Karla Co­va A la me­xi­ca­na

Ce­le­bra­mos el mes pa­trio con el sa­bor de los de­li­ran­tes pla­ti­llos de Karla Co­va.

Chic Magazine Jalisco - - ÍNDICE - POR: MI­CHE­LLE FREYRÍA | FO­TOS: CE­CI­LIA MO­RENO LO­CA­CIÓN: CA­SA MO­RE­LOS BY BA­RRIO MÉ­XI­CO | MA­QUI­LLA­JE: PAU­LI­NA BRISEÑO | PEI­NA­DO: MA­RÍA RENEE

Ins­pi­ra­da en di­fe­ren­tes cul­tu­ras que ha com­pren­di­do a tra­vés de sus via­jes por to­do el mun­do y un gran co­no­ci­mien­to ad­qui­ri­do con sus múl­ti­ples es­tu­dios, Karla Co­va Vi­lla, me­jor co­no­ci­da co­mo “La Chu­la”, cum­ple 4 años con su pro­yec­to Chu­la Co­ci­na Crea­ti­va y, pa­ra fes­te­jar la épo­ca más me­xi­ca­na del año, creó un chi­le po­blano en no­ga­da ro­sa que pre­su­me en es­te es­pe­cial, de­di­ca­do a la her­mo­sa gas­tro­no­mía na­cio­nal.

EN SUS PA­LA­BRAS

Has es­tu­dia­do Ges­tión Cul­tu­ral e His­to­ria del Ar­te, ¿có­mo esa mez­cla de co­no­ci­mien­tos ha in­flui­do o nu­tri­do tu vi­sión en la co­ci­na?

Creo que es fas­ci­nan­te có­mo pue­de to­do re­la­cio­nar­se y al fi­nal del día, te das cuen­ta de que eres sólo una an­to­lo­gía de to­do lo que has he­cho, via­ja­do, ido y ve­ni­do. Res­ca­to to­das las he­rra­mien­tas que apren­dí es­tu­dian­do en el Ite­so Ges­tión Cul­tu­ral y una es­pe­cia­li­dad en His­to­ria del Ar­te, de am­bas ob­tu­ve he­rra­mien­tas de in­ves­ti­ga­ción que me ayu­dan mu­chí­si­mo en es­ta tra­ve­sía por la co­ci­na. Ade­más de to­do, me nu­tre es­ta sen­sa­ción ar­tís­ti­ca que ad­qui­rí en el MAZ, cuan­do tra­ba­jé co­mo asis­ten­te de cu­ra­du­ría e in­ves­ti­ga­ción con Vi­via­na Cu­ri.

Tu amor por la co­ci­na vie­ne de tu pa­pá y tu nom­bre ar­tís­ti­co de tu ma­má, cuén­ta­me un po­co de có­mo in­flu­ye­ron en tu desa­rro­llo en la co­ci­na.

Mis pa­pás son mi má­xi­mo, me han apo­ya­do en to­do lo que he que­ri­do em­pren­der, pro­yec­tos fa­lli­dos, otros no tan­to, via­jes, in­ter­cam­bios y de­ci­sio­nes. De mi pa­pá he­re­dé el don de co­ci­nar con la in­tui­ción, y de mi ma­má el que a ella le han di­cho La Chu­la des­de que na­ció, en­ton­ces por eso le pu­se Chu­la al pro­yec­to, por­que yo em­pe­cé co­ci­nan­do en su co­ci­na, la in­va­día y se­cues­tra­ba su es­pa­cio, to­dos los días te­nía cla­ses, así que aho­ra me di­cen Chu­la a mí.

¿Có­mo te sien­tes en lle­var en al­to el nom­bre de la co­ci­na me­xi­ca­na?

Me sien­to hon­ra­da de po­der pre­su­mir­le al mun­do, aun­que sea un po­qui­to, de la ma­ra­vi­lla que es Mé­xi­co. Ca­da día que pa­sa es­tu­dio, co­noz­co otras idio­sin­cra­sias y ca­da día me sien­to más or­gu­llo­sa de ser me­xi­ca­na. De­fi­ni­ti­va­men­te creo que es ex­ten­si­vo el te­ma de la gas­tro­no­mía me­xi­ca­na y me gus­ta­ría se­guir ex­plo­rán­do­la y es­tu­dián­do­la. Aho­ra ten­go mu­chas ga­nas de ir a Oa­xa­ca y tra­ba­jar con las co­ci­ne­ras tra­di­cio­na­les.

¿En qué te ins­pi­ras o qué co­ci­ne­ros ad­mi­ras?

Me ins­pi­ro en el tra­ba­jo de chefs co­mo Yo­tam Ot­to­leng­hi y Fran­cis Mall­mann, que son mis ído­los, pe­ro en reali­dad me ins­pi­ro de to­do; lo que leo, de la ac­tua­li­dad o si hi­ce un via­je.

Leo to­do el tiem­po, te­le ca­si no veo, pe­ro los li­bros me ins­pi­ran, me trans­por­tan. Me en­can­ta ir a mu­seos, me gus­ta es­tar muy ac­tua­li­za­da y mi ma­yor ins­pi­ra­ción es­tá en los mer­ca­dos, ca­da que voy a una ciu­dad por pri­me­ra vez o de nue­va cuen­ta, lle­go a sus mer­ca­dos.

¿Te gus­tan los chi­les en no­ga­da?

Me fas­ci­nan, me emo­cio­na que lle­gue sep­tiem­bre, ya que me he pro­pues­to ir a pro­bar las ver­sio­nes de ca­da res­tau­rant o ca­da chef. El año pa­sa­do es­tu­ve en Pue­bla y me en­can­tó pro­bar to­das las co­rrien­tes que hay.

Cuén­ta­me un po­co del chi­le en no­ga­da ro­sa, ¿có­mo es­tá he­cho?

El ro­sa es un co­lor que me ca­rac­te­ri­za en la co­ci­na, mi le­ma es que mi co­lor fa­vo­ri­to es el del ar­coí­ris, en­ton­ces siem­pre tra­to de usar to­dos los co­lo­res en mis pla­ti­llos, pa­ra que sean vis­to­sos, di­fe­ren­tes y creo que se ha vuel­to par­te del se­llo que me ca­rac­te­ri­za. Al chi­le ro­sa le pon­go un po­qui­to de be­ta­bel en la sal­sa y lle­va re­lleno ve­gano; uso mu­chos gra­nos, se­mi­llas, hon­gos y fru­tos se­cos, en­ton­ces que­da un chi­le muy dis­tin­to, di­fe­ren­te y no­ve­do­so. Tam­bién tie­ne qué ver que úl­ti­ma­men­te hi­ce un cam­bio en mis há­bi­tos pa­ra con­tri­buir con nues­tro me­dio ambiente y dis­mi­nuir el cam­bio cli­má­ti­co.

Los hui­pi­les que por­tas con or­gu­llo, ¿de dón­de son?

La ma­yo­ría son de Oa­xa­ca por­que es un es­ta­do al que voy mu­cho y del que es­toy enamo­ra­da, ya que allí hi­ce par­te de mi te­sis, en­ton­ces ten­go mu­chos años vi­si­tán­do­lo. Ten­go otros de Yu­ca­tán, blu­sas de Mi­choa­cán y de Cam­pe­che.

Há­bla­me de có­mo es­tá ac­tual­men­te tu pro­yec­to Chu­la Co­ci­na Crea­ti­va, ¿cuán­to ha cre­ci­do y có­mo te sien­tes?

Es­ta pan­de­mia ha he­cho que co­nec­te con mu­cha gen­te vía in­ter­net y es­toy muy agra­de­ci­da. Ade­más, nun­ca ha­bía re­ve­la­do mi ros­tro ya que creo que el tra­ba­jo de­be ha­blar por sí mis­mo, pe­ro me di cuen­ta de que si yo que­ría co­nec­tar con to­das las amas de ca­sa, ado­les­cen­tes y mu­je­res tra­ba­ja­do­ras de to­do el mun­do, de­bía mos­trar mi ca­ra y po­ner­le voz a mis pla­ti­llos. Ac­tual­men­te doy cur­sos a per­so­nas de to­do el mun­do, 100 por cien­to ha­bla his­pa­na o ex pa­tria­dos en Aus­tria, Ale­ma­nia y Ca­na­dá, y eso me lle­na de or­gu­llo.

¿Qué pro­yec­tos vie­nen a fu­tu­ro?

Es­toy tra­ba­jan­do en mi pri­mer li­bro, voy a lan­zar un ca­nal nue­vo de You­tu­be e im­pul­sar los cur­sos on­li­ne. Me gus­ta­ría tam­bién dar cla­ses pre­sen­cia­les en to­das las ciu­da­des, voy a em­pe­zar con las Gi­ras Chu­las, en don­de una vez que la pan­de­mia nos de­je, es­ta­ré via­jan­do a los lu­ga­res don­de ya ten­go va­rios gru­pos y me gus­ta­ría do­cu­men­tar­lo pa­ra ha­cer otro li­bro.

“Ten­go mu­cha ilu­sión por tra­ba­jar y por com­par­tir la gas­tro­no­mía me­xi­ca­na con los de­más. Me en­can­ta­ría po­der ser­vir a las de­más mu­je­res, si mi tes­ti­mo­nio, mi fuer­za y mi vul­ne­ra­bi­li­dad les pue­de ayu­dar en al­go, yo voy a es­tar en­can­ta­da”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.