra com­pli­ca­ción es que la ma­ri­gua­na tar­da más que el al­cohol en di­ge­rir­se y ha­cer efec­to por­que los can­na­bi­noi­des no son so­lu­bles en agua, sino en gra­sa. En opinión de Pe­ter McDo­nough, otro­ra res­pon­sa­ble de mar­ke­ting e in­no­va­ción pa­ra Dia­geo Plc en Nor­tea­mé­ri­ca y hoy par­te de la jun­ta di­rec­ti­va de Trait Bios­cien­ces Inc., el desafío que tie­nen las com­pa­ñías de can­na­bis es que ne­ce­si­tan crear una ex­pe­rien­cia más pre­de­ci­ble, y ne­ce­si­tan ha­llar for­mas pa­ra que las per­so­nas cal­cu­len la do­sis.

Ade­más de los mi­les de mi­llo­nes de dó­la­res en in­ver­sión, la con­fluen­cia de in­dus­trias atrae ta­len­tos de las com­pa­ñías de be­bi­das tra­di­cio­na­les. Vic­tor Je­rez, ex­je­fe de es­tra­te­gia de la des­ti­le­ría es­co­ce­sa William Grant & Sons Ltd., re­nun­ció pa­ra tra­ba­jar con can­na­bis. Ch­ris Burg­grae­ve, ex­di­rec­tor de mar­ke­ting de An­heu­ser-Busch InBev

NV, di­mi­tió pa­ra in­ver­tir en com­pa­ñías de ese ra­mo.

Es­ta trans­fe­ren­cia de co­no­ci­mien­tos y la pe­ri­cia en mer­ca­do­tec­nia de la in­dus­tria de las be­bi­das a una dro­ga que es­tá prohi­bi­da en gran par­te de

EU, Eu­ro­pa y otras par­tes del mun­do alar­ma a opo­si­to­res de la le­ga­li­za­ción.

Ke­vin Sa­bet, di­rec­tor del gru­po ca­bil­de­ro es­ta­dou­ni­den­se Smart Ap­proa­ches to Ma­ri­jua­na. La do­sis es una preo­cu­pa­ción cla­ve, por­que el ex­trac­to de can­na­bis pue­de te­ner una pu­re­za de 90 por cien­to.

Los usua­rios po­drán ele­gir el es­ta­do de áni­mo que com­bi­ne con la no­che que desean, de acuer­do con Cam Battley, el di­rec­tor cor­po­ra­ti­vo de Au­ro­ra Can­na­bis Inc. Un pro­duc­to de can­na­bis po­dría ayu­dar al usua­rio a te­ner una des­in­hi­bi­da no­che so­cial con ami­gos.

mi­llo­nes de dó­la­res va­len las ac­cio­nes de Green Or­ga­nic, aún sin pre­sen­cia en las tien­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.