Cuan­do el cuer­po tra­ba­ja “sin ga­so­li­na”

Ayu­nar pue­de oca­sio­nar en ni­ños y adul­tos ma­yo­res di­fi­cul­ta­des en pro­ce­sos cog­ni­ti­vos

Capital Estado de Mexico - - TEMA DEL DÍA - NOTIMEX

Ayu­nar es pa­ra el cuer­po lo mis­mo que de­jar sin ga­so­li­na un au­to­mó­vil. Nues­tro ce­re­bro es el cen­tro de man­do, y pa­ra desa­rro­llar su tra­ba­jo re­quie­re de glu­co­sa, azú­car en la san­gre, ob­te­ni­das prin­ci­pal­men­te del pri­mer ali­men­to en el día.

A fin de rea­li­zar cual­quier fun­ción o ac­ción del or­ga­nis­mo se re­quie­re de ener­gía, y és­ta no se ob­tie­ne si la per­so­na se abs­tie­ne de in­ge­rir ali­men­tos –vo­lun­ta­ria o in­vo­lun­ta­ria­men­te– ya sea por las pri­sas de lle­gar al tra­ba­jo o a la es­cue­la, por que­rer per­der pe­so o has­ta por asun­tos re­li­gio­sos.

Al sal­tar­se el desa­yuno, el cuer­po em­pie­za a con­su­mir la glu­co­sa que el ce­re­bro ne­ce­si­ta y si es­ta prác­ti­ca es cons­tan­te, se co­rre el ries­go de su­frir da­ño neu­ro­nal irre­ver­si­ble.

Lo pri­me­ro que ocu­rre es que dis­mi­nu­ye la ca­pa­ci­dad pa­ra con­cen­trar­se y me­mo­ri­zar, tan­to en ni­ños co­mo en adul­tos.

“En ni­ños pue­de ha­ber una di­fi­cul­tad en pro­ce­sos cog­ni­ti­vos, co­mo el apren­di­za­je, el me­mo­ri­zar al­gu­nas cues­tio­nes; en­ton­ces, te­ne­mos ni­ños que tal vez van a la es­cue­la sin desa­yu­nar y tie­nen pro­ble­mas en la cla­se”, in­di­có el nu­trió­lo­go del Hos­pi­tal Juá­rez de Mé­xi­co, Sal­va­dor Or­tiz Gu­tié­rrez.

Con per­so­nas ma­yo­res sue­le ha­ber di­fi­cul­ta­des al rea­li­zar ope­ra­cio­nes muy con­cre­tas, por ejem­plo, con­du­cir un au­to­mó­vil.

“Mu­chos es­tu­dios han de­mos­tra­do que omi­tir el pri­mer ali­men­to del día y tam­bién de ho­ra­rios en la es­truc­tu­ra pa­ra el res­to de los ali­men­tos, au­men­ta el ries­go de pa­de­cer obe­si­dad, hi­per­ten­sión y dia­be­tes”, in­di­có Carlos Al­ber­to Agui­lar Sa­li­nas, coor­di­na­dor de la Uni­dad de In­ves­ti­ga­cio­nes Me­ta­bó­li­cas del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Cien­cias Mé­di­cas y Nu­tri­ción Sal­va­dor Zu­bi­rán (INCMNSZ).

Otro ries­go de no desa­yu­nar es que se pro­vo­que una gas­tri­tis, de­bi­do a que –al no re­ci­bir ali­men­tos– el áci­do gás­tri­co irri­ta cons­tan­te­men­te el es­tó­ma­go.

En re­la­ción a la ga­nan­cia de pe­so, de­ta­lló que és­ta se ori­gi­na so­bre to­do por la fal­ta de con­trol de la sa­cie­dad, pues el or­ga­nis­mo ham­brien­to con­su­me to­do lo que pue­de cuan­do se pre­sen­ta la opor­tu­ni­dad de co­mer des­pués de un ayuno pro­lon­ga­do.

“Lo que ha­ce da­ño es co­mer en ex­ce­so des­pués de ese pe­rio­do de ayuno, esa pér­di­da del con­trol de la sa­cie­dad, pues en lu­gar de co­mer por­que se sa­be la can­ti­dad y ti­po de nu­tri­men­tos ade­cua­dos, sim­ple­men­te se co­me por qui­tar el ape­ti­to, sin res­pon­sa­bi­li­zar­se de la can­ti­dad de azú­ca­res, de gra­sas y ca­lo­rías que se es­tán in­gi­rien­do”, anotó.

En tan­to que Si­món Bar­que­ra, di­rec­tor del

Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción en Nu­tri­ción y Sa­lud, del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Sa­lud Pú­bli­ca (INSP), re­fi­rió que en los úl­ti­mos años se ha vis­to un cam­bio en los es­ti­los de vi­da.

“Hay cier­tas con­duc­tas en la po­bla­ción que no ayu­dan a te­ner un es­ti­lo de vi­da sa­lu­da­ble y, uno de ellos, es es­tar se­den­ta­rio y te­ner po­co tiem­po pa­ra co­mer, pues cuan­do hay po­co tiem­po pa­ra co­mer eli­gen al­go rá­pi­do y con mu­chas ca­lo­rías”, apun­tó.

Los es­pe­cia­lis­tas re­sal­ta­ron la ne­ce­si­dad de te­ner ho­ra­rios re­gu­la­res pa­ra co­mer, pe­ro so­bre to­do ele­gir co­mi­da na­tu­ral y evi­tar pro­duc­tos su­per­pro­ce­sa­dos y em­pa­que­ta­dos, pues és­tos con­tie­nen al­tas can­ti­da­des de azú­car y so­dio que pue­den lle­var a la dia­be­tes, la hi­per­ten­sión ar­te­rial y al so­bre­pe­so.

Así, mu­je­res y hom­bres lle­gan a te­ner pro­ble­mas de gas­tri­tis, ma­reos, fa­ti­ga, fal­ta de con­cen­tra­ción, so­bre­pe­so y dia­be­tes, pues han ayu­na­do de ma­ne­ra cons­tan­te en bue­na par­te de su vi­da.

Edi­tor y do­cu­men­ta­lis­ta: Ma­nuel Val­dez Que­za­daIn­fo­gra­fía: Mar­tín Vi­lla­nue­va / Di­se­ña­dor: Gi­se­lle Bre­nes Del­ga­do / Fuen­tes:Se­cre­ta­ría de Sa­lud, Nu­tri­ción Gru­po Bim­bo, Run­tas­tic

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.