Se tri­pli­ca la in­ci­den­cia de der­ma­ti­tis ató­pi­ca

Capital Estado de Mexico - - SOCIEDAD - PEDRO MONTES DE OCA

De acuer­do con Mir­na He­rén­di­ra Toledo Bae­na, der­ma­tó­lo­ga pe­dia­tra de la Aso­cia­ción de Mé­di­cos del Hos­pi­tal In­fan­til de Mé­xi­co “Fe­de­ri­co Gó­mez”, en Mé­xi­co, la pre­va­len­cia de la der­ma­ti­tis ató­pi­ca va en au­men­to y pue­de afec­tar a cin­co o sie­te por cien­to de la po­bla­ción ge­ne­ral.

La pro­fe­so­ra ad­jun­ta del cur­so so­bre der­ma­to­lo­gía pe­diá­tri­ca ase­gu­ró que aun cuan­do la en­fer­me­dad es be­nig­na y no con­ta­gio­sa, se con­si­de­ra un pa­de­ci­mien­to cró­ni­co y ca­da vez es más co­mún: en los úl­ti­mos 30 años se ha mul­ti­pli­ca­do su pre­va­len­cia por dos y tres ve­ces, es­to de­bi­do a fac­to­res am­bien­ta­les y al in­cre­men­to de pro­duc­tos irri­tan­tes.

Da­tos del Hos­pi­tal In­fan­til de Mé­xi­co “Fe­de­ri­co Gó­mez” es­ti­man que al­re­de­dor de 10 por cien­to de los ni­ños su­fre es­te pa­de­ci­mien­to, de­bi­do a que la piel del re­cién na­ci­do es más de­li­ca­da que la del adul­to, por­que se en­cuen­tra en pro­ce­so de ma­du­ra­ción.

En en­tre­vis­ta vía te­le­fó­ni­ca pa­ra CAPITALMEDIA, la es­pe­cia­lis­ta ex­pli­có que la der­ma­ti­tis ató­pi­ca es una en­fer­me­dad in­fla­ma­to­ria de la piel, en la que par­ti­ci­pa el sis­te­ma in­mu­ne, y don­de hay li­be­ra­ción de va­rias sus­tan­cias co­mo las in­ter­leu­ci­nas 4 y 13, lo que ori­gi­na una cas­ca­da in­fla­ma­to­ria que oca­sio­na sín­to­mas que los mé­di­cos pue­den iden­ti­fi­car en el pa­cien­te, co­mo piel en­ro­je­ci­da y co­me­zón.

El pa­de­ci­mien­to, más co­mún­men­te co­no­ci­do co­mo ec­ce­ma, es una al­te­ra­ción de la piel que sue­le apa­re­cer en be­bés o ni­ños pe­que­ños, y que pue­de pro­lon­gar­se has­ta la ado­les­cen­cia o, in­clu­so, en­tra­da la edad adul­ta.

In­for­mó que, de acuer­do con ci­fras de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS), 30 por cien­to de las per­so­nas en el mun­do pa­de­ce der­ma­ti­tis ató­pi­ca, so­bre to­do ni­ños en edad es­co­lar, y cin­co por cien­to en edad adul­ta.

“La en­fer­me­dad tam­bién afec­ta el en­torno fa­mi­liar, co­mo el em­pleo de los pa­dres de fa­mi­lia, pues los ni­ños de­jan de ir a la es­cue­la, de acuer­do con la gra­ve­dad. Has­ta 90 por cien­to de los ca­sos son le­ves y mo­de­ra­dos, pe­ro 10 por cien­to son gra­ves que pue­den lle­gar a la in­ca­pa­ci­dad”, sub­ra­yó.

Aun­que es­ta en­fer­me­dad pue­de pre­sen­tar­se a cual­quier edad, es más co­mún en be­bés y ni­ños, de acuer­do con la guía de re­fe­ren­cia rá­pi­da Tra­ta­mien­to de la der­ma­ti­tis ató­pi­ca, pu­bli­ca­da por el Ins­ti­tu­to Me­xi­cano del Se­gu­ro So­cial (IMSS) y el Cen­tro Na­cio­nal de Ex­ce­len­cia Tec­no­ló­gi­ca en Sa­lud (Ce­ne­tec), el ini­cio de la der­ma­ti­tis ató­pi­ca pre­do­mi­na en 60 por cien­to en el pri­mer año de edad y en 85 por cien­to se pre­sen­ta an­tes de los cin­co años. Pue­de me­jo­rar o des­apa­re­cer con el cre­ci­mien­to, sin em­bar­go, en otros ca­sos pue­de con­ti­nuar en la edad adul­ta.

Pie de fo­to en dos lí­neas de tex­to pie de fo­to en dos lí­neas de tex­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.