Caras (México)

PURIFICACI­ÓN GARCÍA

Una mujer sin límites.

- por Cynthia Grajales fotos Rodolfo Noyola

Nunca imaginó llegar a donde está ahora. Sus padres la obligaron a estudiar Medicina, pero su decisión y arduo trabajo la llevaron a emprender camino en el mundo textil. Esta mujer determinad­a, fiel y creyente de que su destino ya estaba trazado, vino a México a presentar su nueva colección; en su visita nos platicó en exclusiva cómo ha alcanzado el éxito en su marca y en su vida personal.

Nació en la aldea gallega de Castrelo do Valle (Orense, España) en 1952. Muy pequeña se vió forzada a emigrar a Uruguay. A sus 15 años empezó a trabajar en una textilera y fue ahí donde descubrió su verdadera vocación: el diseño. Ahora, después de más 30 años, dirige un imperio bajo su propio nombre.

La diseñadora Purificaci­ón García visitó nuestro país gracias al desfile que organizó American Express en el Museo Soumaya. Dentro de ese marco presentó su colección de primavera-verano 2016. Nos sentamos a platicar con ella en exclusiva y esto fue lo que nos contó:

Cuéntanos cómo empezó tu carrera en la moda…

Yo estudiaba Medicina, porque mis padres eran muy conservado­res y no me dejaban estudiar lo que yo quería. Siempre me decían que la moda no era una carrera.

¿Cómo supiste que querías ser diseñadora?

Yo, que soy muy necia, empecé a trabajar en una fábrica textil al mismo tiempo que estudiaba Medicina y ya no hubo vuelta atrás. Supe que era lo mío, que era mi pasión y mi ilusión. Los textiles me fascinaban, sus texturas, su uso, sus composicio­nes, el tacto, la mano...

¿Cuál es la anécdota favorita de tu carrera?

En uno de los desfiles de Madrid, se perdieron los zapatos. Al no saber qué hacer tuve que resolverlo de alguna manera. Decidí pintarle los pies a las modelos y llenar el piso de hojas. Parecía escenario; se veía espectacul­ar.

¿Cómo es la mujer Purificaci­ón García?

Es una mujer contemporá­nea, moderna, trabajador­a, que viaja, que tiene poco tiempo y con valores y necesidade­s del día a día; que necesita prendas que se adapten a su estilo de vida y a su profesión, además de ser ama de casa. Trabajo para esa mujer que sale con un outfit con tenis y trae unos tacones maravillos­os en la bolsa para la noche

¿En qué piensas cuando diseñas?; ¿qué objetivo quieres alcanzar?

En una mujer como yo, quiero diseñar una colección de 24 horas que sea versátil, cómoda y funcional.

¿Tienes algún vicio al diseñar?

Escuchar música y comer chocolate.

¿En dónde te inspiras más? ¿Tienes algún ritual?

Ahora que todo está tan a la mano me la paso en Internet. Pero antes, para hacer mis coleccione­s viajaba, necesitaba ver gente, cultura, ir a los mercados. Me inspira todo lo que está a mi alrededor a decir verdad.

Si no hubieras sido diseñadora, ¿qué serías?

Hippie o florista. Pero creo mucho en el destino y que el

mío ya estaba trazado, y también creo que uno se forja su propio trayecto.

¿Quiénes son tus máximas influencia­s en tu profesión?

Mi clienta, sin duda alguna. Pero me encanta el estilo de Dries Van Noten. Es quien mejor mezcla los tejidos, los colores que usa son insólitos; es perfecto.

¿Quiénes son tus máximas influencia­s en tu vida personal?

Mis hijos; siempre me impulsan a seguir adelante y a no dejar mi profesión.

¿Qué opinas del estilo de la mujer mexicana?

Es un estilo que hoy en día ha tenido tanta influencia que está al nivel de cualquier mujer en el mundo.

¿Te imaginaste algún día llegar adonde estás ahora?

¡No! Nunca. Yo hacía prendas para mis amigas al inicio de mi carrera. Jamás pensé tener una marca, tiendas, expansión a nivel internacio­nal. Me siento muy orgullosa de tener un imperio bajo mi nombre.

¿Cómo defines tu momento actual a nivel personal y profesiona­l?

A los 30 pensaba que me comía el mundo; era muy arriesgada. Ahora estoy más tranquila y más segura con lo que quiero, hacia dónde voy y cómo mantener la línea de lo que he hecho en ambos sentidos.

¿Cuál es tu día favorito de la semana?

El domingo, porque estoy tirada en pijama o pants viendo películas en mi casa. Y de vez en cuando salgo a la montaña con mi perro.

¿Cuál es la mayor satisfacci­ón que te da tu trabajo?

Ver gente vestida con mi ropa y coleccione­s.

¿Tienes algún mantra?

Hay que trabajar, trabajar y trabajar.

¿Cuál es el mejor consejo que te han dado?

Me lo dio mi padre. Y siempre me decía: “Si no arriesgas, no lograrás nada. Y si te caes, te levantas y no pasa nada”.

¿Cómo te gustaría ser recordada?

Como alguien que hizo algo por la moda.

¿Cómo lidias con el estrés?

Muy mal. Grito mucho.

¿Qué sigue para Purificaci­ón García?

Seguir trabajando, escuchando a mis clientas; innovando para seguir adelante y expandiend­o mi marca.

 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico