CAN­TO, LUE­GO EXISTO

Una plá­ti­ca ín­ti­ma con Car­la Mo­rri­son.

Caras (México) - - Contenido - Por Ma­ri Te­re Le­lo de La­rrea

S u inigua­la­ble voz es la me­jor he­rra­mien­ta que tie­ne la can­tan­te na­ci­da en Te­ca­te, Ba­ja Ca­li­for­nia. Car­la Mo­rri­son sa­be exac­ta­men­te lo que quie­re y eso le ha per­mi­ti­do al­can­zar el éxi­to. Hoy se le con­si­de­ra un re­fe­ren­te de la mú­si­ca al­ter­na­ti­va en Mé­xi­co, aun­que su sen­ci­llez es aún más gran­de que su ta­len­to. “Sé que pue­do ser una ins­pi­ra­ción pa­ra al­guien, pe­ro no ba­so mi vi­da en lo que la gen­te per­ci­be de mí, sino en mis me­tas per­so­na­les. Lo que sí es­tá cla­ro es que siem­pre he in­ten­ta­do ser muy real con­mi­go. Tra­to de ser au­tén­ti­ca y ver­da­de­ra por­que eso li­be­ra y crea un am­bien­te más ho­nes­to. Mi res­pon­sa­bi­li­dad es co­mo ser hu­mano y co­mo mu­jer. Creo que si soy res­pe­tuo­sa, fiel a mí mis­ma y si ha­go con to­da la pa­sión mi tra­ba­jo, al fi­nal las co­sas van a sa­lir bien. Uno tie­ne que dar lo me­jor de sí y to­mar­se el tiem­po pa­ra cui­dar to­dos los de­ta­lles”, pla­ti­ca la can­tau­to­ra.

Car­la Mo­rri­son si­gue su ins­tin­to y nos re­ga­la pie­zas mu­si­ca­les que na­cen de su co­ra­zón. Ha ga­na­do tres Grammys la­ti­nos y ha se­du­ci­do en dos oca­sio­nes al Grammy es­ta­dou­ni­den­se. To­do ello es con­se­cuen­cia de mu­cho em­pe­ño y, por su­pues­to, la au­ten­ti­ci­dad que la ca­rac­te­ri­za. “Mu­chas ve­ces tra­ta­mos de se­guir lo que nos di­ce la gen­te o los lo­gros de otras per­so­nas los que­re­mos em­bo­nar a nues­tra his­to­ria. Creo que el éxi­to en la vi­da es ser­te fiel a ti mis­mo y ser ver­da­de­ro con tus con­vic­cio­nes, ideas y con lo que real­men­te quie­res ha­cer; no he se­gui­do una fór­mu­la, sino que he cons­trui­do mi ver­dad, lo que emo­cio­na a mi co­ra­zón, a mi es­pí­ri­tu”, nos co­men­ta Mo­rri­son.

Una prue­ba de que ac­tual­men­te dis­fru­ta una de las me­jo­res eta­pas en su vi­da es su re­cien­te co­la­bo­ra­ción con Ricky Mar­tin, quien la bus­có pa­ra tra­ba­jar en con­jun­to. “Re­cuer­do” es el re­sul­ta­do de es­ta unión. “Yo no sa­bía que (Ricky) tra­ba­ja­ba en un nue­vo dis­co. Mu­cho me­nos es­pe­ra­ba que él fue­ra fan de mi mú­si­ca; cuan­do me bus­có fue una gran sor­pre­sa. Des­pués vino el in­ter­cam­bio de ideas, me de­cía que le gus­ta­ba la ma­ne­ra en la que yo es­cri­bía. Es muy co­mu­ni­ca­ti­vo y es­cu­cha. La ver­dad es que fue una ex­pe­rien­cia muy en­ri­que­ce­do­ra; tam­bién des­cu­brí que es una per­so­na muy hu­ma­na y ama­ble”, agre­ga. De igual for­ma nos com­par­te cuál fue su fuen­te de ins­pi­ra­ción pa­ra crear es­ta can­ción. “Com­pu­se es­te sen­ci­llo co­mo si Ricky es­tu­vie­ra en la si­tua­ción de co­no­cer a esa per­so­na con la que fi­nal­men­te se va que­dar; me ima­gi­na­ba lo que sen­tía él. Me qui­se en­fo­car en el te­ma del re­cuer­do por­que sien­to que cuan­do nos enamo­ra­mos lo que más se nos

que­da gra­ba­do son esos mo­men­tos que pa­sa­mos con la per­so­na. Fue muy bo­ni­to to­do el pro­ce­so, ya que hi­ce es­te ejer­ci­cio de em­pa­tía de po­ner­me en sus za­pa­tos y pen­sa­ba ‘¿có­mo al­guien de ese ta­ma­ño y con el co­ra­zón tan gran­de que tie­ne pue­de enamo­rar­se?’ Creía que era pa­ra él, no sa­bía que iba a can­tar con Ricky, es­tu­vo muy in­tere­san­te cuan­do me dio la no­ti­cia”, nos con­fie­sa.

Con una ca­rre­ra de más de 10 años, Car­la Mo­rri­son co­se­cha los fru­tos de su ar­duo tra­ba­jo, cons­tan­cia y de­di­ca­ción y nos cuen­ta que aho­ra es más cons­cien­te si de to­mar de­ci­sio­nes se tra­ta. “Des­pués de tan­to tiem­po en es­to aho­ra sé que la in­dus­tria no es muy ama­ble to­do el tiem­po y que es­ta ca­rre­ra es muy ce­lo­sa y exi­gen­te; aho­ra soy una Car­la evo­lu­cio­na­da y creo que el ca­mino me ha lle­va­do a un cre­ci­mien­to que ate­so­ro y agra­dez­co por­que pue­do ‘se­guir en el jue­go’, pe­ro ya ten­go ex­pe­rien­cia, es­toy más in­for­ma­da y es­toy mo­ti­va­da por com­par­tir mú­si­ca con los de­más”, ex­pli­ca la can­tan­te de 34 años.

Hoy, Car­la re­si­de en Pa­rís, es­tu­dia en un con­ser­va­to­rio de jazz, pre­pa­ra su pró­xi­mo dis­co y dis­fru­ta de una vi­da tran­qui­la. “Sien­to que mu­cha gen­te cree que sal­go a mi ven­ta­na y veo la to­rre Eif­fel (ri­sas) y de­fi­ni­ti­va­men­te no es así. Es una vi­da lle­na de ar­te, hay mu­chí­si­mos mu­seos, y me en­can­ta dis­fru­tar de co­sas sim­ples co­mo el he­cho de sa­lir a to­mar­se un vino o un pe­da­ci­to de pan, co­no­cer otra cul­tu­ra que me lle­na de go­zo y de apren­di­za­jes”, nos pla­ti­ca Mo­rri­son.

La can­tan­te me­xi­ca­na es el cla­ro ejem­plo de la fuer­za y va­len­tía que re­pre­sen­tan las vo­ces fe­me­ni­nas en la ac­tua­li­dad.

“Des­pués de tan­to tiem­po en es­to aho­ra sé que la in­dus­tria no es muy ama­ble to­do el tiem­po y que es­ta ca­rre­ra es muy ce­lo­sa y exi­gen­te”

Por su ta­len­to y tra­yec­to­ria Car­la Mo­rri­son se ha con­ver­ti­do en un re­fe­ren­te de la mú­si­ca al­ter­na­ti­va en Mé­xi­co.

“Re­cuer­do” fue el te­ma que Car­la Mo­rri­son le es­cri­bió a Ricky Mar­tin. Al po­co tiem­po el can­tan­te puer­to­rri­que­ño le pi­dió que la can­ta­ran jun­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.