UNA HIS­TO­RIA EMBLEMATICA

Chic Magazine Jalisco - - LA GUÍA - POR: GRAN VÍA. MX

En el mun­do ac­tual de los pro­duc­tos de lu­jo, pa­re­ce ob­vio ha­blar de tra­di­ción y ex­ce­len­cia, ya que re­pre­sen­tan una len­te vi­tal que re­sal­ta el ca­mino a se­guir. Y aun­que es­tas pa­la­bras se usan a me­nu­do co­mo me­ras tác­ti­cas de mer­ca­do, aún hay com­pa­ñías que siem­pre las han in­cor­po­ra­do co­mo una par­te ge­nui­na de su ADN, las raí­ces só­li­das de su es­ta­do, se­llos que se in­yec­tan día tras día con ener­gía fres­ca. Es­te es el ca­so de Ca­sa­dei, que se ve co­mo una luz de guía en el pa­no­ra­ma in­ter­na­cio­nal del cal­za­do. Des­de el prin­ci­pio, ha ba­sa­do su éxi­to en una com­bi­na­ción há­bil de es­tos dos ele­men­tos. Si bien la tra­di­ción es una fuen­te fér­til de inspiración y un pun­to de re­fe­ren­cia, la ex­ce­len­cia es el ob­je­ti­vo fi­nal pa­ra lo­grar y su­pe­rar. “Mi­ran­do ha­cia atrás pa­ra mi­rar ha­cia ade­lan­te”, di­ce Ce­sa­re Ca­sa­dei, el Di­rec­tor Crea­ti­vo de la com­pa­ñía. He­re­dó su es­pí­ri­tu in­do­ma­ble de sus pa­dres y, sin du­da, se lo pa­só a su hi­ja Arian­na. Su en­tu­sias­mo re­pre­sen­ta el im­pul­so dis­tin­ti­vo de la com­pa­ñía ha­cia el desa­rro­llo cons­tan­te, que po­dría to­mar­se co­mo un es­tu­dio de ca­so pa­ra la in­dus­tria ita­lia­na de cal­za­do de re­nom­bre mun­dial.

La de­di­ca­ción, la cu­rio­si­dad, el gus­to por los desafíos, el pen­sa­mien­to en equi­po y la men­ta­li­dad abier­ta son las pie­dras an­gu­la­res de la tra­di­ción de Ca­sa­dei. Es­tos ras­gos han for­ja­do la na­tu­ra­le­za ex­pe­ri­men­tal úni­ca del cal­za­do de Ca­sa­dei en tér­mi­nos de es­té­ti­ca y es­ti­lo, pe­ro so­bre to­do la por­ta­bi­li­dad. Co­mo el pa­dre de Ce­sa­re so­lía de­cir: “Un za­pa­to her­mo­so pe­ro in­có­mo­do no es un za­pa­to”. Es­cu­char so­bre los 200 pa­sos ne­ce­sa­rios pa­ra crear un za­pa­to Ca­sa­dei ter­mi­na­do es co­mo vol­ver so­bre un pro­ce­so an­ti­guo ins­pi­ra­do en la mis­ma “de­ter­mi­na­ción de ha­cer lo me­jor” que sub­ya­ce en to­da la pro­duc­ción y ar­te­sa­nía más fi­nas de Ita­lia.

Pa­ra lle­gar al pro­duc­to fi­nal, la idea ini­cial pa­sa por mi­les de ma­nos y du­das, do­ce­nas de prue­bas y eva­lua­cio­nes, sin men­cio­nar los co­lo­res, ma­te­ria­les y for­mas. Los em­plea­dos de Ca­sa­dei son par­te de la fa­mi­lia. Sus ro­les es­tán bien de­fi­ni­dos, pe­ro se en­tre­cru­zan con flui­dez, y el desafío de ha­cer al­go nue­vo ca­da tem­po­ra­da pa­re­ce más un pla­cer que una ta­rea. En la men­ta­li­dad de Ca­sa­dei, no hay na­da efí­me­ro, in­clu­so si es­tá im­plí­ci­to en el con­cep­to de mo­da. Pa­ra ellos, in­clu­so un re­sul­ta­do exi­to­so de­ja mar­gen de me­jo­ra, y los lí­mi­tes de los ma­te­ria­les, las for­mas y los co­lo­res siem­pre se pue­den su­pe­rar. Des­pués de to­do, si, co­mo di­ce Ce­sa­re, se pue­den en­con­trar fuen­tes de inspiración en to­das par­tes: “en una ex­po­si­ción, en el tea­tro, en la ca­lle y, por su­pues­to, ob­ser­van­do a los clien­tes en la tien­da”, so­lo se pue­de de­du­cir que en Ca­sa­dei el co­lla­ge de ins­pi­ra­cio­nes cam­bia a dia­rio, co­mo co­rres­pon­de a una com­pa­ñía que ce­le­bra su 60 aniver­sa­rio es­te año. Seis dé­ca­das de cre­ci­mien­to y éxi­to, po­si­bles gra­cias a ese es­pí­ri­tu sin­gu­lar­men­te atrac­ti­vo en­cap­su­la­do en un “sen­ti­mien­to fa­mi­liar”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.