Chic Magazine Hidalgo

Gaétan Kuchta: un fuera de serie

- TEXTO: ELLIOTT RUIZ Y FOTOS: ALISSON MORENO

“SI PUDIERA DIRIGIR SIN CALCETINES LO HARÍA”, ASEGURA EL DIRECTOR DE LA ORQUESTA SINFÓNICA DE LA UNIVERSIDA­D AUTÓNOMA DEL ESTADO DE HIDALGO. NO ES UN TIPO COMÚN. EL FRANCÉS SE SINCERA POR PRIMERA VEZ, EN EXCLUSIVA PARA CHIC MAGAZINE.

PARA LOS MORTALES… ¿QUÉ SE SIENTE DIRIGIR UNA ORQUESTA?

Genial y a veces horrible. Tienes la responsabi­lidad de la vida de ochenta personas. Al principio quieres controlar todo, pero hay cosas que los músicos saben hacer solitos. Solo necesitamo­s marcar un poquito el tiempo. Me equivoco como cualquier ser humano.

USTED ESTÁ CONSIDERAD­O ENTRE LA NUEVA GENERACIÓN DE JÓVENES FRANCESES QUE DIRIGEN EN EL EXTRANJERO. ¿CÓMO SURGE SOCIALMENT­E ESTE MOVIMIENTO?

Nadie es profeta en su propia tierra, tanto en la música, como en muchos otros trabajos. Yo nunca he dirigido una orquesta profesiona­l en Francia, en muchas otras partes del mundo sí. Aquí en México vinieron las primeras oportunida­des. Al final, la música la podemos hacer en todo el mundo. Lo más importante para mí era estar en una orquesta que me quisiera, en donde me apoyara mi esposa, que es mexicana, y también estar en un lugar donde se come bien.

¿POR QUÉ EN LA UAEH?

Cuando me ofrecieron el puesto dije: No sé, la verdad. Porque no conocía mucho Pachuca y la impresión que tenía de la ciudad no era la mejor. Yo estaba en París, hablé con el presidente del patronato y le dije: Mira, yo tengo dos semanas de vacaciones. Quiero ver un poco más la ciudad. Vi que el proyecto era bastante pedagógico; yo buscaba una orquesta social. Encontré que los donativos son muy bajos, los alumnos entran gratis, los maestros tienen el 50 por ciento de descuento y yo tengo toda la autonomía para hacer lo que quiera musicalmen­te.

¿LE DIERON ESA LIBERTAD?

Aún la tengo. El día en que no la tenga me voy a ir.

HA DIRIGIDO EN OTRAS PARTES DEL MUNDO. ¿EN QUÉ NIVEL ESTÁ LA OSUAEH?

Somos referentes dentro del propio país. Con todos los artistas que han venido del extranjero, directores invitados, solistas, estamos creciendo mucho. A nivel internacio­nal, nos faltan cosas que van a venir, como una grabación, un DVD, hacen falta más giras también. La primera gira que hicimos fue hace año y medio, a Colombia. Nos hace falta que la gente nos conozca, no sólo por Spotify, sino en vivo. Pero aún la gira es muy costosa. Gracias a CONACULTA pudimos salir del país; espero que vayan a regresar estos apoyos de nivel federal. Yo estoy recibiendo muchas invitacion­es para ir con la orquesta, pero no hay recurso.

A LOS INSTRUMENT­ISTAS… ¿USTED LOS CONSIDERA AMIGOS, COMPAÑEROS O FAMILIA?

Creo que familia. En cada familia, hay quienes te caen mal, pero no te importan tanto, y hay otros con quienes generas una amistad más fuerte. La orquesta y yo somos una pareja. A veces nos odiamos, a veces nos amamos mucho. ¿QUÉ TAN TALENTOSO HAY QUE SER PARA FORMAR PARTE DE LA ORQUESTA? Yo no creo que necesites ser un gran solista. A veces hay gente tan talentosa que no se acopla con un grupo y al revés, hay gente que no es tan talentosa, pero trabaja muchísimo sus partituras. El mejor equipo de futbol no es con los mejores jugadores, sino con la gente que sabe acoplarse.

USTED HA DEJADO UNA HUELLA POR SU FORMA DE DIRIGIR, PERO TAMBIÉN POR SU MANERA DE VESTIR. ¿CÓMO DEFINIRÍA SU ESTILO?

A veces mi esposa me pregunta: ¿De verdad vas a ir así? Y no sé, yo no quiero cambiar mis hábitos. Me gusta vestirme de la manera más diferente, depende de la actitud del día. Yo veo todos los calcetines y hoy se me antojó ponerme donas o salchichas o aguacates, no importa tanto. Soy un poco superstici­oso. Un día de concierto nunca me vas a ver con unos calcetines verdes. El verde es de muy mala suerte. Nadie va a un concierto vestido de verde, solo Juan Gabriel en Bellas Artes y no le dio muy buena suerte... Me encantan los tenis con traje. Me gusta sentirme en el trabajo como en la casa.

EN POCAS PALABRAS…

Simple, humilde, creo. Gruñón, y más cuando tengo hambre.

¿YA COMIÓ?

Sí, ya.

MENOS MAL. ¿CÓMO SE DECIDE QUÉ SE VA A TOCAR EN CADA TEMPORADA?

Lo bueno y malo de México es que tiene días para todo: el día del gato, del abuelo, del papá, de la mamá. Son fechas muy importante­s y la gente las espera. En Francia tenemos el 14 de julio, día de la Revolución Francesa, pero no por eso vamos a hacer un concierto de música francesa. Aquí no me lo perdonaría la gente. Por lo general tenemos tres conciertos de música clásica y uno de música popular, porque estamos en Pachuca, no en Berlín.

 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico