La fal­ta de ex­pli­ca­cio­nes

Capital Queretaro - - NACIONAL -

Sin lu­gar a du­das el pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca le de­be mu­chas ex­pli­ca­cio­nes a los me­xi­ca­nos, y aun­que no es­té acos­tum­bra­do a dar­las por su ta­lan­te per­so­nal y en oca­sio­nes au­to­ri­ta­rio, pa­re­cie­ra que es­tá es­ti­ran­do de­ma­sia­do la li­ga que une a los di­ver­sos sec­to­res so­cia­les con su pro­yec­to per­so­nal y de go­bierno.

Has­ta aho­ra las ex­pli­ca­cio­nes de la es­ca­sez y dis­mi­nu­ción de las ga­so­li­nas en ca­si to­das las la­ti­tu­des del país se han cen­tra­do en la lu­cha con­tra los hua­chi­co­le­ros, pe­ro a de­cir de quie­nes co­no­cen el te­ma, aun­que es gran­de el ro­bo que ha­cen, no ame­ri­ta la sus­pen­sión to­tal del com­bus­ti­ble.

Por prin­ci­pio de cuen­tas hay que se­ña­lar que los pre­sun­tos con­tra­tos con Es­ta­dos Uni­dos pa­ra el abas­te­ci­mien­to de ga­so­li­nas man­tie­ne en vi­lo a la na­ción y a los sec­to­res pro­duc­ti­vos del país, y a pe­sar de ello no han si­do des­car­ga­dos los on­ce bar­cos que con­tie­nen com­bus­ti­ble en las in­me­dia­cio­nes de Tux­pan, en Ve­ra­cruz, lo que sol­ven­ta­ría du­ran­te al­gu­nos días la ca­ren­cia de las ga­so­li­nas pa­ra man­te­ner el rit­mo de los pro­ce­sos eco­nó­mi­cos en to­das las la­ti­tu­des del país.

Pe­ro tam­bién hay que se­ña­lar que re­sul­ta inex­pli­ca­ble que no se per­mi­ta la des­car­ga de esos on­ce bu­ques pe­tro­le­ros que co­bran por ho­ra, con un cos­to bru­tal­men­te enor­me pa­ra el país a pe­sar de man­te­ner­se en al­ta mar, por el sim­ple he­cho de que es­tán cum­plien­do con­tra­tos con­traí­dos con an­te­rio­ri­dad. Has­ta aho­ra re­sul­ta in­ve­ro­sí­mil la ver­sión que ha pro­pa­la­do el pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca en el sen­ti­do de que se ce­rra­ron to­das las vál­vu­las pa­ra evi­tar las ac­ti­vi­da­des de­pre­da­do­ras de los “hua­chi­co­le­ros”.

Pa­ra mu­chos la ac­ti­tud del “Go­bierno Me­xi­cano” ra­ya en lo in­ve­ro­sí­mil por­que sus in­te­gran­tes se han ne­ga­do a dar ex­pli­ca­cio­nes cohe­ren­tes acer­ca de la cir­cuns­tan­cia que he­mos vi­vi­do en los úl­ti­mos días, y no han fal­ta­do las ver­sio­nes que fan­ta­sio­sas o no acen­túan el te­mor de am­plios sec­to­res de la po­bla­ción en torno a la po­si­bi­li­dad de que se ha­ya de­ja­do de com­prar com­bus­ti­ble a Es­ta­dos Uni­dos pa­ra con­ver­tir­nos en clien­tes del go­bierno bo­li­va­riano de Ve­ne­zue­la en­ca­be­za­do por Ni­co­las Ma­du­ro, y quien man­tie­ne mu­cha cer­ca­nía con el man­da­ta­rio me­xi­cano.

Me pa­re­ce que ha lle­ga­do la ho­ra de que el pro­pio pre­si­den­te An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor ha­ble con fran­que­za acer­ca de su pro­yec­to de na­ción y de sus li­gas con el go­bierno bo­li­va­riano de Ve­ne­zue­la, a quien se ne­gó a con­de­nar a tra­vés del do­cu­men­to que fir­ma­ron los paí­ses per­te­ne­cien­tes a la Or­ga­ni­za­ción de los Es­ta­dos Ame­ri­ca­nos, lo que ha sem­bra­do du­das acer­ca de su leal­tad a los paí­ses que han con­de­na­do al ré­gi­men dic­ta­to­rial y mi­li­tar de Ni­co­lás Ma­du­ro, quien aho­ra se re­eli­gió has­ta el 2025.

De no pro­nun­ciar­se el pre­si­den­te me­xi­cano en el cor­to pla­zo mar­can­do una se­pa­ra­ción del ré­gi­men to­ta­li­ta­rio de Ni­co­lás Ma­du­ro, al­go que di­fí­cil­men­te acep­ta­ría rea­li­zar a ins­tan­cias de la Or­ga­ni­za­ción de los Es­ta­dos Ame­ri­ca­nos, los me­xi­ca­nos ten­dre­mos que acep­tar mu­chas co­sas de las que tan­to he­mos re­ne­ga­do acer­ca de lo que ocu­rre en la na­ción su­da­me­ri­ca­na. Si la ver­sión de que Mé­xi­co es­tá com­pran­do pe­tró­leo ve­ne­zo­lano re­sul­ta cer­te­ra, se­rá muy tem­pra­na la con­vul­sión so­cial que se­gu­ra­men­te se pre­sen­ta­rá en am­plios sec­to­res de la po­bla­ción. El es­ce­na­rio que tan­to te­mie­ron mu­chos, si­gue la­ten­te. Al tiem­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.