FIN­LAN­DIA TIE­NE UNA BI­BLIO­TE­CA CON RO­BOTS, PA­RE­DES DI­GI­TA­LES Y SA­LAS MULTIMEDIA

El re­cin­to cul­tu­ral, que cuen­ta con ro­bots bi­blio­te­ca­rios, es­tá en Fin­lan­dia

Capital Michoacan - - PORTADA - RE­DAC­CIÓN

Pa­ra con­me­mo­rar su cen­te­na­rio, Fin­lan­dia —el país más al­fa­be­ti­za­do del mun­do, se­gún la Or­ga­ni­za­ción de Coope­ra­ción pa­ra el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co— ha di­se­ña­do, cons­trui­do y pues­to en ope­ra­ción Oo­di, un edi­fi­cio in­te­li­gen­te que al­ber­ga la bi­blio­te­ca más mo­der­na, com­ple­ta y fun­cio­nal del mun­do, con ro­bots bi­blio­te­ca­rios, im­pre­so­ras 3D, ser­vi­cios multimedia, pa­re­des di­gi­ta­les, sa­las de ci­ne, áreas pa­ra ex­po­si­cio­nes y don­de tam­bién es­ta per­mi­ti­do ha­cer to­do el rui­do po­si­ble en zo­nas que no sean ex­clu­si­vas pa­ra la lec­tu­ra.

Idea­da des­de ha­ce vein­te años, la bi­blio­te­ca abrió ayer sus puer­tas, po­nien­do pun­to fi­nal a un año de fes­te­jos pa­ra ce­le­brar el cen­te­na­rio de la na­ción nór­di­ca.

Es­ta enor­me e im­pre­sio­nan­te es­truc­tu­ra on­du­lan­te de ma­de­ra y vi­drio, en pleno cen­tro de Hel­sin­ki, la ca­pi­tal fin­lan­de­sa, con­tras­ta con el aus­te­ro edi­fi­cio del Par­la­men­to, que se en­cuen­tra a un la­do. Di­se­ña­da por el des­pa­cho fin­lan­dés ALA Ar­chi­tects, es­tá re­cu­bier­ta por 160 ki­ló­me­tros de pí­cea fin­lan­de­sa (un ár­bol muy co­mún en la re­gión nór­di­ca, que lle­ga a me­dir has­ta 60 me­tros de al­tu­ra).

La bi­blio­te­ca Oo­di es­tá des­ti­na­da a pro­mo­ver el co­no­ci­mien­to, apren­di­za­je e igual­dad en un país con­si­de­ra­do el más al­fa­be­ti­za­do del mun­do. Pe­ro el lu­gar es­tá tam­bién pen­sa­do pa­ra los afi­cio­na­dos a la cul­tu­ra y la tec­no­lo­gía, y cuen­ta con es­tu­dios de mú­si­ca, sa­las de mon­ta­je de pe­lí­cu­las, ci­ne e im­pre­so­ras 3D y cor­ta­do­ras lá­ser, de ac­ce­so to­tal­men­te gra­tui­to.

“Oo­di da una idea mo­der­na de lo que sig­ni­fi­ca ser una bi­blio­te­ca”, ex­pli­có en con­fe­ren­cia de pren­sa Tom­mi Lai­tio, res­pon­sa­ble de Cul­tu­ra y Tiem­po Li­bre en el ayun­ta­mien­to de Hel­sin­ki. “Es una ca­sa de la li­te­ra­tu­ra, pe­ro tam­bién una ca­sa de la tec­no­lo­gía, de la mú­si­ca, del ci­ne, y una ca­sa de la Unión Eu­ro­pea. Creo que to­do eso com­bi­na­do se aso­cia a la idea de es­pe­ran­za y pro­gre­so”, co­men­tó el fun­cio­na­rio.

Otra de las in­tere­san­tes no­ve­da­des de es­te lu­gar es el gru­po de ro­bots que ha­rán el tra­ba­jo de los bi­blio­te­ca­rios.

Son unos pe­que­ños ca­rri­tos que van cir­cu­lan­do en­tre los pa­si­llos —con la ha­bi­li­dad de no cho­car con la gen­te ni con el mo­bi­lia­rio— y que trans­por­tan los li­bros a las sec­cio­nes ade­cua­das pa­ra su aco­mo­do. Ka­tri Vant­ti­nen, la di­rec­to­ra de las bi­blio­te­cas de Hel­sin­ki le con­tó a la agen­cia AFP que los ro­bots se en­car­ga­rán ade­más de lle­var las ces­tas va­cías a la plan­ta in­fe­rior.

De acuer­do con los crea­do­res del pro­yec­to, es­ta es la pri­me­ra vez que ro­bots son uti­li­za­dos en una bi­blio­te­ca pú­bli­ca. Y ten­drán mu­cho tra­ba­jo con los más de 100 mil li­bros en for­ma­to fí­si­co que hay en su acer­vo, aun­que tam­bién con­ta­rá con más de 4 mi­llo­nes de tí­tu­los en for­ma­to di­gi­tal.

Los ro­bots se con­ver­ti­rán en un es­pec­tácu­lo fa­mi­liar pa­ra los 10 mil usua­rios que se es­pe­ra que vi­si­ten la bi­blio­te­ca ca­da día. “Ni si­quie­ra sé có­mo de­be­ría­mos re­fe­rir­nos a ellos (los ro­bots), pe­ro es­toy se­gu­ra de que, con el tiem­po, la mis­ma gen­te les en­con­tra­rá un ade­cua­do”, co­men­tó Vant­ti­nen.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.