La Guar­dia se­rá tem­po­ral: Sil­vano

Has­ta que la res­pon­sa­bi­li­dad de es­ta­dos y mu­ni­ci­pios en se­gu­ri­dad des­apa­rez­ca de la Cons­ti­tu­ción, el cuer­po se­rá “com­ple­men­to”, se­ña­la

Capital Michoacan - - PORTADA - FÁ­TI­MA PAZ AL­FA­RO

Mo­re­lia.- La Guar­dia Na­cio­nal, pie­dra an­gu­lar de la es­tra­te­gia de se­gu­ri­dad pú­bli­ca de la ad­mi­nis­tra­ción Fe­de­ral de An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, se­rá una so­lu­ción tem­po­ral an­te la emer­gen­cia que re­pre­sen­ta la in­ci­den­cia de­lic­ti­va en Mé­xi­co, ase­ve­ró Sil­vano Au­reo­les Co­ne­jo.

El go­ber­na­dor des­ta­có que, en tan­to no se eli­mi­ne con una re­for­ma, no pre­vis­ta, a la Cons­ti­tu­ción, la res­pon­sa­bi­li­dad de los mu­ni­ci­pios y los es­ta­dos de do­tar con se­gu­ri­dad, se de­be­rá for­ta­le­cer a las cor­po­ra­cio­nes lo­ca­les con la crea­ción de un mo­de­lo na­cio­nal de po­li­cía.

En tan­to se con­cre­ta, la Guar­dia Na­cio­nal ope­ra­rá co­mo una me­di­da emer­gen­te, “así lo ha plan­tea­do la Fe­de­ra­ción”, que ha­rá po­si­ble con­tar con el apo­yo de las fuer­zas ar­ma­das pa­ra com­ba­tir la cri­mi­na­li­dad.

“No se eli­mi­na la es­truc­tu­ra bá­si­ca de se­gu­ri­dad pú­bli­ca, por­que las po­li­cías mu­ni­ci­pa­les y es­ta­ta­les son los pri­me­ros res­pon­dien­tes, pe­ro sí re­quie­ren de im­pul­so, y pa­ra ello, la ope­ra­ción tem­po­ral de una Po­li­cía Na­cio­nal se­rá un com­ple­men­to”, reite­ró el man­da­ta­rio mi­choa­cano.

Sil­vano Au­reo­les re­cor­dó que el pro­ce­so de crea­ción de la Guar­dia Na­cio­nal pre­ci­sa­rá de la re­for­ma de va­rios ar­tícu­los de la Cons­ti­tu­ción, la apro­ba­ción de es­tas mo­di­fi­ca­cio­nes por los es­ta­dos y la ge­ne­ra­ción de le­yes re­gla­men­ta­rias, por lo que se re­cu­rri­rá en los si­guien­tes me­ses al des­plie­gue de ele­men­tos de las po­li­cías mi­li­tar y na­val.

La ex­pec­ta­ti­va es asig­nar 600 efec­ti­vos a las zo­nas más cas­ti­ga­das por la de­lin­cuen­cia y 300 a 400 agen­tes a las áreas “más tran­qui­las”; pa­ra el ca­so de Mi­choa­cán, el go­ber­na­dor es­ti­mó que se re­que­ri­rá de tres mil a tres mil 500 ele­men­tos.

Por otro la­do, Juan Ber­nar­do Co­ro­na Mar­tí­nez, ti­tu­lar de la Se­cre­ta­ría de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca (SSP), re­fi­rió que los es­pa­cios va­cíos de au­to­ri­dad ob­ser­va­dos, en con­jun­ción con el “efec­to cu­ca­ra­cha” de­ri­va­do de la im­ple­men­ta­ción de me­di­das de com­ba­te a la cri­mi­na­li­dad, han lle­va­do al re­cru­de­ci­mien­to de la de­lin­cuen­cia en re­gio­nes co­mo Urua­pan y Za­mo­ra, si­tios en los que la de­lin­cuen­cia bus­car “echar raí­ces”.

Si bien de­cli­nó se­ña­lar que las desave­nen­cias ob­ser­va­das en fe­chas re­cien­tes en­tre los go­bier­nos de la Re­pú­bli­ca y es­ta­tal, por la de­fi­ni­ción de la es­tra­te­gia de se­gu­ri­dad, han con­tri­bui­do a es­ta con­di­ción, Co­ro­na Mar­tí­nez di­jo que los si­tios don­de se pro­du­cen au­sen­cias de una au­to­ri­dad se­rán apro­ve­cha­dos por los gru­pos de­di­ca­dos.

En­tre los pun­tos que el ti­tu­lar de la SSP re­co­no­ció co­mo ál­gi­dos, son

las re­gio­nes de Urua­pan, Za­mo­ra, Lá­za­ro Cár­de­nas y Mo­re­lia, con ten­den­cia a la ba­ja en la co­mi­sión de ilí­ci­tos en Apat­zin­gán: “el fa­mo­so efec­to cu­ca­ra­cha sí se da, por­que si en una re­gión apre­ta­mos los ope­ra­ti­vos la de­lin­cuen­cia se va a otros la­dos”.

El Ob­ser­va­to­rio Ciu­da­dano de Mi­choa­cán, su­bra­yó que oc­tu­bre fue el mes con más car­pe­tas de in­ves­ti­ga­ción por la co­mi­sión de ho­mi­ci­dios do­lo­sos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.