Gon­za­lo del Peón

Pre­si­den­te de Am­re­sorts

CEO Magazine Latam - - CONTENIDO -

Ba­jo el li­de­raz­go de Gon­za­lo del Peón Suá­rez, Am­re­sorts se con­so­li­da co­mo com­pa­ñía cla­ve en la in­dus­tria ho­te­le­ra de al­to ni­vel en Mé­xi­co, Cen­troa­mé­ri­ca y el Ca­ri­be.

PO­COS PRO­FE­SIO­NA­LES del tu­ris­mo pue­den jac­tar­se de lle­var más de tres dé­ca­das desa­rro­llan­do es­tra­te­gias pa­ra di­fe­ren­tes mer­ca­dos de es­te ren­glón de la eco­no­mía. Sin du­da, es el ca­so de Gon­za­lo del Peón Suá­rez, Pre­si­den­te de Am­re­sorts® y Un­li­mi­ted Va­ca­tion Club®, quien ha lle­va­do a la mar­ca a con­so­li­dar­se co­mo uno de los lí­de­res en la in­dus­tria a ni­vel mun­dial en el seg­men­to de tu­ris­mo de lu­jo.

Con una ci­fra que su­pera los 4.4 mil mi­llo­nes de dó­la­res en in­ver­sio­nes, Am­re­sorts ofre­ce más de 28,000 em­pleos di­rec­tos y cons­ti­tu­ye una de las co­lum­nas ver­te­bra­les del sec­tor en Mé­xi­co y el Ca­ri­be con sie­te mar­cas ga­lar­do­na­das: Zöetry® Well­ness & Spa Re­sorts, Se­crets® Re­sorts & Spas, Breath­less® Re­sorts & Spas, Dreams® Re­sorts & Spas, Now® Re­sorts & Spas, Re­flect® Re­sorts & Spas y Suns­ca­pe® Re­sorts & Spas. Am­re­sorts es una sub­si­dia­ria de Ap­ple Lei­su­re Group que su­mi­nis­tra ser­vi­cios de ven­tas, mer­ca­do­tec­nia, co­mer­cia­li­za­ción y ad­mi­nis­tra­ción a es­tas mar­cas de ho­te­les de lu­jo. Del Peón co­men­ta que fun­dó Am­re­sorts jun­to con Alex Zo­za­ya, an­ti­guo co­le­ga de Gru­po Po­sa­das, lue­go de in­vi­tar al in­ver­sio­nis­ta John Mu­llen, crea­dor de Ap­ple Va­ca­tions, uno de los ope­ra­do­res tu­rís­ti­cos más gran­des de Mé­xi­co en des­ti­nos co­mo Cancún y otros pun­tos del Ca­ri­be. “Fue cuan­do Alex me in­vi­tó a unir­me a es­te es­fuer­zo, co­mo so­cio. Al ini­cio Alex pen­só en desa­rro­llar una com­pa­ñía ho­te­le­ra en el que John in­vir­tie­ra co­mo un equity. En el pri­mer pro­yec­to ad­qui­rió un te­rreno en el me­jor lu­gar de Pun­ta Ca­na (Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na), que hoy co­no­ce­mos co­mo Cap­ca­na”, re­cuer­da.

Fi­nal­men­te, el aten­ta­do del 11 de sep­tiem­bre en Nue­va York de­bi­li­tó las po­si­bi­li­da­des de una in­ver­sión a gran es­ca­la en el pro­yec­to. “Em­pe­za­mos tra­tan­do de con­ven­cer in­ver­sio­nis­tas; iró­ni­ca­men­te sien­do me­xi­ca­nos no co­men­za­mos con un in­ven­ta­rio ho­te­le­ro en el

país, sino en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na don­de mu­chos in­ver­sio­nis­tas, prin­ci­pal­men­te es­pa­ño­les, pro­ba­ble­men­te vie­ron que el Ca­ri­be es­ta­ba de mo­da, sin em­bar­go, no to­ma­ron en cuen­ta al mer­ca­do de Es­ta­dos Uni­dos, que era muy dis­tin­to a su ex­pe­rien­cia en is­las co­mo Ma­llor­ca y Ca­na­rias”.

De acuer­do con Del Peón, era de­ter­mi­nan­te en­ten­der el com­por­ta­mien­to del mer­ca­do pa­ra sa­ber ajus­tar el pro­duc­to se­gún las ne­ce­si­da­des del via­je­ro es­ta­dou­ni­den­se. “Otra co­sa muy re­le­van­te fue que crea­mos un mo­de­lo all in­clu­si­ve que ofre­cía un ni­vel de ca­li­dad y ser­vi­cio mu­cho más ele­va­do. En ese mo­men­to ha­bía un nú­me­ro muy li­mi­ta­do de ho­te­les ofre­cien­do eso”, de­ta­lla, y ex­pli­ca que, des­de sus épo­cas en Gru­po Po­sa­das, ha­bían de­tec­ta­do que exis­tía una al­ta de­man­da por es­te pro­duc­to. “Real­men­te

“Una co­sa muy re­le­van­te es que crea­mos un mo­de­lo all in­clu­si­ve que ofre­cía un ni­vel de ca­li­dad mu­cho más al­to. En ese mo­men­to ha­bía un nú­me­ro muy li­mi­ta­do de ho­te­les ofre­cien­do eso”. GON­ZA­LO DEL PEÓN / Pre­si­den­te Am­re­sorts

creía­mos en ese con­cep­to en el que te­nía­mos la opor­tu­ni­dad de ser pio­ne­ros, es­pe­cial­men­te en Mé­xi­co, que lue­go se­ría mar­ca re­gis­tra­da co­mo Un­li­mi­ted Lu­xury®”, sub­ra­ya.

IN­NO­VA­CIÓN Y DI­VER­SI­FI­CA­CIÓN

Pe­ro ahí no se de­tu­vie­ron, el mo­de­lo de ne­go­cio de la com­pa­ñía se am­plió con el desa­rro­llo de ho­te­les ba­jo el con­cep­to ex­clu­si­vo pa­ra adul­tos con la mar­ca Se­crets Re­sorts & Spas. “El pri­me­ro fue en Pun­ta Ca­na, Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na y en Mé­xi­co fue en la Ri­vie­ra Ma­ya, Quin­ta­na Roo, el ho­tel Se­crets Ca­pri Ri­vie­ra Can­cun, y de ahí ge­ne­ra­mos un cam­bio muy rá­pi­do en la ca­de­na”, ex­pre­sa.

De­ta­lla que vie­ron un gran in­te­rés en el seg­men­to de ro­man­ce, lu­na de miel, bo­das, y aniver­sa-

“Te­nía­mos an­te­ce­den­tes en la in­dus­tria, pe­ro era dis­tin­to to­mar el ries­go de desa­rro­llar al­go in­te­gra­do a un tour ope­ra­dor en un for­ma­to dis­tin­to”. GON­ZA­LO DEL PEÓN / Pre­si­den­te Am­re­sorts

rios, lo cual les per­mi­tía te­ner una es­ta­cio­na­li­dad más am­plia que los re­sorts fa­mi­lia­res.

Con es­ta in­no­va­do­ra idea ini­ció el des­pe­gue de la com­pa­ñía que em­pe­zó a ce­rrar con­tra­tos de ma­ne­jo de ho­te­les, sin em­bar­go, di­ce el di­rec­ti­vo, no de­ja­ba de ser un gran re­to. “Vi­mos la opor­tu­ni­dad; te­nía­mos an­te­ce­den­tes en la in­dus­tria, pe­ro era dis­tin­to to­mar el ries­go de desa­rro­llar al­go in­te­gra­do a un tour ope­ra­dor en un for­ma­to dis­tin­to”, apun­ta, y re­cuer­da que en la dé­ca­da de los ochen­ta la es­tra­te­gia de los clu­bes (ti­po Med) fun­cio­na­ba a tra­vés de tour ope­ra­do­res en Eu­ro­pa con vue­los se­ma­na­les que tras­la­da­ba a los hués­pe­des. “Era un mo­de­lo de in­te­gra­ción ver­ti­cal que mu­chos eu­ro­peos te­nían, al­go com­ple­ta­men­te dis­tin­to a lo que que­ría­mos ex­pe­ri­men­tar. No­so­tros es­tá­ba­mos más di­ver­si­fi­ca­dos sin de­pen­der só­lo en la dis­tri­bu­ción de una com­pa­ñía, esa era la idea des­de un prin­ci­pio”.

Lue­go del éxi­to es­pe­ra­do, em­pe­za­ron a di­ver­si­fi­car los mer­ca­dos con lo que ini­cia­ron el desa­rro­llo de

su ne­go­cio en Mé­xi­co. “Des­pués de 17 años de ha­ber ini­cia­do con la com­pa­ñía hoy con­ta­mos con 55 ho­te­les con más de 20 mil ha­bi­ta­cio­nes, y más de 28,000 co­la­bo­ra­do­res, Es­ta­mos en 23 des­ti­nos en seis paí­ses de la re­gión con to­dos ho­te­les de pla­ya”, des­ta­ca.

LI­DE­RAZ­GO RE­GIO­NAL

Si bien Am­re­sorts tam­bién cuen­ta con una re­cien­te in­ver­sión en Es­pa­ña, la re­gión de Mé­xi­co,

“El pri­me­ro (ho­tel) fue en Pun­ta Ca­na, Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, y en Mé­xi­co fue Cancún, con Ho­te­les Se­crets Ca­pri en la Ri­vie­ra Ma­ya, y de ahí ge­ne­ra­mos un cam­bio muy rá­pi­do en la ca­de­na”. GON­ZA­LO DEL PEÓN / Pre­si­den­te Am­re­sorts

Cen­troa­mé­ri­ca y el Ca­ri­be es la ba­se del ne­go­cio da­da la pro­xi­mi­dad al im­por­tan­te tu­ris­mo es­ta­dou­ni­den­se lo cual re­pre­sen­ta un enor­me atrac­ti­vo pa­ra los in­ver­sio­nis­tas. Es­to só­lo fue po­si­ble por la am­plia ex­pe­rien­cia en el ne­go­cio ho­te­le­ro de los eje­cu­ti­vos a car­go de la em­pre­sa. “Gra­cias a mu­chos de los con­tac­tos que te­nía­mos por los paí­ses en los que ha­bía­mos es­ta­do, he­mos desa­rro­lla­do a la fe­cha, 55 ho­te­les que te­ne­mos en Mé­xi­co, el Ca­ri­be y Cen­troa­mé­ri­ca ”, ex­pli­ca.

“En tér­mi­nos de ex­ce­len­cia ca­da mar­ca compite en dis­tin­tos mer­ca­dos y es­tán­da­res. Co­mo ejem­plo, te­ne­mos dos ho­te­les en Fi­ve Dia­mond en Mé­xi­co, ca­te­go­ría en la que hay que apro­bar al­tos es­tán­da­res”. GON­ZA­LO DEL PEÓN / Pre­si­den­te Am­re­sorts

Des­ta­ca que su ofer­ta de ser­vi­cio se agru­pa en el seg­men­to lei­su­re en los des­ti­nos tu­rís­ti­cos de pla­ya más im­por­tan­tes de los paí­ses en dón­de te­ne­mos pre­sen­cia, con una es­tra­te­gia de mer­ca­do­tec­nia muy par­ti­cu­lar, aun­que en la ope­ra-

dia­ria sea si­mi­lar a la de otros seg­men­tos de la in­dus­tria ho­te­le­ra. “Los pro­ce­sos o las re­ser­va­cio­nes con agencias de via­jes son com­ple­ta­men­te dis­tin­tos a los de los en­fo­ca­dos en los ne­go­cios, por ejem­plo”, ar­gu­men­ta.

Una es­tra­te­gia ga­na­do­ra de su fór­mu­la de ne­go­cio es ha­ber lan­za­do va­rias mar­cas pa­ra ata­car di­ver­sos seg­men­tos de mer­ca­do y no cen­trar­se en una so­la. De no ha­ber he­cho es­to su rit­mo de cre­ci­mien­to se hu­bie­ra li­mi­ta­do da­do que es­te atrac­ti­vo en­cla­ve tu­rís­ti­co cuen­ta con un li­mi­ta­do nú­me­ro de si­tios pa­ra va­ca­cio­nar. “Eso nos dio la opor­tu­ni­dad de lle­gar a es­tos po­cos des­ti­nos con más mar­cas, con­cep­tos dis­tin­tos, y apun­tan­do a di­fe­ren­tes per­fi­les de con­su­mi­dor”, se­ña­la.

Ex­pli­ca que ha si­do cla­ve te­ner un re­per­to­rio su­pe­rior al me­dio cen­te­nar de ho­te­les y sie­te mar­cas con dis­tin­tos ti­pos de alo­ja­mien­to lo que les po­si­bi­li­ta ape­lar a con­su­mi­do­res di­fe­ren­tes. Es­to les ha per­mi­ti­do cre­cer muy rá­pi­do y ge­ne­rar si­ner­gias, así co­mo eco­no­mías de es­ca­la pa­ra sus re­sorts. Por lo pron­to en­tre es­te año y el en­tran­te pla­nean abrir 20 ho­te­les nue­vos. “Es fac­tor cla­ve de éxi­to en el seg­men­to de lu­jo to­do in­clui­do por­que exi­ge con­tar con una va­rie­dad de res­tau­ran­tes; te­ne­mos has­ta nue­ve en un ho­tel, con con­cep­tos di­fe­ren­tes co­mo son los a la car­ta o los te­má­ti­cos”, sub­ra­ya.

EN­TRE­NA­MIEN­TO CON­TI­NUO

Pa­ra man­te­ner el óp­ti­mo ni­vel de ser­vi­cio, el eje­cu­ti­vo co­men­ta que es de­ter­mi­nan­te lle­var a ca­bo una edu­ca­ción con­ti­nua de su ca­pi­tal hu­mano, pa­ra lo cual cuen­tan con un Cen­tro de En­tre­na­mien­to con la Uni­ver­si­dad Anáhuac de Cancún, con pro­gra­mas en­fo­ca­dos al staff y a áreas di­rec­ti­vas don­de se pre­pa­ra al per­so­nal pa­ra afron­tar nue­vos re­tos y opor­tu­ni­da­ción

des en di­fe­ren­tes áreas, que in­clu­yen po­si­cio­nes cor­po­ra­ti­vas. “Que­re­mos te­ner el me­jor staff que po­da­mos y ase­gu­rar­nos que nues­tros es­tán­da­res de ope­ra­ción sean con­sis­ten­tes en las sie­te mar­cas En tér­mi­nos de ex­ce­len­cia ca­da mar­ca compite en dis­tin­tos mer­ca­dos y es­tán­da­res. Co­mo ejem­plo, te­ne­mos dos ho­te­les Fi­ve Dia­mond en Mé­xi­co, ca­te­go­ría que, pa­ra me­re­cer­la, hay que apro­bar una se­rie de mi­nu­cio­sas y exi­gen­tes ins­pec­cio­nes, ade­más de man­te­ner pa­rá­me­tros con­sis­ten­tes en el al­to ni­vel de ser­vi­cio”, des­ta­ca. Dde­ta­lla que el ho­tel Zöetry Pa­raí­so de la Bo­ni­ta Ri­vie­ra Ma­ya, per­te­ne­cien­te al seg­men­to Well­ness & Spa, así co­mo Se­crets Ma­ro­ma Beach Ri­vie­ra Can­cun (só­lo pa­ra adul­tos ma­yo­res de 18 años) son ejem­plos de ello.

Co­men­ta que pa­ra sus re­cin­tos el en­tre­te­ni­mien­to es bá­si­co, y pa­ra ello cuen­tan con shows y ar­tis­tas de cla­se mun­dial da­do que es el mis­mo que se pre­sen­ta en re­co­no­ci­das com­pa­ñías in­ter­na­cio­na­les de cru­ce­ros que lle­gan a la zo­na. El he­cho de con­tar con una vein­te­na de ho­te­les en un des­tino, abre la po­si­bi­li­dad a que las es­tre­llas pue­dan te­ner pre­sen­ta­cio­nes en ca­da uno de ellos y que­dar­se has­ta tres me­ses de tem­po­ra­das con­ti­nuas. “Es­tos son al­gu­nos de los ejem­plos de lo que ga­na­mos al con­tar con mu­chos re­sorts y ma­sa crí­ti­ca en ese des­tino, y lo mis­mo pa­sa en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na”, di­ce el em­pre­sa­rio.

APER­TU­RAS EN PUER­TA

El gran re­to de Am­re­sorts es cum­plir un am­bi­cio­so plan que com­pren­de la aper­tu­ra de 22 ho­te­les en los si­guien­tes dos o tres años, lo que equi­va­le a cre­cer ca­si un 50% de su ac­tual ta­ma­ño en tér­mi­nos de re­cin­tos, staff, e in­ven­ta­rio de cuar­tos. To­do es­to con la idea de siem­pre me­jo­rar el ser­vi­cio al clien­te y cum­plir la me­ta de ope­rar los

ho­te­les en el mis­mo es­tán­dar y con­sis­ten­cia.

Del Peón es­tá cons­cien­te de que es­ta ta­rea no es fá­cil da­do el ac­tual cli­ma de in­se­gu­ri­dad que afec­ta al ne­go­cio, sin em­bar­go ha apren­di­do de la ex­pe­rien­cia que las cri­sis son es­ta­cio­na­les. “Ha si­do un ve­rano du­ro en Mé­xi­co, pe­ro no es la pri­me­ra vez que en­fren­ta­mos una cri­sis. Es­te es un gran ne­go­cio y los ho­te­les es­tán fun­cio­nan­do”. Ex­pli­ca que di­cho país man­tie­ne una ocu­pa­ción muy só­li­da en cuan­to a ocu­pa­ción en com­pa­ra­ción con otros des­ti­nos, sin em­bar­go, aler­ta en que la si­tua­ción pue­de afec­tar las expectativas de los pro­yec­tos del pró­xi­mo año. El se­cre­to que ha he­cho fuer­te a Ap­ple Lei­su­re Group (pro­pie­ta­rio de Am­re­sorts) y que le ha per­mi­ti­do po­ner tie­rra de por me­dio fren­te a sus com­pe­ti­do­res es que ha sa­bi­do evo­lu­cio­nar de una em­pre­sa per­so­nal a otra ins­ti­tu­cio­nal, sus­ten­tan­do su cre­ci­mien­to en fon­dos de in­ver­sión. “Apar­te he­mos com­pra­do otras com­pa­ñías de dis­tri­bu­ción pa­ra ha­cer to­da­vía más gran­de la in­te­gra­ción ver­ti­cal. Re­cien­te­men­te ad­qui­ri­mos la com­pa­ñía es­ta­dou­ni­den­se que con­si­de­ra­mos más gran­de en la re­gión: The Mark Tra­vel Cor­po­ra­tion, un gru­po de mu­chos ho­te­les en­tre los que es­tán Fun­jet, muy po­pu­la­res en Mé­xi­co. Tam­bién son due­ños del tour ope­ra­dor de Gran Bre­ta­ña Fun­way, ade­más de otras lí­neas de ne­go­cio,

co­mo un tour ope­ra­dor que só­lo ven­de Ha­wái”, co­men­ta.

Con es­te ope­ra­dor tu­rís­ti­co de res­pal­do, Am­re­sorts blin­da su po­si­ción en la com­pe­ten­cia pa­ra en­fren­tar las más de 20 de aper­tu­ras que pla­nean en el cor­to pla­zo da­do que en Es­ta­dos Uni­dos no hay otro gru­po que ten­ga me­jor in­te­gra­ción.

CA­DE­NA DE SU­MI­NIS­TRO

Uno de los gran­des be­ne­fi­cios que les ofre­ce la eco­no­mía de es­ca­las, re­fe­ri­da an­te­rior­men­te, es que les da opor­tu­ni­dad de crear una muy in­te­gra­da ca­de­na de su­mi­nis­tro con pro­vee­do­res cor­po­ra­ti­vos pa­ra ali­men­tar su cre­cien­te red ho­te­le­ra y pa­ra lo­grar­lo cen­tra­li­zan ope­ra­cio­nes en Cancún. “Es un pro­ce­so com­pli­ca­do. Es­ta­mos desa­rro­llan­do un sis­te­ma que nos per­mi­ta coor­di­nar el sis­te­ma con ca­da ge­ren­te de pro­pie­dad y los de­par­ta­men­tos de ad­qui­si­cio­nes pa­ra ase­gu­rar que com­pren a los pro­vee­do­res cor­po­ra­ti­vos y ob­ten­gan las ven­ta­jas de las ne­go­cia­cio­nes que te­ne­mos. Es­te pro­ce­so lo ins­tau­ra­mos ca­da vez que abri­mos un ho­tel y en el que los pro­vee­do­res ya re­ci­ben el be­ne­fi­cio del es­tán­dar no só­lo en tér­mi­nos de cos­to sino tam­bién de ser­vi­cio pa­ra que ten­gan to­do lo ne­ce­sa­rio en las dis­tin­tas ca­te­go­rías”, ase­gu­ra. Las ne­go­cia­cio­nes con pro­vee­do­res in­clu­yen des­de toa­llas y am­men­ties pa­ra las ha­bi­ta­cio­nes, has­ta quí­mi­cos de lim­pie­za, por men­cio­nar al­gu­nos ejem­plos. Sin em­bar­go, tam­bién exis­ten ne­go­cia­cio­nes con pro­vee­do­res lo­ca­les pa­ra la ad­qui­si­ción de ali­men­tos fres­cos co­mo fru­tas y ver­du­ras or­gá­ni­cas. “Es­to es cla­ve por­que cuan­do la ocu­pa­ción es me­nor te­ne­mos que man­te­ner la ca­li­dad y ahí las ne­go­cia­cio­nes pue­den ha­cer la di­fe­ren­cia en­tre ha­cer di­ne­ro o sim­ple­men­te no re­por­tar ren­ta­bi­li­dad en las ope­ra­cio­nes”. Del Peón sub­ra­ya que mu­chos de los pro­vee­do­res ac­tua­les son an­ti­guos con­tac­tos de su ex­pe­rien­cia en Gru­po Po­sa­das y co­le­gas del Ins­ti­tu­to Pa­na­me­ri­cano de Al­ta Di­rec­ción de Em­pre­sa (IPADE). “En la cul­tu­ra ho­te­le­ra, si quie­res lo­grar un buen desem­pe­ño y pro­me­tes lu­jo to­do in­clui­do, es muy im­por­tan­te que cuen­tes con pro­vee­do­res que en­tre­guen la ca­li­dad que re­quie­res, pe­ro al mis­mo tiem­po, ade­más del con­trol de cos­tos, de­be­mos ir más allá en tér­mi­nos de ser­vi­cio pa­ra cre­cer el ne­go­cio y di­fe­ren­ciar nues­tros pro­duc­tos y mar­cas”, con­clu­ye Gon­za­lo Del Peón.

Al mo­men­to Am­re­sorts na­ve­ga con la me­jor em­bar­ca­ción en una de las in­dus­trias más re­ta­do­ras y cam­bian­tes que exis­ten. Gra­cias a su pro­ba­da ca­pa­ci­dad de adap­ta­ción, hoy por hoy se co­lo­ca co­mo una de las mar­cas in­sig­nia de la ho­te­le­ría mun­dial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.