El PAN se afe­rra a ex­pul­sar a “re­bel­des”

Alistan nueva re­so­lu­ción con­tra Cor­de­ro, La­va­lle y Cruz

Capital Coahuila - - NACIONAL - AR­TU­RO DA­MIÁN

Lue­go que el Tri­bu­nal Elec­to­ral del Po­der Ju­di­cial de la Fe­de­ra­ción re­sol­vió que se re­vi­se la ex­pul­sión del PAN de Er­nes­to Cor­de­ro, Jor­ge Luis La­va­lle y Eu­fro­si­na Cruz Men­do­za, el ins­ti­tu­to po­lí­ti­co acla­ró que su de­ci­sión se man­tie­ne.

A tra­vés de un co­mu­ni­ca­do se ex­pli­có el mo­ti­vo de es­ta de­ci­sión “es im­por­tan­te acla­rar que es­ta tie­ne co­mo efectos de­vol­ver los ex­pe­dien­tes a la Co­mi­sión de Jus­ti­cia del par­ti­do pa­ra que emi­ta una nueva re­so­lu­ción en ca­da ca­so”, pe­ro no se or­de­na re­in­te­grar­los al par­ti­do.

Por tal mo­ti­vo se se­ña­ló que en tan­to la Co­mi­sión de Jus­ti­cia no re­suel­va de nue­vo las im­pug­na­cio­nes, “si­gue fir­me la san­ción de ex­pul­sión im­pues­ta por la Co­mi­sión de Or­den”.

Fi­nal­men­te el Co­mi­té Eje­cu­ti­vo Na­cio­nal reite­ró su com­pro­mi­so en la le­ga­li­dad y las ins­ti­tu­cio­nes.

Lue­go de su ex­pul­sión en el mes de ju­nio por ex­pre­sar su apo­yo a can­di­da­tu­ras ex­ter­nas a la alian­za del PAN, los tres ex­pa­nis­tas se in­con­for­ma­ron y es­te miércoles sin en­trar a de­ta­lle los ma­gis­tra­dos Los tres pa­nis­tas ex­pul­sa­dos ex­pre­sa­ron su apo­yo a Mar­ga­ri­ta Za­va­la cuan­do es­ta re­nun­ció a su mi­li­tan­cia pa­nis­ta y se con­vir­tió en can­di­da­ta in­de­pen­dien­te a la pre­si­den­cia, pe­ro cuan­do Za­va­la re­nun­ció a sus as­pi­ra­cio­nes, ex­pre­sa­ron su apo­yo aho­ra al can­di­da­to del PRI, Jo­sé An­to­nio Mea­de

pi­die­ron a la co­mi­sión de jus­ti­cia par­ti­da­ria vuel­va a ana­li­zar los mo­ti­vos de tal re­so­lu­ción.

El Tri­bu­nal elec­to­ral, por una­ni­mi­dad, or­de­na­ron a la Co­mi­sión de Jus­ti­cia Par­ti­da­ria que re­vi­sa­ra de for­ma par­ti­cu­lar y ex­haus­ti­va los ac­tos que mo­ti­va­ron la de­ci­sión de sa­car de sus fi­las a los tres men­cio­na­dos.

La sa­la aten­dió los tres re­cur­sos de for­ma ge­né­ri­ca sin en­trar a las par­ti­cu­la­ri­da­des

de ca­da uno de los ca­sos, y so­lo se pi­dió al par­ti­do vuel­va a re­vi­sar sus de­ci­sio­nes.

Es­to se da a unos días de que el par­ti­do de de­re­cha lle­ve a ca­bo la re­no­va­ción de su di­ri­gen­cia tras los re­sul­ta­dos del 1 de ju­lio y que mo­ti­va­ron dis­tin­tas de­cla­ra­cio­nes y ac­tos de Cor­de­ro, Cruz y La­va­lle que mo­ti­va­ron su ex­pul­sión, la cual fue es­cu­rri­da an­te la au­to­ri­dad elec­to­ral.

No­ga­les, Ari­zo­na.-no se pu­do de­rro­tar a Trump, co­mo mu­chos lo deseá­ba­mos, pe­ro las elec­cio­nes de me­dio tér­mino sí le die­ron un gran “es­ta­te­quie­to”. Le apli­ca­ron los de­mó­cra­tas jabs, cros­ses, up­per­cuts, y va­rios cro­chets, aun­que aún nos de­ben el knock-out.

Se­gu­ra­men­te los ad­ver­sa­rios del hués­ped de La Ca­sa Blan­ca ini­cia­rán el pró­xi­mo año un “im­peach­ment” por su cons­tan­te obs­truc­ción pa­ra in­ves­ti­gar los la­zos de su triun­fo en los co­mi­cios de 2016 con el go­bierno ru­so, pe­ro se­rá de­te­ni­do to­do en el Se­na­do, que con­tro­la­rán to­da­vía los re­pu­bli­ca­nos .

Y así co­mo lu­cha­rán los le­gis­la­do­res de La Ca­sa, con­tra los se­na­do­res to­dos los día du­ran­te los pró­xi­mos dos años; los es­ta­dou­ni­den­ses pe­lea­rán por la re­elec­ción o la de­rro­ta del mul­ti­mi­llo­na­rio.

Si bien el país de la ban­de­ra -de las ba­rras y las es­tre­llas- de­mos­tró que un al­to por­cen­ta­je si­gue apo­yan­do a su pre­si­den­te, tam­bién se de­mos­tró que se le cons­tru­yó ya un mu­ro a sus in­ten­cio­nes xe­nó­fo­bas y ra­cis­tas: se­rá ca­si im­po­si­ble cons­truir la pa­red en­tre Mé­xi­co y Es­ta­dos Uni­dos, se­rá ca­si im­po­si­ble se­pul­tar el Oba­ma Ca­re, y se­rá ca­si im­po­si­ble im­po­ner su pro­pues­ta eco­nó­mi­ca.

Co­mo mues­tra de los gol­pes que re­ci­bió Trump, al­gu­nos ejem­plos: lle­ga­rá una mu­jer in­dí­ge­na, y dos da­mas mu­sul­ma­nas al Con­gre­so. Y co­mo mues­tra de la di­vi­sión in­ter­na que vi­ven los nor­te­ame­ri­ca­nos: se eli­gió en Ca­li­for­nia a un go­ber­na­dor “gay” y pro­mo­tor de las le­yes que pro­te­jen a la co­mu­ni­dad LGBT (co­mo lo in­di­can las me­jo­res prác­ti­cas internacionales), mien­tras en la Flo­ri­da se con­tra­tó co­mo go­ber­na­dor, a un per­so­na­je que com­pa­ra a los afro­ame­ri­ca­nos con los si­mios.

No se de­je en­ga­ñar, que­ri­do lec­tor, aun­que “tui­té” Trump que es­tá fe­liz y que fue un gran mar­tes pa­ra su pro­yec­to po­lí­ti­co y pa­ra su par­ti­do, los la­ti­nos, asiá­ti­cos, afros, y los que vie­nen de Orien­te Me­dio le die­ron va­rias pa­ta­das “en los ba­jos” al nar­ci­sis­ta de ca­be­llos na­ran­ja.

Es­toy se­gu­ro que se abre un nue­vo pa­no­ra­ma con la lle­ga­da de Ale­xan­dria Oca­sión Cortés, de 29 años a una cu­rul en Washington; se le com­pli­can las co­sas con la sa­li­da de Jeff Ses­sions; co­mo creo que es una ex­ce­len­te se­ñal que Trump es­ta­lle con­tra mis co­le­gas re­por­te­ros. ¡Va­mos bien!

Fes­te­je­mos pues que “en la lo­na” le con­tó el pue­blo has­ta ocho al pre­su­mi­do de Trump, pe­ro se pu­do le­van­tar pa­ra se­guir en la pe­lea. Lo te­ne­mos con­tra las cuer­das. Oja­lá lo lo­gre­mos no­quear, pa­ra be­ne­fi­cio del pla­ne­ta.

FUE­GO AMI­GO

*Pe­rio­dis­ta, edi­tor y ra­dio­di­fu­sor @Gus­ta­voren­te­ria www.gus­ta­voren­te­ria.mx

Los tres mi­li­tan­tes fue­ron se­ña­la­dos por el pa­nis­mo de apo­yar a miem­bros de otras co­rrien­tes po­lí­ti­cas du­ran­te el pe­rio­do elec­to­ral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.