¿Sabías que la cau­sa del caos men­tal que ex­pe­ri­men­ta­mos y lla­ma­mos overt­hin­king, el cual nos im­pi­de dor­mir, se de­be a una reac­ción fi­sio­ló­gi­ca que se pue­de com­ba­tir? Ve­ro Mar­cos, re­gio­mon­ta­na es­pe­cia­lis­ta en bie­nes­tar in­te­gral y fun­da­do­ra de la Te­ra­pia in

Caras (México) - - Lu­xury news -

La fir­ma ita­lia­na, Guc­ci, re­ve­la un nue­vo aro­ma que se in­cor­po­ra al uni­ver­so de Guilty: Guc­ci Guilty Pour Hom­me. Sus no­tas se rein­ven­tan con to­ques de ají pi­can­te y ro­sas fres­cas pa­ra crear una com­po­si­ción mas­cu­li­na pe­ro irre­ve­ren­te, de­di­ca­da a to­dos esos hom­bres con una for­ma de ser au­daz.

El ac­tor Ja­red Le­to re­gre­sa pa­ra pro­ta­go­ni­zar es­ta his­to­ria. De­trás de es­ce­na ve­mos cómo su ca­rác­ter ex­cén­tri­co y su mi­ra­da pe­ne­tran­te se vuel­ven el en­fo­que con clá­si­cos es­ce­na­rios es­ta­dou­ni­den­ses –co­mo la la­van­de­ría, el sa­lón de be­lle­za, un co­che o un su­per­mer­ca­do– de­fon­do. Fo­to­gra­fia­do por Glen Luch­ford, Ja­red se mues­tra in­tré­pi­do, con­fia­do y con un ma­ni­fies­to de li­ber­tad que in­vi­ta a otros a imi­tar­lo.

El eau de par­fum es ines­pe­ra­do y su­ges­ti­vo. Su aro­má­ti­ca ama­de­ra­da com­bi­na­da con no­tas que nos evo­can a los años 70, dan co­mo re­sul­ta­do una lo­ción re­tro, fuer­te y po­co con­ven­cio­nal. Le­to en­car­na per­fec­ta­men­te es­te sen­ti­mien­to de in­hi­bi­ción y ori­gi­na­li­dad que se ven re­pre­sen­ta­dos a tra­vés del pa­chu­li, pi­mien­ta ro­sa, flor de na­ran­jo y ne­ro­li em­pa­que­ta­das en un fras­co ne­gro ma­te que guar­da el mis­te­rio de es­te aro­ma en su in­te­rior.

#Fo­re­ve­rGuc­ci fue rea­li­za­da en la ciu­dad de Los Án­ge­les, Ca­li­for­nia, en un homenaje que ce­le­bra a

Con un look lla­ma­ti­vo Ja­red Le­to es la ima­gen de una his­to­ria de li­ber­tad. la me­tró­po­li que vio na­cer Holly­wood. Ja­red tra­ba­jó al la­do del di­rec­tor crea­ti­vo, Ales­san­dro Mi­che­le, ade­más de com­par­tir es­ce­na con La­na del Rey y la le­gen­da­ria Court­ney Lo­ve – quien tie­ne un cameo es­pe­cial en la pro­duc­ción– en un vi­deo es­pec­ta­cu­lar.

Si bien la cam­pa­ña pa­sa­da fue en un sen­ti­do dis­tin­to, más so­fic­ti­ca­do y con otro look del mú­si­co, es­ta se con­vier­te en al­go mu­cho más irre­ve­ren­te y di­ver­ti­do, sin per­der la ele­gan­cia y sen­sua­li­dad que ca­rac­te­ri­zan a Guilty. Des­de el out­fit, con un sa­co ro­jo vi­bran­te y una enor­me flor, has­ta los mo­vi­mien­tos y to­mas, de­jan ver el ca­rác­ter de Ja­red, el cual abra­za y mues­tra sin fil­tros pa­ra una re­in­ter­pre­ta­ción em­bria­gan­te de la crea­ción ori­gi­nal de la mar­ca.

El ove­rall de nues­tra sa­lud se be­ne­fi­cia enor­me­men­te si nos apar­ta­mos de las no­ti­cias, plá­ti­cas, mú­si­ca y se­ries no­ci­vas, al­go tan sen­ci­llo co­mo es­to re­per­cu­te di­rec­ta­men­te en el buen tra­to y amor pro­pio que nos te­ne­mos. De lo con­tra­rio, nues­tra men­te, a la ho­ra de ir a la ca­ma, se en­cuen­tra en un es­ta­do de sa­tu­ra­ción tal, que au­to­má­ti­ca­men­te ge­ne­ra hor­mo­nas y sus­tan­cias quí­mi­cas que van a nues­tro ce­re­bro –a la amíg­da­la ce­re­bral– y que nos po­si­cio­nan en un es­ta­do de in­tran­qui­li­dad y te­mor a si­tua­cio­nes irrea­les.

“De­be­mos amar­nos lo su­fi­cien­te pa­ra tra­tar­nos con amor y con­sen­tir­nos, res­pe­tar las ru­ti­nas y ne­ce­si­da­des que nos pi­de el cuer­po y la men­te”, nos co­men­ta la psi­có­lo­ga y li­fe coach, Ve­ró­ni­ca Mar­cos.

El sue­ño tran­qui­lo y nues­tra sa­lud tie­nen mu­cho que ver con lo que nos ali­men­ta­mos emo­cio­nal­men­te du­ran­te el día pa­ra po­der con­tro­lar el so­bre­pen­sa­mien­to y

De­trás de cá­ma­ras en el su­per­mer­ca­do.

Su for­ma de ser ori­gi­nal se ha­ce pre­sen­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.