DI­NE IN STY­LE

Sa­tis­fa­ce tu ape­ti­to por el es­ti­lo en es­tos res­tau­ran­tes con se­llo de di­se­ña­dor

Chic Lifestyle Nacional - - Gourmet -

To­do foo­die sa­be que la ho­ra de la co­mi­da va mu­cho más allá de in­ge­rir alimentos. Es una ex­pe­rien­cia pa­ra los sen­ti­dos, así co­mo la mo­da lo es pa­ra los fas­hio­nis­tas. Por eso ca­da vez son más las mar­cas que sor­pren­den a sus se­gui­do­res ex­pan­dien­do sus ho­ri­zon­tes ha­cia la in­dus­tria gour­met pa­ra ofre­cer res­tau­ran­tes que sa­tis­fa­cen tan­to el ape­ti­to gour­met, co­mo el amor por la mo­da.

Pra­da, Bur­berry, Ver­sa­ce e in­clu­so Cha­nel son al­gu­nas de las mai­sons que han op­ta­do por crear es­pa­cios que fu­sio­nan a la per­fec­ción el buen gus­to y el amor a la co­ci­na. Aho­ra to­ca el turno a GUC­CI y TIF­FANY & CO., que se su­man a es­ta ten­den­cia con sus más re­cien­tes aper­tu­ras: GUC­CI OSTERIA DA MASSIMO BOTTURA en Florencia y BLUE BOX CA­FÉ en Nue­va York, dos lu­ga­res que de­bes vi­si­tar.

Un jar­dín ecléc­ti­co –

Des­de que to­mó el pues­to de Di­rec­tor Crea­ti­vo, Ales­san­dro Mi­che­le se ha en­car­ga­do de rein­ven­tar Guc­ci a tra­vés de pro­pues­tas fres­cas co­mo GUC­CI GAR­DEN, un lu­gar mul­ti­fa­cé­ti­co ubi­ca­do en el his­tó­ri­co Pa­laz­zo de­lla Mer­can­zia, que an­tes al­ber­ga­ba el Mu­seo Guc­ci. Es aquí don­de se con­jun­tan una ga­le­ría, una ex­clu­si­va bou­ti­que y el res­tau­ran­te GUC­CI OSTERIA El me­nú es­tá a car­go del afa­ma­do chef Bottura, que cuen­ta con tres es­tre­llas Mi­che­lin. Sus pla­ti­llos son el re­sul­ta­do de sus via­jes por el mun­do y la ex­plo­ra­ción de dis­tin­tas téc­ni­cas pa­ra dar un gi­ro con­cep­tual a la clá­si­ca co­ci­na ita­lia­na. Así que, la pas­ta tra­di­cio­nal de Ná­po­les se en­cuen­tra con ingredientes de Mar­se­lla, mien­tras que el pan se cue­ce al va­por co­mo sue­le ha­cer­se en Chi­na. Des­pués de de­lei­tar­te con sus crea­cio­nes es in­dis­pen­sa­ble ex­plo­rar el res­to del re­no­va­do edi­fi­cio. Tu re­co­rri­do se­rá un via­je por sa­las te­má­ti­cas que mues­tran la evo­lu­ción de la mar­ca, des­de los ini­cios del lo­go Do­ble G y cam­pa­ñas me­mo­ra­bles, pa­san­do por una ex­plo­ra­ción del clien­te jet-set, has­ta lle­gar a la sa­la "Ep­he­me­ra" que pre­sen­ta ob­je­tos, vi­deos y re­cuer­dos que re­me­mo­ran la his­to­ria de la ca­sa. A tu sa­li­da no po­drás re­sis­tir la ten­ta­ción de lle­var­te al­gún re­cuer­do de la tien­da Guc­ci­fi­ca­tion, ya que to­dos los ac­ce­so­rios que ex­po­nen son pie­zas que encontrarás úni­ca­men­te ahí e in­clu­so cuen­tan con un em­pa­que dis­tin­ti­vo.

Break­fast at Tif­fany's –

La aper­tu­ra del BLUE BOX CA­FÉ es un sueño he­cho reali­dad. Ubi­ca­do en la Quin­ta Ave­ni­da, en el edi­fi­cio de Tif­fany & Co., el lu­gar sir­ve un me­nú clá­si­co ame­ri­cano con ingredientes que cam­bian con­for­me a la tem­po­ra­da pa­ra que siem­pre pue­das dis­fru­tar de un de­li­cio­so brunch mien­tras bus­cas tu pró­xi­ma ad­qui­si­ción de jo­ye­ría. Al­go que se­gu­ra­men­te hu­bie­ra fas­ci­na­do a Holly Go­lightly. Si vas con ami­gos te re­co­men­da­mos pe­dir un “Tif­fany Tea”, que con­sis­te de una se­lec­ción de tés fi­nos, sánd­wi­ches, ensalada de po­llo y di­fe­ren­tes ti­pos de pas­te­les pa­ra com­par­tir.

Co­mo su nom­bre lo in­di­ca, el di­se­ño es­tá ins­pi­ra­do en el icó­ni­co em­pa­que de sus ani­llos de com­pro­mi­so y el ca­rac­te­rís­ti­co tono azul es­tá en to­dos la­dos: en los mu­ros, el ta­piz de las si­llas y has­ta en la va­ji­lla, que per­te­ne­ce a la co­lec­ción HO­ME de la mar­ca. No­ta­rás que el res­tau­ran­te fue pen­sa­do pa­ra ofre­cer una ex­pe­rien­cia de lu­jo to­tal y que Tif­fany no lo pu­do ha­cer me­jor.

Ade­más del res­tau­ran­te, en es­te pi­so tam­bién encontrarás una bou­ti­que con la nue­va co­lec­ción de ac­ce­so­rios de lu­jo, li­bros an­ti­guos de As­sou­li­ne y un la­bo­ra­to­rio de fra­gan­cias.

En­tre­vis­ta­mos a SER­GIO HER­NÁN­DEZ -uno de los ar­tis­tas más ori­gi­na­les de Mé­xi­co, apre­cia­do en­tre co­lec­cio­nis­tas y crí­ti­cos de ar­te- quien nos pla­ti­có so­bre su par­ti­ci­pa­ción con la bo­de­ga es­pa­ño­la, la cual sur­gió tras una lar­ga so­bre­me­sa con Don Fran­cis­co Gon­zá­lez, y so­bre sus su­ge­ren­cias gas­tro­nó­mi­cas.

1. Pla­tí­que­nos có­mo sur­gió la co­la­bo­ra­ción con Bo­de­gas Llei­ro­so. Don Fran­cis­co Gon­zá­lez me pro­pu­so pin­tar una eti­que­ta con la idea de que la co­mi­da oa­xa­que­ña, que es pa­tri­mo­nio de la hu­ma­ni­dad, ma­ri­da­ra con Llei­ro­so.

2. ¿Cuán­tas eti­que­tas ha crea­do pa­ra la mar­ca y cuál ha si­do su ma­yor ins­pi­ra­ción? És­ta es la úni­ca eti­que­ta que he crea­do es­pe­cí­fi­ca­men­te pa­ra un vino. Vi­sua­li­cé có­mo se­ría la eti­que­ta que re­pre­sen­ta­rá el ca­rác­ter de es­te vino. Le di esa to­na­li­dad ro­ja con la gra­na co­chi­ni­lla y el azul de Pru­sia.

3. ¿Có­mo des­cri­bi­ría la ex­pe­rien­cia de es­te vino? Es la de un vino en ple­ni­tud que sa­be ex­pre­sar las ca­rac­te­rís­ti­cas de su ori­gen, de su “te­rroir”, co­mo di­cen los ca­ta­do­res.

4. ¿ Al­gún pla­ti­llo con el que us­ted re­co­mien­de ma­ri­dar­lo? Un le­cha­zo de cor­de­ro co­mo en Es­pa­ña o una bar­ba­coa de ho­yo co­mo en Mé­xi­co. Ani­ma­les de ca­ce­ría; Ja­ba­lí, por ejem­plo.

5. Ha­blan­do de co­mi­da, su na­tal Oa­xa­ca se ha con­ver­ti­do en un des­tino gas­tro­nó­mi­co, ¿tie­ne al­gún res­tau­ran­te fa­vo­ri­to o que re­co­mien­de pro­bar? Pa­ra evi­tar pro­ble­mas fa­mi­lia­res di­ré que el MIAM, de mi so­bri­na Mir­na y su es­po­so fran­cés, pe­ro en Oa­xa­ca don­de te me­tas co­mes bien y con sa­bo­res au­tén­ti­cos.

6. En oca­sio­nes sue­le de­cir­se que tan­to el gus­to por el ar­te, co­mo el gus­to por el vino, son “ad­qui­ri­dos”, ¿qué re­co­mien­da pa­ra que el gus­to por el pri­me­ro lle­gue a un ma­yor nú­me­ro de per­so­nas? Más que “ad­qui­ri­dos”, son cul­ti­va­dos. Re­co­mien­do co­no­cer el pa­tri­mo­nio cul­tu­ral de nues­tro país y su gran bio­di­ver­si­dad.

7. ¿Dón­de se­rá su pró­xi­ma ex­po­si­ción? En es­te mo­men­to es­toy tra­ba­jan­do en un nue­vo pro­yec­to “El cir­co de pul­gas”, que me to­ma­rá un tiem­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.