EN POR­TA­DA: Tres ge­ne­ra­cio­nes com­par­ten su Día de Re­yes

Chic Magazine Laguna - - INDICE -

JAI­ME, JAI­ME AN­TO­NIO y JAI­ME AN­TO­NIO com­par­ten có­mo ce­le­bran en su ho­gar la tra­di­ción de la Epi­fa­nía.

Pa­ra ce­le­brar es­ta fe­cha tan es­pe­cial, vi­si­ta­mos el ho­gar de los Mén­dez, que son una fa­mi­lia que si­gue las tra­di­cio­nes y fes­te­ja el Día de los Re­yes Ma­gos en unidad, deseán­do­se mu­cha sa­lud, éxi­to y bie­nes­tar pa­ra el 2019. Fa­mi­liar­men­te, ellos se in­tere­san por desa­rro­llar los ta­len­tos de los más pe­que­ños de la ca­sa, quie­nes du­ran­te el 2018 los lle­na­ron de sa­tis­fac­cio­nes. “Por mi par­te, me con­si­de­ro una per­so­na muy afor­tu­na­da, pues en enero del año pa­sa­do tu­vi­mos la ben­di­ción de re­ci­bir un nue­vo miem­bro en la fa­mi­lia, mi nie­to Jai­me An­to­nio, quien con su inocen­cia y ale­gría ha re­no­va­do nues­tra es­pe­ran­za y que con su pre­sen­cia nos mo­ti­va a lu­char por un mun­do me­jor”, co­men­ta Jai­me. Pa­ra es­te 2019, las tres ge­ne­ra­cio­nes de Mén­dez pi­den a los Re­yes Ma­gos que en el ám­bi­to la­bo­ral con­ti­núen for­man­do per­so­nas exi­to­sas: “Creo que ca­da año pre­sen­ta re­tos di­fe­ren­tes, pe­ro de lo que se tra­ta es de su­pe­rar­los, sin per­der nues­tra esen­cia. Si que­re­mos apro­ve­char las opor­tu­ni­da­des que el Año Nue­vo nos ha­brá de brin­dar, de­be­mos de tra­ba­jar en fa­mi­lia y su­mar es­fuer­zos con nues­tros co­la­bo­ra­do­res. La me­ta no es so­bre­vi­vir, sino crear un mun­do me­jor”. “Ha­ce 2018 años, una es­tre­lla con­du­jo a los Re­yes Ma­gos a un mo­des­to es­ta­blo en el que ado­ra­ron a Je­sús re­cién na­ci­do. Ca­da uno de ellos en­tre­gó un regalo: Mel­chor lle­vó mi­rra, una sus­tan­cia aro­má­ti­ca que sim­bo­li­za a la hu­ma­ni­dad, Gas­par in­cien­so, que representa a la di­vi­ni­dad y Bal­ta­sar oro, con el cual se dis­tin­guía a la no­ble­za. Esos tres do­nes son los que de­seo a to­dos pa­ra es­te 2019; que la mi­rra nos ins­pi­re a al­can­zar una ma­yor hu­ma­ni­dad y sen­si­bi­li­dad, que se ma­ni­fies­te en bue­na vo­lun­tad y ge­ne­ro­si­dad ha­cia los de­más; que el in­cien­so nos acer­que a tra­vés de nues­tra con­duc­ta y ac­cio­nes al bien. Fi­nal­men­te, que el oro nos im­pul­se a ser me­jo­res, a ele­var nues­tras mi­ras y a al­can­zar la abun­dan­cia a tra­vés del tra­ba­jo”.

“La me­ta no es so­bre­vi­vir, sino crear un mun­do me­jor”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.