Un día de dolientes, Re­yes Ma­gos y uni­ver­si­ta­rios en el Con­gre­so

Capital Mexico - - METRÓPOLI - LUIS A. MÉN­DEZ

Ve­la­ban un ataúd va­cío en ple­na vía pú­bli­ca, ves­ti­das de ne­gro mos­tra­ban su lu­to, gri­ta­ban: ¡co­rrup­ción es igual a muer­te! Hi­cie­ron su ser­vi­cio fu­ne­ra­rio afue­ra del Con­gre­so lo­cal.

Su do­lor, de­cían, era que el dipu­tado de Mo­re­na, Te­mís­to­cles Villanueva era par­te de la co­rrup­ción la cual “cau­sa muer­te” y por ello acu­die­ron a exi­gir que so­li­ci­ta­rá li­cen­cia de ma­ne­ra de­fi­ni­ti­va a su car­go.

Per­fec­ta­men­te or­de­na­das, las mu­je­res no de­ja­ban de lan­zar sus con­sig­nas. Una de ellas, Ara­be­li Sán­chez, quien di­jo per­te­ne­cer a la “co­mi­sión de de­re­chos hu­ma­nos” ase­gu­ró que es­ta­ba en con­tra del mo­re­nis­ta por ha­ber par­ti­ci­pa­do en una li­ci­ta­ción fe­de­ral de com­pra de me­di­ca­men­tos pa­ra com­ba­tir SI­DA y ob­te­ner una co­mi­sión de 200 mi­llo­nes.

Del ataúd que ocu­pa­ba el es­pa­cio de las es­ca­li­na­tas del edi­fi­cio del Con­gre­so, se pa­só a los ele­fan­tes, ca­ba­llos y ca­me­llos de las aso­cia­cio­nes de fo­tó­gra­fos que an­te­rior­men­te tra­ba­ja­ban en la Ala­me­da Cen­tral ha­cien­do re­tra­tos na­vi­de­ños.

“Nos des­pla­za­ron des­de 2004 de la Ala­me­da, lue­go nos man­da­ron a la de­le­ga­ción Cuauh­té­moc, des­pués nos man­da­ron al Mo­nu­men­to a la Re­vo­lu­ción y aho­ra otra vez a la Cuauh­té­moc. Que­re­mos la Ala­me­da cen­tral”, di­jo uno de los ac­to­res que ves­tía un dis­fraz a me­dio ter­mi­nar de Melchor.

Los glo­bos, ani­ma­les de plás­ti­co y los dis­fra­ces se man­te­nían so­bre la ca­lle, cuan­do un gru­po de pro­fe­so­res, es­tu­dian­tes y tra­ba­ja­do­res de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de la Ciu­dad de Mé­xi­co (UACM) to­ma­ron una par­te de las es­ca­li­na­tas pa­ra pe­dir apo­yo a los le­gis­la­do­res y se reali­cen au­di­to­rias al ac­tual Rec­tor Gal­dino Morán, a quien acu­san de “usur­pa­dor”.

La pro­fe­so­ra Bea­triz Ro­me­ro y una co­mi­ti­va de la UACM en­tra­ron a dia­lo­gar con un gru­po de le­gis­la­do­res, en­tre ellos el mo­re­nis­ta y pre­si­den­te de la Co­mi­sión de Ren­di­ción de Cuen­tas y Vi­gi­lan­cia de la Au­di­to­ria quien ase­gu­ró que pon­drán la lu­pa en don­de los ma­ni­fes­tan­tes creen que hay opa­ci­dad.

Al­re­de­dor de las 2 de la tar­de, la se­sión or­di­na­ria ter­mi­nó, las es­ca­li­na­tas y el pe­que­ño es­pa­cio a las afue­ras del Con­gre­so lo­cal, que­da­ron li­bres de mu­je­res de lu­to, “Re­yes Ma­gos” y uni­ver­si­ta­rios que de­nun­cian co­rrup­ción y usur­pa­ción.

Des­pla­za­dos de la Ala­me­da Cen­tral, los Re­yes de orien­te en­tre­ga­ron su car­ta a los le­gis­la­do­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.