Dis­yun­ti­va ali­men­ta­ria

Cambio - - ACTUALIDAD -

Se­gún la FAO, la co­mi­da que se ven­de en la ca­lle re­pre­sen­ta una par­te im­por­tan­te del con­su­mo ur­bano de ali­men­tos dia­rios pa­ra mi­llo­nes de con­su­mi­do­res de in­gre­sos ba­jos y me­dios en las zo­nas ur­ba­nas. Pa­ra un gran nú­me­ro de per­so­nas, los ali­men­tos ca­lle­je­ros pue­den ser el me­dio me­nos cos­to­so y más ac­ce­si­ble de ob­te­ner una co­mi­da ba­lan­cea­da a ni­vel nu­tri­cio­nal fue­ra del ho­gar, siem­pre y cuan­do es­tén in­for­ma­das y sean ca­pa­ces de es­co­ger una apro­pia­da com­bi­na­ción de los mis­mos.

La pre­pa­ra­ción de la co­mi­da callejera y su ven­ta pro­por­cio­nan una fuen­te re­gu­lar de in­gre­sos a mi­llo­nes de hom­bres y mu­je­res de los paí­ses en desa­rro­llo con es­ca­sa edu­ca­ción o con ha­bi­li­da­des li­mi­ta­das, es­pe­cial­men­te por­que la ac­ti­vi­dad re­quie­re una ba­ja in­ver­sión ini­cial.

En la ac­tua­li­dad, las au­to­ri­da­des lo­ca­les, las or­ga­ni­za­cio­nes in­ter­na­cio­na­les y las aso­cia­cio­nes de con­su­mi­do­res son ca­da vez más cons­cien­tes de la im­por­tan­cia so­cio­eco­nó­mi­ca de los ali­men­tos ven­di­dos en las ca­lles, pe­ro tam­bién de sus ries­gos.

La prin­ci­pal preo­cu­pa­ción se re­fie­re a la inocui­dad de di­cha co­mi­da, pe­ro tam­bién se pre­sen­tan otros pro­ble­mas, co­mo las cues­tio­nes re­la­cio­na­das con la sa­ni­dad (acu­mu­la­ción de desechos en las ca­lles y con­ges­tión de los desagües), los em­bo­te­lla­mien­tos en la ciu­dad pro­vo­ca­dos tam­bién por los pea­to­nes (ocu­pa­ción de las ace­ras por los ven­de­do­res am­bu­lan­tes y ac­ci­den­tes de trán­si­to), la ocu­pa­ción ile­gal del es­pa­cio pú­bli­co o pri­va­do y los pro­ble­mas so­cia­les (mano de obra in­fan­til, com­pe­ten­cia des­leal con el co­mer­cio for­mal, et­cé­te­ra).

Si bien mu­chos con­su­mi­do­res le atri­bu­yen im­por­tan­cia a la hi­gie­ne cuan­do es­co­gen su ven­de­dor de ali­men­tos en la ca­lle, con fre­cuen­cia no tie­nen con­cien­cia de los ries­gos pa­ra la sa­lud que di­chos ali­men­tos con­lle­van.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.