Me­dir el tiem­po

L´epee y Ze­nith in­no­va­ción en al­ta re­lo­je­ría

CEO Magazine Latam - - CONTENIDO - POR AIKO IMATZU ILUS­TRA­CIÓN: GUS MURRIETA

La al­ta re­lo­je­ría hoy es más vi­gen­te que nun­ca con in­no­va­do­res di­se­ños que van des­de cro­nó­me­tros de ex­tre­ma pre­ci­sión has­ta ro­bots y na­ves es­pa­cia­les en el que mar­cas em­ble­má­ti­cas, co­mo L´epee y Ze­nith, con­so­li­dan su li­de­raz­go en la in­dus­tria.

PO­CAS CA­SAS JOYERAS en el mun­do pue­den pre­su­mir de un li­na­je tan le­gen­da­rio co­mo el de L´epee y Ze­nith, re­lo­je­ras de an­ti­gua tra­di­ción que han si­do mo­tor en el desa­rro­llo de la in­dus­tria con crea­cio­nes que se re­mon­tan al Si­glo XIX y que hoy han evo­lu­cio­na­do en nue­vas for­mas pa­ra con­quis­tar al con­su­mi­dor más so­fis­ti­ca­do con di­se­ños ex­clu­si­vos y pie­zas de ar­te que fu­sio­nan lo me­jor de la ma­nu­fac­tu­ra tra­di­cio­nal con los más in­no­va­do­res di­se­ños de van­guar­dia.

L´epee, ha si­do re­fe­ren­cia en la crea­ción de los más fi­nos re­lo­jes pa­ra me­sa y des­per­ta­do­res de di­se­ño clá­si­co y con­tem­po­rá­neo co­mo los di­ver­ti­dos ro­bots me­cá­ni­cos Sher­man y Balt­ha­zar, la na­ve in­ter­ga­lác­ti­ca Star­fleet Ma­chi­ne, o la ara­ña de Arach­nop­ho­bia. “La idea prin­ci­pal es ser in­no­va­do­res pre­sen­tan­do al­go que na­die es­pe­ra ver. Mi ins­pi­ra­ción pa­ra crear las pie­zas vie­nen del ci­ne que veía en la in­fan­cia”, ex­pli­ca Ar­naud Ni­co­las, CEO de la mar­ca na­ci­da en Fran­cia en 1839 y hoy afin­ca­da en Sui­za.

Pa­ra L´epee el mer­ca­do me­xi­cano se ubi­ca en­tre los cin­co más im­por­tan­tes pa­ra su ne­go­cio y, por ello, ha crea­do jo­yas es­pe­cí­fi­cas del fol­klo­re del país, co­mo di­se­ños de re­lo­jes con ca­la­ve­ras (en re­fe­ren­cia a la tra­di­ción de Día de muer­tos) y has­ta una pie­za que re­pro­du­ce un re­per­to­rio mu­si­cal de 12 can­cio­nes con clá­si­cos co­mo El Hua­pan­go de Mon­ca­yo, Mé­xi­co Lin­do y Que­ri­do, y la Cu­ca­ra­cha, por men­cio­nar al­gu­nos. “Es­ta crea­ción se de­be al amor por la cul­tu­ra me­xi­ca­na y se ins­pi­ra en la ri­ca tra­di­ción del país”, co­men­ta Ni­co­las.

OBSESIONADOS POR LA EXAC­TI­TUD

Otro ejem­plo de ex­tra­or­di­na­ria tra­di­ción en la fa­bri­ca­ción de al­ta re­lo­je­ría es Ze­nith, ca­sa sui­za na­ci­da en 1865 de la mano de Geor­ges Fa­vre-ja­cot y hoy par­te del con­glo­me­ra­do mul­ti­na­cio­nal LVMH, lí­der en pro­duc­tos de al­ta ca­li­dad.

Lo que ha he­cho fa­mo­sa a es­ta mar­ca re­pre­sen­ta­da por un lu­ce­ro es­te­lar, es su ob­se­sión por la ex­ce­len­cia, in­no­va­ción y pre­ci­sión. És­te úl­ti­mo, ren­glón en el que la com­pa­ñía os­ten­ta más de 2,300 ga­lar­do­nes en cro­no­me­tría, to­do un ré­cord en la in­dus­tria. Es­ta fa­bri­can­te de re­lo­je­ría de lu­jo es la crea­do­ra del le­gen­da­rio El Pri­me­ro, en 1969, cro­nó­me­tro ul­tra pun­tual ca­paz de me­dir tiem­pos cor­tos con pre­ci­sión de una dé­ci­ma de se­gun­do; hoy, el Defy El Pri­me­ro 21 cro­no­me­tra cen­té­si­mas de se­gun­do.

“La mar­ca da un plus pa­ra que los con­su­mi­do­res de al­ta re­lo­je­ría ob­ten­gan in­no­va­ción y es­ta­tus. El mer­ca­do me­xi­cano es muy im­por­tan­te pa­ra no- so­tros por­que la gen­te es cul­ta y dis­fru­ta e in­ter­ac­túa con la mar­ca”, se­ña­la Ju­lien Tor­na­re CEO de Ze­nith.

Aña­de que el gus­to del com­pra­dor en Mé­xi­co y Bra­sil se dis­tin­gue por pre­fe­rir mo­de­los más gran­des que el con­su­mi­dor eu­ro­peo o asiá­ti­co. “Los me­xi­ca­nos son muy emo­cio­na­les y les gus­tan las pie­zas que lla­man la aten­ción”, afir­ma, y aña­de que eso los con­vier­te en el ob­je­ti­vo per­fec­to pa­ra el lan­za­mien­to de sus no­ve­da­des que, da­do el gus­to del pú­bli­co en el país, se en­fo­can a pie­zas ex­clu­si­vas en la que des­ta­ca una ga­ma de co­lo­res. Con es­ta y más es­tra­te­gias Tor­na­re con­fía man­te­ner al al­za su par­ti­ci­pa­ción de mer­ca­do que, en La­ti­noa­mé­ri­ca re­pre­sen­ta 5% de su ne­go­cio con Mé­xi­co li­de­ran­do las ven­tas.

Re­cien­te­men­te, tan­to L´epeé co­mo Ze­nith fue­ron las pro­ta­go­nis­tas de lu­jo del Open Show Room de Al­ta Re­lo­je­ría de At­ti­la, su dis­tri­bui­do­ra ex­clu­si­va en el re­tail me­xi­cano del mer­ca­do de lu­jo.

El gus­to del con­su­mi­dor de al­ta re­lo­je­ría en Mé­xi­co y Bra­sil se dis­tin­gue por pre­fe­rir mo­de­los más gran­des a di­fe­ren­cia del eu­ro­peo o asiá­ti­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.