Arri­ba del ring

Lue­go de su pa­so por el Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Mo­re­lia, lle­ga a to­do el país Ba­yo­ne­ta, una pe­lí­cu­la pro­ta­go­ni­za­da por Luis Ge­rar­do Mén­dez, quien se aleja de la co­me­dia y man­tie­ne la ex­pec­ta­ti­va de su pú­bli­co y de la crí­ti­ca

Cambio - - CINE & SERIES - POR DA­VID GU­TIÉ­RREZ

Pa­ra el re­co­no­ci­do ac­tor me­xi­cano Luis Ge­rar­do Mén­dez, in­ter­pre­tar su más re­cien­te pa­pel del bo­xea­dor Mi­guel Ga­lín­dez, en la pe­lí­cu­la Ba­yo­ne­ta, del di­rec­tor Kyz­za Te­rra­zas, re­pre­sen­tó to­do un re­to en su ca­rre­ra pues, ase­gu­ró, se tra­ta de un per­so­na­je que es­ta­ba com­ple­ta­men­te ale­ja­do de su per­so­na­li­dad, siem­pre pa­ci­fis­ta.

“Kyz­za me dio el guion ha­ce co­mo tres años. Des­de que lo leí sal­té y le di­je que sí, pues me pa­re­cía muy in­tere­san­te la po­si­bi­li­dad de ha­cer a un bo­xea­dor, so­bre to­do por­que po­cos per­so­na­jes se­rían tan opues­tos y dis­tan­tes a mí, en el sen­ti­do de que soy bas­tan­te pa­cí­fi­co. Nun­ca en mi vi­da ha­bía sol­ta­do ni re­ci­bi­do un gol­pe, por lo me­nos has­ta an­tes de em­pe­zar a en­tre­nar pa­ra la cin­ta. Es más, ge­ne­ral­men­te cuan­do al­guien me ve feo en la ca­lle, me cam­bio de ace­ra”, me cuen­ta Luis Ge­rar­do Mén­dez.

Tras con­cre­tar los acuer­dos pa­ra par­ti­ci­par en la cin­ta, una co­pro­duc­ción en­tre Mé­xi­co y Fin­lan­dia, Luis Ge­rar­do tu­vo un ri­gu­ro­so en­tre­na­mien­to bo­xís­ti­co pro­fe­sio­nal que du­ró más de cin­co me­ses, en los que tu­vo co­mo com­pa­ñe­ro a Ra­món Eu­ro­za, quien fue spa­rring de uno de los 10 me­jo­res pu­gi­lis­tas en la his­to­ria del bo­xeo mun­dial: Ju­lio Cé­sar Chá­vez.

“To­do eso fue muy atra­yen­te, pe­ro tam­bién muy du­ro, so­bre to­do por los en­tre­na­mien­tos, las co­reo­gra­fías e in­clu­so el cam­bio fí­si­co. Lo más in­tere­san­te al crear mi per­so­na­je fue tra­tar de en­trar en la ca­be­za de los bo­xea­do­res, es de­cir, en­ten­der que el ring es el úni­co lu­gar don­de ma­tar a al­guien es le­gal. En­ton­ces, en­ten­der eso y bajarlo al cuer­po fue muy com­ple­jo”, apun­ta.

Gra­cias a la pro­duc­ción, Luis Ge­rar­do tu­vo la po­si­bi­li­dad de acer­car­se y pla­ti­car con gran­des fi­gu­ras del bo­xeo pro­fe­sio­na­les, co­mo Érik El Te­rri­ble Mo­ra­les y Da­niel Za­ra­go­za, lo que le per­mi­tió al ac­tor en­ten­der más el pu­gi­lis­mo y aden­trar­se en su pa­pel: un per­so­na­je exi­lia­do en Fin­lan­dia de­bi­do al sen­ti­mien­to de cul­pa por una muer­te arri­ba del ring.

Al tra­tar­se de una co­pro­duc­ción in­ter­na­cio­nal Mé­xi­co-fin­lan­dia, Ba­yo­ne­ta se gra­bó en va­rias re­gio­nes gé­li­das del país nór­di­co, lo que tam­bién re­pre­sen­tó un gran re­to pa­ra Luis Ge­rar­do.

“Ha­bía mu­chas es­ce­nas en la no­che, y tras de­cir cor­te, ve­nían co­mo seis fin­lan­de­ses a dar­me pal­ma­das en la es­pal­da pa­ra ca­len­tar­me, por­que es­tá­ba­mos fil­man­do a me­nos 20 gra­dos Cel­sius. Ade­más, al­go que me pa­re­ció in­tere­san­te fue la ma­ne­ra de tra­ba­jar de los fin­lan­de­ses, pues es un país en don­de to­do tie­ne re­glas muy cla­ras y es­tric­tas, al­go que es muy dis­tin­to cuan­do gra­bas en Mé­xi­co”, cuen­ta el ac­tor.

Luis Ge­rar­do Mén­dez re­co­no­ce que an­tes de rea­li­zar es­ta pe­lí­cu­la no era fer­vien­te se­gui­dor del de­por­te del bo­xeo; sin em­bar­go, tras la gra­ba­ción, los en­tre­na­mien­tos y las char­las con los ex­bo­xea­do­res, ad­qui­rió un pro­fun­do res­pe­to por es­ta pro­fe­sión.

“El bo­xeo tie­ne mu­chos cla­ros­cu­ros, pe­ro de ma­ne­ra par­ti­cu­lar me pa­re­ce que los bo­xea­do­res ha­cen al­go ex­tra­or­di­na­rio con su vi­da y con lo que ha­cen en el ring”, ex­ter­na el ac­tor.

Con­si­de­ra que el box es, fi­nal­men­te, una puer­ta de sa­li­da pa­ra mu­chos jó­ve­nes, par­ti­cu­lar­men­te en Mé­xi­co –un país ex­por­ta­dor de un sin­fín de bo­xea­do­res des­de ha­ce va­rias dé­ca­das.

“Par­ti­cu­lar­men­te, en Ti­jua­na mu­chas ve­ces el box es la úni­ca puer­ta de sa­li­da de la po­bre­za, de un am­bien­te tó­xi­co o de una adic­ción. Al fi­nal me pa­re­cía un via­je in­tere­san­te po­der en­trar­le a eso con es­ta pe­lí­cu­la”, se­ña­la.

De acuer­do con el ci­neas­ta Kyz­za Te­rra­zas, Ba­yo­ne­ta sur­gió co­mo un pro­yec­to de re­fle­xión en torno a la lar­ga e im­por­tan­te tra­di­ción del bo­xeo que tie­ne nues­tro país, “un semillero de au­tén­ti­cos cam­peo­nes”, por lo que él y su equi­po de pro­duc­ción con­si­de­ra­ron que ha­cía fal­ta, en el pa­no­ra­ma del ci­ne me­xi­cano ac­tual, una pe­lí­cu­la que to­ca­ra es­te de­por­te.

Ade­más, con es­ta cin­ta, Luis Ge­rar­do se aleja de sus tra­di­cio­na­les pa­pe­les en co­me­dias ro­mán­ti­cas, lo que, ase­gu­ró, re­pre­sen­ta un mo­ti­vo de ex­pec­ta­ti­va con su pú­bli­co y la crí­ti­ca.

“Sé que no es la pe­lí­cu­la tra­di­cio­nal de co­me­dia, pe­ro es una par­te de mi tra­ba­jo que me emo­cio­na. Es­toy muy con­ten­to de po­der ha­cer las pe­lí­cu­las que siem­pre qui­se y el ti­po de ci­ne que a mí me gus­ta ver. Eso no quie­re de­cir que No­so­tros los no­bles o Club de cuer­vos no me gus­ten, real­men­te amo ha­cer co­me­dia y siem­pre la voy a ha­cer por­que me sien­to muy có­mo­do ahí, pe­ro es­te ti­po de ci­ne es el que más me lle­na, in­tri­ga y emo­cio­na”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.