Tec­no­lo­gía: más que una mo­da, de­be ayu­dar

Te­ner ac­ce­so a las tec­no­lo­gías es una ma­ne­ra de su­pe­rar las des­ven­ta­jas y ex­clu­sio­nes que vi­ven las per­so­nas con al­gún ti­po de dis­ca­pa­ci­dad. Aquí te pla­ti­ca­mos de al­gu­nos pro­yec­tos que se desa­rro­llan en el mun­do y, por su­pues­to, en Mé­xi­co

Cambio - - PANORAMA - POR CAR­LOS TOMASINI

Agat­he es una es­tu­dian­te de pre­pa­ra­to­ria en Ca­li­for­nia que ha­ce tres años se le­sio­nó una ro­di­lla, por lo que asis­tía a te­ra­pias en las que de­bía rea­li­zar di­fe­ren­tes ejer­ci­cios. En­ton­ces se le ocu­rrió desa­rro­llar un dis­po­si­ti­vo pa­ra sa­ber si ha­cía co­rrec­ta­men­te los mo­vi­mien­tos que le in­di­ca­ban.

“Es muy di­fí­cil sa­ber si es­tás ha­cien­do co­rrec­ta­men­te los mo­vi­mien­tos de la fi­sio­te­ra­pia, por eso desa­rro­lla­mos (ella y su equi­po for­ma­do por com­pa­ñe­ros de su es­cue­la) In­te­lli­bra­ce, que es una ban­da in­te­li­gen­te que se co­lo­ca en el to­bi­llo y pro­por­cio­na in­for­ma­ción al pa­cien­te mien­tras rea­li­za sus ejer­ci­cios de te­ra­pia fí­si­ca”, ex­pli­ca la jo­ven es­ta­dou­ni­den­se que for­ma par­te del pro­gra­ma De­sign Tech High School, aus­pi­cia­do por la em­pre­sa de tec­no­lo­gía Ora­cle.

Así, con un par de ace­le­ró­me­tros (dis­po­si­ti­vos que mi­den la vi­bra­ción o la ace­le­ra­ción del mo­vi­mien­to), el In­te­lli­bra­ce re­gis­tra la posición del to­bi­llo del pa­cien­te e in­for­ma, a tra­vés de luces y so­ni­dos, si es­tá rea­li­zan­do su ejer­ci­cio de ma­ne­ra co­rrec­ta.

Du­ran­te una de­mos­tra­ción en el mar­co del con­gre­so Ora­cle Open World, que se desa­rro­lló en San Fran­cis­co, Agat­he se co­lo­ca el dis­po­si­ti­vo en su pie pa­ra de­mos­trar la ma­ne­ra en la que los sen­so­res mus­cu­la­res mi­den la ac­ti­vi­dad eléc­tri­ca pro­du­ci­da por sus mo­vi­mien­tos, y mien­tras ha­ce los mo­vi­mien­tos, con­ti­núa su ex­po­si­ción: “Así, las luces y el so­ni­do me in­for­man si es­toy ha­cien­do las can­ti­da­des ade­cua­das de ejer­ci­cio, y si los mo­vi­mien­tos que ha­go son los co­rrec­tos”.

Es­te es un ejem­plo de la apli­ca­ción de la lla­ma­da “tec­no­lo­gía de asis­ten­cia” o “tec­no­lo­gía asis­ti­va”, que es el nom­bre con el que se co­no­ce a las he­rra­mien­tas uti­li­za­das con el fin de per­mi­tir a las per­so­nas con

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.