HIS­TO­RIAS PA­RA EL Cam­bio

El 8 de mar­zo de 2015, más de 100 mu­je­res de co­mu­ni­da­des in­dí­ge­nas del Es­ta­do de Mé­xi­co se con­gre­ga­ron con el ob­je­ti­vo de jugar futbol, y só­lo fue el prin­ci­pio, ya que hoy el tor­neo ‘Ju­gan­do por mis de­re­chos’ es un proyecto de lar­go pla­zo por­que las mujer

Cambio - - SUMARIO -

Gua­da­lu­pe Gar­cía ama el futbol. Lo ama por­que la can­cha pa­ra ella era un re­fu­gio que la lle­na­ba de li­ber­tad, y se con­vir­tió en un mo­ti­vo de lu­cha que la im­pul­só a sa­lir ade­lan­te.

Na­ció en San Juan Coa­jo­mul­co en el Es­ta­do de Mé­xi­co, y por sus ve­nas co­rre la san­gre ma­zahua. En el ma­pa de sus orí­ge­nes tam­bién es­tá tra­za­do un des­tino pa­ra las mu­je­res: des­de muy pe­que­ñas dejan la es­cue­la con el pro­pó­si­to de aven­tu­rar­se a tra­ba­jar co­mo em­plea­das do­més­ti­cas; con­ti­nuar con su edu­ca­ción no es una op­ción.

Du­ran­te ge­ne­ra­cio­nes su­ce­dió así en la fa­mi­lia de Gua­da­lu­pe. Su ma­má, tías y her­ma­nas si­guie­ron ese ca­mino. Al ter­mi­nar la se­cun­da­ria y con 14 años, lle­gó a la ca­pi­tal con la ilu­sión de ir más allá de las mon­ta­ñas que la vie­ron na­cer, desea­ba co­no­cer otros lu­ga­res y ga­nar su pro­pio di­ne­ro.

Con su cor­ta edad ex­pe­ri­men­tó vi­vir en ma­las con­di­cio­nes; fue tes­ti­go de in­jus­ti­cias, dis­cri­mi­na­ción, sa­la­rios mal re­mu­ne­ra­dos y el mal­tra­to que pa­de­cían al­gu­nas de sus com­pa­ñe­ras. Por su inex­pe­rien­cia la co­rrie­ron de su pri­mer em­pleo, pe­ro no desis­tió; con­si­guió uno nue­vo, se de­ci­dió a tra­ba­jar mu­cho y lo lo­gró, aun­que no ima­gi­nó que el mun­do de los li­bros de la ca­sa don­de tra­ba­ja­ba co­men­za­ría a lla­mar­la por su nom­bre.

Un día se atre­vió a to­mar uno ellos, y la lec­tu­ra le gus­tó tan­to que ca­da no­che vol­vía pa­ra to­mar­lo. Al ama­ne­cer se le­van­ta­ba si­gi­lo­sa­men­te a fin de po­ner­lo en su lu­gar, de mo­do que na­die su­pie­ra que es­ta­ba le­yen­do; al fi­nal, la des­cu­brie­ron.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.