Carlos Mer­lo

Di­rec­tor de Cor­po­ra­ción Ray­mond de Mé­xi­co

CEO Magazine Latam - - CONTENIDO -

HAY SUE­ÑOS QUE SE CUM­PLEN, y el de Carlos Mer­lo se ges­tó en el co­me­dor de su ca­sa. Des­de ahí co­men­zó a la­brar la his­to­ria de Cor­po­ra­ción Ray­mond de Mé­xi­co, em­pre­sa que fun­dó en 1990. De en­ton­ces a es­ta fe­cha ha ma­ne­ja­do el des­tino del con­sor­cio de la sub­si­dia­ria de la es­ta­dou­ni­den­se The Ray­mond Cor­po­ra­tion, na­ci­da en Green, Nue­va York en el año de 1922.

Ray­mond ha si­do tra­di­cio­nal­men­te lí­der en el seg­men­to de ma­ne­jo de ma­te­ria­les con so­lu­cio­nes pun­to a pun­to pa­ra ha­cer lo más efi­cien­te po­si­ble la fun­ción de la ca­de­na de su­mi­nis­tro en al­ma­ce­nes de di­fe­ren­tes in­dus­trias con una va­rie­dad de mon­ta­car­gas abo­ca­dos a dis­tin­tas fun­cio­nes y equi­pos au­to­ma­ti­za­dos en­fo­ca­dos al óp­ti­mo fun­cio­na­mien­to pa­ra, no só­lo em­bo­de­gar, sino tam­bién dis­tri­buir mer­can­cía a tra­vés de so­fis­ti­ca­dos sis­te­mas ope­ra­ti­vos sus­ten­ta­dos en la ad­mi­nis­tra­ción in­te­li­gen­te del flu­jo de pro­duc­tos y vo­lú­me­nes de in­ven­ta­rio, en­tre otros. Mer­lo re­cuer­da que en sus pri­me­ros años en­fren­ta­ron gran­des desafíos. “Ha­cía ca­si 30 años es­tá­ba­mos en un mer­ca­do muy de ni­cho, que era el eléc­tri­co, cuan­do la ma­yo­ría de ca­mio­nes eran de com­bus­tión in­ter­na, en­ton­ces el re­to era gran­de y los con­su­mi­do­res po­cos. Co­mo nues­tros vehícu­los tra­ba­jan en bo­de­gas ce­rra­das es­to era una li­mi­ta­ción, sin em­bar­go, la ten­den­cia gi­ró ha­cia lo eléc­tri­co así que fui­mos afor­tu­na­dos por ha­ber es­ta­do en el lu­gar y mo­men­to ade­cua­dos”, se­ña­la.

El pa­que­te com­ple­to de su ofer­ta in­clu­ye la op­ti­mi­za­ción de tiem­pos de des­car­ga de mer­can­cía con so­lu­cio­nes que acor­tan el tiem­po de guar­da­do de los pro­duc­tos en los cen­tros de aco­pio y dis­tri­bu­ción en be­ne­fi­cio de sus clien­tes. Su fuer­za fren­te a la com­pe­ten­cia ra­di­ca en la ca­li­dad de las so­lu­cio­nes que ofre­ce da­do que, ade­más de brin­dar agi­li­dad a las la­bo­res de los gran­des al­ma­ce­nes, ge­ne­ra va­lio­sos aho­rros y se­gu­ri­dad en el ma­ne­jo de los pro­duc­tos. Pen­se­mos, por ejem­plo, en los

gran­des cen­tros de dis­tri­bu­ción de pe­re­ce­de­ros pa­ra gi­gan­tes del re­tail o de los com­ple­jos pa­ra el aco­pio de pro­duc­tos de mul­ti­na­cio­na­les. “He­mos si­do muy exi­to­sos te­nien­do una par­ti­ci­pa­ción de mer­ca­do de 27% con vehícu­los en dis­tin­tas ca­te­go­rías, y es­pe­ra­mos al­can­zar me­jo­res nú­me­ros”, co­men­ta el di­rec­ti­vo.

EX­PE­RIEN­CIA IN­TER­NA­CIO­NAL

Des­de ha­ce más de 95 años, Ray­mond Cor­po­ra­tion po­see un ni­vel glo­bal de em­pre­sa de van­guar­dia en di­se­ño y cons­truc­ción de mon­ta­car­gas eléc­tri­cos de al­ta tec­no­lo­gía, así co­mo de sis­te­mas y so­lu­cio­nes pa­ra el uso dia­rio de bo­de­gas y cen­tros de dis­tri­bu­ción de mer­can­cías. Una de sus ven­ta­jas com­pe­ti­ti­vas es ofre­cer cons­tan­tes in­no­va­cio­nes en la in­dus­tria, co­mo sis­te­mas aho­rra­do­res de ener­gía, óp­ti­ma uti­li­za­ción y apro­ve­cha­mien­to de es­pa­cios, di­se­ños er­go­nó­mi­cos, y al­ta ca­li­dad en ma­nu­fac­tu­ra y flo­ti­llas. To­dos es­tos, in­gre­dien­tes que re­dun­dan en el in­cre­men­to de la efi­cien­cia y re­duc­ción de cos­tos en el ma­ne­jo en las ope­ra­cio­nes de los ne­go­cios, quie­nes re­ci­ben be­ne­fi­cios a me­di­da de sus ne­ce­si­da­des con es­que­mas de so­lu­cio­nes a lar­go pla­zo. Un gran atrac­ti­vo es que in­te­gra to­do su es­que­ma de ofer­ta de ser­vi­cios y so­lu­cio­nes en un con­cep­to úni­co y fle­xi­ble al uso de cual­quier al­ma­cén que, pa­ra su ade­cua­do fun­cio­na­mien­to, cuen­ta con sis­te­mas in­te­li­gen­tes que so­por­tan las ope­ra­cio­nes de prin­ci­pio a fin. Así, las fun­cio­nes se desem­pe­ñan con el más al­to gra­do de ren­ta­bi­li­dad y efi­cien­cia.

“La idea del cor­po­ra­ti­vo es siem­pre pen­sar ha­cia el fu­tu­ro con nue­va tec­no­lo­gía, y có­mo desem­pe­ñar­nos me­jor pa­ra nues­tros clien­tes. Hay una com­pe­ten­cia que en­fren­ta­mos dia­rio, pe­ro nues­tro pro­pó­si­to es siem­pre ge­ne­rar in­no­va­ción pa­ra in­cre­men­tar la pro­duc­ti­vi­dad”, ex­pli­ca Mer­lo.

Una de sus in­no­va­cio­nes más exi­to­sas es el sis­te­ma de man­te­ni­mien­to de flo­ta ITRACK idea­do pa­ra sa­ber qué equi­pos se uti­li­zan me­jor y cuá­les pre­sen­tan ma­yor di­fi­cul­tad en su ope­ra­ción. Con ello, el usua­rio pue­de con­tro­lar cos­tos da­do que per­mi­te un con­ti­nuo mo­ni­to­reo de los vehícu­los y de­más ac­ti­vos en la bo­de­ga. “In­te­gra­mos to­dos nues­tros equi­pos en el al­ma­cén y coor­di­na­mos su ges­tión. Nues­tro ne­go­cio es co­mo un Me­cano; po­de­mos ha­cer lo que que­ra­mos y cuan­to que­ra­mos en la bo­de­ga”, apun­ta el in­dus­trial.

Ade­más, la com­pa­ñía fun­cio­na co­mo so­cio con­sul­tor de sus clien­tes y di­se­ña tra­jes a me­di­da que in­clu­yen eva­lua­cio­nes pa­ra me­jo­rar la ren­ta­bi­li­dad de la flo­ta de mon­ta­car­gas, me­jor apro­ve­cha­mien­to de los es­pa­cios de al­ma­ce­na­mien­to, y re­duc­ción de con­su­mo de ener­gía con apli­ca­cio­nes co­mo el Sis­te­ma de Ad­mi­nis­tra­ción de Al­ma­ce­nes. Asi­mis­mo, Ray­mond es pun­ta de lan­za en ges­tión de trans­por­te ho­ri­zon­tal, re­mol­que de ca­rro y ma­ne­jo de ta­ri­mas con el sis­te­ma Ra­dios­huttle que co­lo­ca las pla­ta­for­mas de ma­de­ra de mo­do que se apro­ve­che me­jor el es­pa­cio. “Lo que ha­ce­mos es me­jo­rar el ser­vi­cio al con­su­mi­dor; esa es nues­tra ba­se”, sub­ra­ya. Ade­más de Mé­xi­co, Mer­lo en­fo­ca las ba­te­rías de su ne­go­cio a Cen­tro y Su­da­mé­ri­ca con dis­tri­bui­do­res que fi­jan su ofer­ta en ven­ta de equi­po nue­vo, se­mi­nue­vo, cer­ti­fi­ca­do, re­fac­cio­nes, y flo­ti­llas de ren­tas. Ray­mond aña­de un atrac­ti­vo pro­gra­ma de ga­ran­tía de fa­bri­can­te. “Cum­plir la ex­pec­ta­ti­va del clien­te no es dar­le más, sino dar­le lo que le pro­me­te­mos, así que bus­car lo que él quie­re es nues­tra ta­rea de to­dos los días”, ar­gu­men­ta. Cuen­tan con un cen­tro de re­fac­cio­nes co­nec­ta­do a una red de dis­tri­bui­do­res que re­ci­ben apo­yo téc­ni­co a tra­vés de sis­te­mas di­gi­ta­les. Se su­ma ca­pa­ci­ta­ción pa­ra el uso ade­cua­do de los equi­pos que, en el ca­so de los mon­ta­car­gas cuen­tan con la cer­ti­fi­ca­ción ISO 9001 e ISO 14000. “Fun­cio­na­mos co­mo un es­pe­jo de lo que es Cor­po­ra­ción Ray­mond en EU. Eso so­mos pa­ra el mer­ca­do me­xi­cano”.

La com­pa­ñía tie­ne una red de más de 100 cen­tros de ser­vi­cio pa­ra pro­veer de re­fac­cio­nes (ga­ran­tía de un año) pa­ra mon­ta­car­gas. A es­to se le une man­te­ni­mien­to por pro­fe­sio­na­les cer­ti­fi­ca­dos, co­ber­tu­ra de equi­po des­de que el mon­ta­car­gas lle­ga a las ins­ta­la­cio­nes, y pro­gra­mas in­te­gra­les de en­tre­na­mien­to y eje­cu­ción pa­ra ope­ra­do­res, téc­ni­cos, y pea­to­nes de al­ma­cén. De la mano de la in­no­va­ción y el cons­tan­te lan­za­mien­to de pro­duc­tos de avan­za­da pa­ra el ma­ne­jo de mer­can­cía, no só­lo en el pi­so de al­ma­ce­na­mien­to sino tam­bién en otras áreas afi­nes a la ad­mi­nis­tra­ción de in­ven­ta­rios, Ray­mond ha lo­gra­do con­so­li­dar su li­de­raz­go dan­do so­lu­ción a las cam­bian­tes ne­ce­si­da­des del mer­ca­do a lo lar­go de más de 25 años. To­do es­te tiem­po sus­ten­ta­dos en el im­pul­so que les da su es­lo­gan “to­dos so­mos clien­tes”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.