Crí­me­nes re­sol­ver por

Ca­nal On­ce pro­du­ce una ori­gi­nal se­rie de sus­pen­so, pro­ta­go­ni­za­da por los ac­to­res Ra­fael Sán­chez Na­va­rro y Krist­yan Fe­rrer; es­te th­ri­ller po­li­cia­co mar­ca el de­but co­mo di­rec­tor y guio­nis­ta del joven ci­neas­ta Javier So­lór­zano Ca­sa­rín

Cambio - - CINE & SERIES - POR DAVID GUTIÉRREZ

En su apues­ta por ofre­cer un con­te­ni­do in­te­li­gen­te y di­fe­ren­te a su au­dien­cia, Ca­nal On­ce, del Ins­ti­tu­to Po­li­téc­ni­co Na­cio­nal (IPN), es­tre­na­rá es­te miér­co­les 7 de no­viem­bre la pro­duc­ción ori­gi­nal Guar­dia-gar­cía, pri­me­ra se­rie de mis­te­rio e in­tri­ga de la emi­so­ra pú­bli­ca me­xi­ca­na.

“Guar­dia-gar­cía es una se­rie so­bre in­ves­ti­ga­ción y cri­mi­na­li­dad con una pa­re­ja de in­ves­ti­ga­do­res fo­ren­ses, en­fren­ta­dos por la di­fe­ren­cia de eda­des, per­so­na­li­da­des, ex­pe­rien­cia –o la fal­ta de ella– en el ám­bi­to laboral”, afir­ma Ji­me­na Sal­da­ña, di­rec­to­ra de Ca­nal On­ce.

El elen­co del th­ri­ller po­li­cia­co es en­ca­be­za­do por el pri­mer ac­tor Ra­fael Sán­chez Na­va­rro (Al­fon­so Guar­dia) y el joven eje­cu­tan­te Krist­yan Fe­rrer (Jo­nás Gar­cía), quie­nes ba­jo la pre­mi­sa de que an­tes de com­pren­der la vi­da y sus prin­ci­pios hay que en­ten­der la muer­te, de­ben re­sol­ver los som­bríos ca­sos de vio­len­cia que se les pre­sen­ten.

Sal­da­ña co­men­ta que, en co­pro­duc­ción con la em­pre­sa North Films, se pre­pa­ra­ron con el fin de en­ten­der có­mo se rea­li­za la in­ves­ti­ga­ción cri­mi­nal co­ti­dia­na­men­te, por lo que con­sul­ta­ron a cri­mi­nó­lo­gos, fo­tó­gra­fos y mé­di­cos fo­ren­ses, en­tre otros es­pe­cia­lis­tas, pa­ra es­cri­bir his­to­rias que fue­ran in­creí­bles y a la vez im­pac­tan­tes.

“Se tra­ta de un te­ma sen­si­ble en el con­tex­to ac­tual, e in­va­ria­ble­men­te nos lle­va­rá a la re­fle­xión so­bre las téc­ni­cas, la for­ma­ción de equi­pos y los avan­ces cien­tí­fi­cos apli­ca­dos a la re­so­lu­ción de los ca­sos en el país”, cuen­ta Ji­me­na.

La di­rec­to­ra del Ca­nal On­ce tam­bién re­la­ta que mu­chas lo­ca­cio­nes fue­ron se­lec­cio­na­das con el pro­pó­si­to de lo­grar at­mós­fe­ras pro­pi­cias pa­ra la se­rie, con el fin de ubi­car­se en un tiem­po in­de­fi­ni­do y re­fle­jar al ai­re el mis­te­rio que re­quie­re es­ta pro­duc­ción.

El pú­bli­co po­drá ver en pan­ta­lla la Be­ne­mé­ri­ta Escuela Na­cio­nal de Maes­tros, ins­ta­la­cio­nes hos­pi­ta­la­rias en va­rios pun­tos de la Ciu­dad de Mé­xi­co, el Es­ta­do de Mé­xi­co, Que­ré­ta­ro e in­clu­so la zo­na de La Mar­que­sa.

“El gé­ne­ro de la in­ves­ti­ga­ción po­li­cia­ca siem­pre ha te­ni­do un gran pú­bli­co, así que el gran re­to al que nos en­fren­ta­mos es ha­cer al­go dis­tin­to, y me pa­re­ce que se ha lo­gra­do en es­ta se­rie”, nos di­ce por su par­te el ac­tor Ra­fael Sán­chez Na­va­rro.

La idea ori­gi­nal del pro­yec­to te­le­vi­si­vo co­rre a car­go del ci­neas­ta me­xi­cano Javier So­lór­zano Ca­sa­rín (hi­jo del pe­rio­dis­ta Javier So­lór­zano), quien se­ña­la que la se­rie re­fle­xio­na so­bre la con­di­ción hu­ma­na y el tra­ba­jo de in­ves­ti­ga­do­res, cri­mi­nó­lo­gos, mé­di­cos fo­ren­ses y otros es­pe­cia­lis­tas en la bús­que­da de cap­tu­rar a ho­mi­ci­das.

“Es un pro­yec­to que me emo­cio­na mu­cho. Creo que el th­ri­ller psi­co­ló­gi­co es uni­ver­sal, tie­ne re­so­nan­cia con cual­quier có­di­go social y se en­tien­de en to­dos la­dos. Es por ello que a par­tir de pe­lí­cu­las co­mo Zo­dia­co di­je: creo que es­ta­ría pa­dre en­con­trar la ma­ne­ra de ha­cer al­go pa­re­ci­do, pe­ro que ten­ga que ver con el con­tex­to y la reali­dad de es­te país”, de­ta­lla So­lór­zano Ca­sa­rín so­bre el ori­gen de la se­rie, la cual co­men­zó a es­cri­bir ha­ce seis años.

Ade­más –aña­de So­lór­zano– la se­rie bus­ca re­tra­tar en la pan­ta­lla chica aque­llo que mo­ti­va dia­ria­men­te a un fo­ren­se a ver un cuer­po des­cuar­ti­za­do o mu­ti­la­do y re­sol­ver ese ca­so.

“Des­de un prin­ci­pio esa idea me lla­mó mu­cho la aten­ción, por lo que di­je: quiero con­tar una his­to­ria so­bre eso, es de­cir, qué le ha­ce a un ser hu­mano de­di­car­se y ver eso día y no­che; có­mo le ha­ce en su vi­da per­so­nal y paz men­tal, a par­tir de ahí na­ció to­do”, ex­pli­ca el di­rec­tor y pro­duc­tor.

So­lór­zano afir­ma que el con­tra­pun­to de esa idea es­tá en sus per­so­na­jes, quie­nes son el ele­men­to que le da “sa­bor, tex­tu­ra y co­lor a la his­to­ria”.

TE­RA­PIA DE CHO­QUE

El joven ac­tor Krist­yan Fe­rrer, quien ha si­do tres ve­ces no­mi­na­do al pre­mio Ariel por su tra­ba­jo en el ci­ne me­xi­cano y aho­ra pro­ta­go­ni­za Guar­dia-gar­cía, acep­tó par­ti­ci­par en es­ta se­rie por­que, ade­más del re­to his­trió­ni­co que le sig­ni­fi­ca, vio la opor­tu­ni­dad de su­pe­rar un trau­ma per­so­nal que lo per­si­gue des­de ha­ce dos años, cuan­do es­tu­vo a pun­to de mo­rir en un asal­to con vio­len­cia.

“Ha­ce un par de años me ba­ja­ron de mi co­che, me gol­pea­ron, me ame­na­za­ron, cor­ta­ron car­tu­cho en mi ca­be­za y, a par­tir de ahí, me vino una eta­pa de an­sie­dad que ter­mi­nó en ata­ques de pá­ni­co”, re­ve­la el ac­tor ori­gi­na­rio de Ciu­dad Ne­zahual­có­yotl.

Fe­rrer di­jo que, a raíz de ese ata­que, tam­bién co­men­zó a re­ci­bir ame­na­zas de muer­te, por lo que tu­vo que mu­dar­se de ca­sa. In­clu­so, cuan­do le con­sul­tó a su psi­có­lo­go si de­bía acep­tar o no el tra­ba­jo en la se­rie de Ca­nal On­ce, es­te le re­co­men­dó acep­tar, pues así po­dría en­fren­tar su mie­do a la muer­te.

“En­fren­tar­me en fic­ción a lo que vi­ví ha si­do muy di­fí­cil, mi per­so­na­je mu­chas ve­ces es­tá al bor­de de la muer­te, y el jue­go men­tal aho­ra me lo to­mo muy en se­rio, pues las en­fer­me­da­des de es­ta ín­do­le es­tán a la or­den del día”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.