Los cap­ta­do­res de agua

Si vi­ves en la Ciu­dad de Mé­xi­co, se­gu­ro te ha to­ca­do al me­nos que­dar­te ato­ra­do por las inun­da­cio­nes en tiem­po de llu­via o, iró­ni­ca­men­te, en­ja­bo­na­do en la du­cha por­que el agua no al­can­zó pa­ra lle­gar al gri­fo

Cambio - - ACTUALIDAD -

Sin em­bar­go, el presupuesto que te­nía pa­ra to­do el proyecto se le fue en esas ade­cua­cio­nes, así que tu­vo que de­jar­lo en su pri­me­ra eta­pa: una ma­lla pa­ra se­pa­rar ho­jas y ra­mas, lue­go un tu­bo pa­ra des­viar las pri­me­ras llu­vias, que son las que arras­tran la su­cie­dad del te­cho; fi­nal­men­te, el tan­que al que agre­gó unas bolsitas de clo­ro pa­ra de­sin­fec­tar. Du­ran­te el 2017 uti­li­zó el agua pa­ra rie­go del jar­dín, así co­mo lim­pie­za de coches y de la ca­sa. Aho­ra es­tá im­ple­men­tan­do la se­gun­da eta­pa del sis­te­ma, que con­sis­te en una bom­ba que lle­va el agua del tan­que ha­cia el te­cho, en don­de co­lo­có unos fil­tros que la lim­pia­rán an­tes de des­car­gar­la al ti­na­co de uso ge­ne­ral de la ca­sa.

Es­te sis­te­ma es una ré­pli­ca del que hi­zo su maes­tro, el doc­tor Ar­tu­ro Gleason, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Me­xi­ca­na de Sis­te­mas de Cap­ta­ción de Agua de Llu­via (AMSCALL). Ar­tu­ro me co­me­ta que él lle­gó al te­ma por­que no com­pren­día que en Gua­da­la­ja­ra hu­bie­se pro­ble­mas por fal­ta de agua, mien­tras que en épo­cas de llu­via se inun­dan (¿nos sue­na co­no­ci­do a los chi­lan­gos?). “Me pu­se a in­ves­ti­gar, y en 2005 con­tac­té a la Aso­cia­ción In­ter­na­cio­nal de Sis­te­mas de Cap­ta­ción Plu­vial, y coin­ci­dió con un via­je a la In­dia que me cam­bió la vi­da, por­que pu­de com­pren­der que la cap­ta­ción del agua de llu­via era po­si­ble, y que mu­cha gen­te en di­ver­sas par­tes del mun­do lo ha­cía. La gran iro­nía es que mi te­sis de li­cen­cia­tu­ra fue so­bre la cons­truc­ción del dre­na­je pro­fun­do pa­ra Gua­da­la­ja­ra”.

A par­tir de ahí de­ci­dió que la cap­ta­ción plu­vial era el te­ma de su vi­da. En un prin­ci­pio bus­có ins­ta­lar los sis­te­mas en la Uni­ver­si­dad de Gua­da­la­ja­ra, pe­ro siem­pre le po­nían ba­rre­ras y lar­gas bu­ro­crá­ti­cas, así que bus­có ha­cer­lo en la ca­sa en don­de vi­ve con su ma­dre. Lle­va 6 años cap­tan­do la llu­via y aho­rra 50 % de su con­su­mo anual de agua. “Ins­ta­lé un me­di­dor pa­ra eva­luar­lo. Pa­ra una ca­sa de dos per­so­nas con la pre­ci­pi­ta­ción de Gua­da­la­ja­ra (1 000 mm) y un área de cap­ta­ción de 84 m², du­ran­te el tem­po­ral de llu­via, rem­pla­za­mos el 100 % de nues­tro con­su­mo de agua. In­clu­so en di­ciem­bre nos ca­ye­ron dos llu­vias que me per­mi­tie­ron rem­pla­zar par­te del con­su­mo del mes”.

Es ren­ta­ble cap­tar llu­via

Ha­ce cin­co años, cuan­do Omar lle­gó a su nue­va ca­sa, des­cu­brió que te­nía que pa­gar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.