Caras (México) - - En por­ta­da -

no ha si­do fá­cil pa­ra nin­guno de los dos sin em­bar­go gra­cias al tra­ba­jo en equi­po hoy en día son bue­nos ami­gos. “El prio­ri­zar el bie­nes­tar co­mún y po­der lle­gar a es­te ni­vel de co­mu­ni­ca­ción por en­ci­ma de cual­quier di­fe­ren­cia que po­da­mos te­ner, tras­cien­de to­do”, agre­ga.

“Lo úni­co que ten­go es agra­de­ci­mien­to por las vi­ven­cias, el tiempo, el amor, la ener­gía, por Kai y lo que cons­truí­mos; aun­que ya no es­ta­mos en un con­cep­to de pa­re­ja, so­mos fa­mi­lia. El ba­lan­ce es de mu­cho cre­ci­mien­to y mu­cho amor”, re­fle­xio­na Mau­ri­cio so­bre sus años de re­la­ción con Ais­linn Der­bez, a quien in­vi­tó a sa­lir des­pués de que am­bos par­ti­ci­pa­ran en la pe­lí­cu­la A la ma­la (2015). Un año más tar­de se ca­sa­ron en Te­poztlán en com­pa­ñía de sus fa­mi­lia­res y ami­gos. Pe­se a lo que se ha ru­mo­ra­do en es­tos me­ses, Mau­ri­cio Och­mann sos­tie­ne una bue­na re­la­ción con la fa­mi­lia Der­bez. “Los quie­ro mu­cho. Siem­pre ha si­do muy cor­dial, ho­nes­ta, ‘fren­te­ra’. Son los tíos y abue­los de Kai y con ca­da uno lo­gré te­ner una co­ne­xión in­di­vi­dual. De mi la­do hay mu­cho res­pe­to y ca­ri­ño”, nos ex­pli­ca el ac­tor.

Una se­pa­ra­ción no es fá­cil pa­ra na­die, pe­ro la pa­re­ja ha ma­ne­ja­do con su hi­ja es­ta si­tua­ción lo me­jor po­si­ble. “La ver­dad es que aho­ri­ta es­tá muy chi­qui­ta pa­ra sen­tar­se a ha­blar con ella y de­cir­le tal cual. Pe­ro Kai ve que sus pa­pás se lle­van muy bien. Ob­via­men­te, vi­ve la par­te de los es­pa­cios: don­de hay tiempo con mamá, otro con pa­pá y a ve­ces los tres. Creo que has­ta cier­to pun­to lo he­mos he­cho bas­tan­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.