Luis Chiu: sabores mi­le­na­rios des­de Chi­na pa­ra Mé­xi­co

De pa­dres can­to­ne­ses, es­te jo­ven com­par­te su amor por la co­ci­na de aquel país con mexicanos cu­rio­sos y chi­nos nos­tál­gi­cos por los sabores de ca­sa.

Caras (México) - - Pre­sen­ta -

A un­que es ori­gi­na­rio de la Ciu­dad de Mé­xi­co, la cul­tu­ra chi­na ha si­do y si­gue sien­do de­ter­mi­nan­te en su vi­da. Hi­jo de pa­dres can­to­ne­ses –res­tau­ran­te­ros des­de siem­pre–, Luis Chiu se crió en el am­bien­te de las co­ci­nas y ca­fés de chi­nos. Aho­ra, con 27 años de edad y pro­ta­go­nis­ta de un vi­go­ro­so y pro­po­si­ti­vo re­le­vo ge­ne­ra­cio­nal, es el chef de Asian

Bay, res­tau­ran­te que des­de al­gu­nos años se men­cio­na en el círcu­lo de chefs y co­no­ce­do­res co­mo uno de los se­cre­tos me­jor guar­da­dos en la co­lo­nia Condesa (Ta­mau­li­pas 95) e in­cues­tio­na­ble em­ba­ja­da de la co­ci­na chi­na en Mé­xi­co.

Luis te­nía 15 años cuan­do, du­ran­te una es­tan­cia en aquel país le­jano pa­ra apren­der man­da­rín, co­men­zó a to­mar cur­sos de co­ci­na. De ahí en ade­lan­te no de­jó de ali­men­tar esa in­quie­tud y de via­jar e in­ves­ti­gar pa­ra co­no­cer to­das las re­gio­nes y sabores de un te­rri­to­rio cu­ya ri­que­za y di­ver­si­dad cu­li­na­rias son ca­si in­abar­ca­bles. Pa­ra él, la co­ci­na se tie­ne que vi­vir y hay que es­tar en con­tac­to di­rec­to con la cul­tu­ra y tra­di­cio­nes pa­ra trans­mi­tir­la ade­cua­da­men­te; ahí ra­di­ca el prin­ci­pio fun­da­men­tal de la au­tén­ti­ca co­ci­na tra­di­cio­nal que ofre­ce Asian Bay.

PA­RA CU­RIO­SOS Y EX­PER­TOS

La pro­pues­ta de es­te jo­ven chef es re­co­no­ci­da co­mo una ex­pre­sión ge­nui­na de la gas­tro­no­mía chi­na en Mé­xi­co, y su res­tau­ran­te es des­tino obli­ga­do pa­ra quie­nes gus­tan de ex­plo­rar sabores, in­gre­dien­tes y preparaciones. Pues­to que la di­ver­si­dad es uno de múl­ti­ples atri­bu­tos de es­te res­tau­ran­te, se ha vuel­to pun­to de reunión pa­ra la co­mu­ni­dad chi­na en nues­tro país: es un si­tio tranquilo, re­la­ja­do y ameno que no de­ja de guar­dar cer­ca­nía con cier­to am­bien­te ce­re­mo­nio­so, pro­pio de la so­fis­ti­ca­ción de una cul­tu­ra mi­le­na­ria, y del ri­gor, ta­len­to y ofi­cio de un chef co­mo Chiu, y el equi­po de co­ci­na se com­ple­ta con co­ci­ne­ros de ori­gen chino que apo­yan y com­ple­men­tan la di­rec­ción de és­te.

El res­tau­ran­te cuen­ta con dos car­tas: una orien­ta­da a pla­tos de ‘do­mi­nio pú­bli­co’, co­mo cer­do agri­dul­ce, chow mein y res en sal­sa de os­tión, por men­cio­nar al­gu­nos clá­si­cos de eje­cu­ción notable y que sir­ven co­mo an­clas pa­ra los que op­tan por al­go más co­no­ci­do den­tro de la ex­ten­sa ofer­ta de la co­ci­na can­to­ne­sa. La otra car­ta, co­no­ci­da co­mo la car­ta chi­na en­tre los co­men­sa­les asi­duos, es­tá di­ri­gi­da a la nostalgia de quie­nes se en­cuen­tran le­jos de su tie­rra y, co­mo es pre­de­ci­ble, ca­da día son más las per­so­nas que la so­li­ci­tan. Pa­ra Luis Chiu, el tra­ba­jo de con­quis­tar a los pa­la­da­res mexicanos ha si­do pau­la­tino, pe­ro los re­sul­ta­dos son ca­da vez más con­cre­tos y vi­si­bles.

IN­GRE­DIEN­TES DE PRI­ME­RA, EL SE­CRE­TO

Asian Bay ofre­ce más de 200 pla­ti­llos que re­pre­sen­tan, en tér­mi­nos ge­ne­ra­les, a la gas­tro­no­mía chi­na, can­to­ne­sa prin­ci­pal­men­te. La ca­li­dad y la fres­cu­ra de sus in­gre­dien­tes es otra pre­mi­sa de la ca­sa que se lo­gra con el apo­yo de co­mer­cian­tes lo­ca­les, así co­mo con pes­ca­dos y mariscos vi­vos den­tro del lo­cal. Vi­si­tar el res­tau­ran­te sig­ni­fi­ca, en fin, una in­vi­ta­ción a re­gre­sar una y otra vez pa­ra aden­trar­se en la am­pli­tud y ex­qui­si­tez de una de las co­ci­nas más va­ria­das y com­ple­jas del mun­do.

Asia­nBay abre los 365 días del año y, a par­tir de oc­tu­bre, pa­ra de­lei­te de los adep­tos al brunch, los do­min­gos de 10 a 13 ho­ras con­ta­rá con el tra­di­cio­nal ri­tual ma­tu­tino can­to­nés de fi­nes de se­ma­na Yum­cha, que con­sis­te en comer dim­sum lle­va­do a las me­sas en ca­rri­tos con va­po­re­ras. De tal mo­do, Luis Chiu con­ti­núa asom­bran­do con su ta­len­to e in­te­li­gen­cia pa­ra co­lo­car la gas­tro­no­mía de sus an­te­pa­sa­dos en una po­si­ción al­ta­men­te apre­cia­da den­tro de las co­ci­nas que en­ri­que­cen el pa­no­ra­ma gas­tro­nó­mi­co na­cio­nal, y que no pue­de pa­sar des­aper­ci­bi­do a par­tir de aho­ra.

Asian Bay es una pro­pues­ta que de­ja en cla­ro el apo­geo de sabores que ofre­ce la Ciu­dad de Mé­xi­co, así co­mo el in­te­rés que des­pier­tan en­tre pro­pios y ex­tra­ños.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.