Ga­nar a cie­gas

Jes­si­ca es atle­ta de al­to ren­di­mien­to, tam­bién can­ta, tie­ne un dis­co y ofre­ce sus ser­vi­cios pa­ra ame­ni­zar even­tos. Es de Na­ya­rit, pe­ro aho­ra vi­ve en la Ciu­dad de Mé­xi­co. Ella no le te­me a la vi­da, aun cuan­do des­de los 3 años per­dió la vis­ta

Cambio - - PANORAMA - POR RO­GER VE­LA

Jes­si­ca Torres ca­mi­na des­pa­cio so­bre la pis­ta de tar­tán azul me­tá­li­co, se co­lo­ca so­bre su ca­rril, es­ti­ra sus ex­tre­mi­da­des, aco­mo­da su cuer­po y aguar­da aten­ta. Un dis­pa­ro se­co la obli­ga a co­rrer a una ve­lo­ci­dad bru­tal. En frac­cio­nes de se­gun­do, sus pies co­mien­zan a dar zan­ca­das, se des­pe­gan del sue­lo. La ace­le­ra­ción au­men­ta, el rit­mo car­dia­co tam­bién. Su agi­li­dad, ca­si fe­li­na, la ha­ce ver co­mo una chi­ta que per­si­gue a su pre­sa en la sa­ba­na. Li­ge­ra y ve­loz, cor­ta el vien­to con ca­da bra­za­da mien­tras su ca­be­lle­ra se sa­cu­de y gol­pea con rit­mo su es­pal­da.

Han pa­sa­do ape­nas 10 se­gun­dos. Fal­ta po­co pa­ra lle­gar a la mar­ca. Lo sa­be, sus pier­nas tam­bién. El cro­nó­me­tro cam­bia rá­pi­da­men­te sus dí­gi­tos. Su fuer­za su­mi­nis­tra el úl­ti­mo em­pu­je. Al­can­za los 100 me­tros. Fre­na po­co a po­co su pa­so. Ja­dea. El su­dor em­pa­pa su fren­te, res­ba­la so­bre sus me­ji­llas y lle­ga a su men­tón. Sa­be que ha cruzado la me­ta, aun­que no pu­do ver­la: Jes­si­ca que­dó cie­ga a los 3 años de na­ci­da.

Un mal con­gé­ni­to le per­mi­tió ver só­lo al­gu­nos me­ses de su cor­ta vi­da, des­pués to­do se aca­bó. Re­cuer­da muy po­cas co­sas de aque­llos días, pe­ro eso no le ha im­pe­di-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.