PIÉNSALO AN­TES DE AC­TUAR

EL AR­TE DE LOS TATOOS NO ES CUES­TIÓN SÓ­LO DE MO­DA. AN­TES DE HA­CER­TE UNO, MEDÍTALO.

Campeche Hoy - - VIVIR BIEN -

Lle­ga un mo­men­to en la vi­da en el que hay que ha­cer­se un ta­tua­je y ese mo­men­to es el oto­ño. Se cu­ran me­jor, no hay sol que los cas­ti­gue y no per­de­rás ho­ras de pla­ya pa­ra pro­te­ger­los de la are­na. Có­mo­dos y res­guar­da­dos ba­jo la ro­pa se asen­ta­rán pa­ra aflo­rar en pri­ma­ve­ra.

A la ho­ra de ele­gir el pri­mer ta­tua­je, se re­co­mien­da siem­pre no ce­der al im­pul­so sin an­tes me­di­tar­lo. Si pre­ten­de­mos que es­té allí el res­to de nues­tra vi­da, es me­jor gas­tar al­go de tiem­po en pla­ni­fi­car­lo.

En un pri­mer ta­tua­je es re­co- men­da­ble la me­su­ra: no co­men­zar por ta­ma­ños gran­des, zo­nas muy vi­si­bles o que sa­be­mos que re­sul­tan más do­lo­ro­sas pa­ra evi­tar una ma­la ex­pe­rien­cia.

So­li­ci­ta un di­se­ño con una so­la tin­ta (ne­gra) pue­de ser una op­ción, ya que es la más sen­ci­lla de eli­mi­nar por lá­ser, en el ca­so de que­rer bo­rrar­lo en un fu­tu­ro.

Lo pri­me­ro, es es­co­ger qué que­re­mos: Ya sea un di­bu­jo, un re­tra­to, una pa­la­bra o una le­tra ja­po­ne­sa, va­le la pe­na pen­sar­lo. Bus­car ta­tua­jes si­mi­la­res, pre­gun­tar a ami­gos y fa­mi­lia­res qué opi­nan al res­pec­to y dar­le unas vuel­tas no tie­ne na­da de ma­lo, ade­más, pue­de que nues­tra pri­me­ra idea no re­sul­te ser la me­jor.

Hay gen­te que pa­sa mu­cho tiem­po pen­sán­do­lo, pe­ro es un tiem­po bien in­ver­ti­do a lar­go pla­zo.Tienes tres op­cio­nes, de ma­yor a me­nor pre­cio: eli­mi­nar­lo con lá­ser, cu­brir­lo con otro que te sa­tis­fa­ga o ha­cer una bro­ma ca­da vez que al­guien lo vea.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.