PLAS­MA SUS RAÍ­CES

Ser­le fiel a su iden­ti­dad y per­sis­tir en lo que real­men­te cree y pro­yec­ta, es lo que le ha da­do a Ri­car­do Se­co un lu­gar re­co­no­ci­do en el mun­do de la mo­da. El di­se­ña­dor vi­si­tó Monterrey para par­ti­ci­par en la no­ve­na edi­ción de UDESIGN y nos com­par­tió un poc

Chic Magazine Monterrey - - Social - TEX­TO: LAU­RA SÁN­CHEZ | FO­TO: DA­NIEL SAL­DÍ­VAR

Si al­go dis­tin­gue a las co­lec­cio­nes de Ri­car­do Se­co es que en ca­da una de sus pie­zas re­fle­ja su infinito amor por Mé­xi­co. Es pre­ci­sa­men­te esa iden­ti­dad la que lo ha con­so­li­da­do co­mo uno de los di­se­ña­do­res la­ti­nos más des­ta­ca­dos del mo­men­to; para él, es­to no es más que el re­fle­jo de un tra­ba­jo cons­tan­te y con con­vic­ción. Su for­ma­ción co­mo di­se­ña­dor la tu­vo aquí, y ese su más gran­de or­gu­llo, pues con esa ba­se sa­lió a mos­trar­le al mun­do la ma­ra­vi­llo­sa cul­tu­ra ytra­di­cio­nes que ha­cen de es­te país un lu­gar fas­ci­nan­te.

“Em­pe­cé ha­ce 17 años y si­go di­cien­do lo mis­mo que en la pri­me­ra en­tre­vis­ta, to­do ha si­do par­te de un pro­ce­so y por eso es que se han da­do las co­sas. El lle­gar a Nue­va York des­pués de 10 años en Mé­xi­co me hi­zo lle­gar muy se­gu­ro de com­par­tir es­ta iden­ti­dad. En ese en­ton­ces no era tan fá­cil que te acep­ta­ran co­mo la­tino, in­clu­so lle­ga­ron a de­cir­me que no men­cio­na­ra que era me­xi­cano, pe­ro siem­pre fui fir­me y per­sis­ten­te en lo que creía, y fue eso lo que me dio un lu­gar en el mun­do de la mo­da”, ex­pli­có.

Tras una dé­ca­da en La Gran Man­za­na, Ri­car­do ha si­do tes­ti­go de có­mo las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes van de­jan­do atrás los es­te­reo­ti­pos so­bre lo que se pro­du­ce en Mé­xi­co. “Hoy­ya­pue­do­de­cir­que­la­gen­te­yaem­pie­za a va­lo­rar lo que se ha­ce en el país y sa­ben que esa idea que se ha ven­di­do de Mé­xi­co no es real. So­mos mu­cho más que el som­breo, el sa­ra­pe, el ca­ba­llo y to­dos esos es­te­reo­ti­pos que fal­sa­men­te nos des­cri­ben. So­mos un país con una iden­ti­dad úni­ca”, di­jo. Es po­re­llo que su­tra­ba­jo­tie­ne co­mo ob­je­ti­vo el plas­mar esa va­lio­sí­si­ma iden­ti­dad, y fue ha­ce me­nos de un año que lo­gró una co­la­bo­ra­ción con New Ba­lan­ce, la cual fue un éxi­to in­me­dia­to. Se tra­tó de Wal­king To­get­her, una co­lec­ción de edi­ción li­mi­ta­da ins­pi­ra­da en el ar­te hui­chol, la cual di­se­ñó en con­jun­to con ar­te­sa­nos de la co­mu­ni­dad Wi­xá­ri­ka.

“An­te­rior­men­te fui di­rec­tor crea­ti­vo de Con­ver­se, ahí em­pe­cé a po­ner mi iden­ti­dad; des­pués, lle­go a NY y sen­tí que era mo­men­to de ha­cer al­go más glo­bal y pen­sé en New Ba­lan­ce, que es un tenis clá­si­co al que se le pue­de im­pri­mir ese to­que úni­co. Me fui a es­ta co­mu­ni­dad a ins­pi­rar­me y tra­ba­jar con los ar­te­sa­nos, y es­ta­ba se­gu­ro que al ha­cer­lo me iban a bus­car. Fue un pro­yec­to que tar­dó más de tres años y no fue fá­cil que un la­tino lle­ga­rá a con­ven­cer a una em­pre­sa de ese ni­vel; sin em­bar­go, con­fia­ron en el pro­yec­to, que se lan­zó en di­ciem­bre pa­sa­do y fue un sol­dout”, ase­gu­ró. Par­te de las ga­nan­cias de es­ta co­lec­ción se des­ti­nó a apo­ya­ra es­ta co­mu­ni­dad, lo cual es una sa­tis­fac­ción más para el di­se­ña­dor, quien ade­lan­tó que en unos me­ses se lan­za­rá una nue­va edi­ción con New Ba­lan­ce. Tam­bién nos co­men­tó que está por es­tre­nar su lí­nea de ro­pa de pla­ya, Ri­car­do Se­co Ma­re, ade­más de la aper­tu­ra de nue­vos pun­tos de­ven­ta en Mé­xi­co­yes­ta­dos Uni­dos, y el lan­za­mien­to de su nue­va co­lec­ción en fe­bre­ro, la cual se ins­pi­ra en Mé­xi­co 68.

A la par de to­do es­te tra­ba­jo crea­ti­vo, Ri­car­do Se­co tra­ba­ja cons­tan­te­men­te en su pro­yec­to Yo soy Mé­xi­co, el cual im­pul­sa el tra­ba­jo de mexicanos que al igual que él bus­can una opor­tu­ni­dad fue­ra de su país na­tal. Lo ha­go por­que cuan­do yo lle­gué a NY me en­fren­té con gen­te tam­bién de Mé­xi­co, pe­ro con otra vi­sión y otra his­to­ria por­que se for­ma­ron pro­fe­sio­nal­men­te fue­ra de nues­tro país y la ex­pe­rien­cia no es la mis­ma. Lo que yo ha­go es com­par­tir con ar­tis­tas y crea­ti­vos lo que a mí me hu­bie­ra gus­ta­do sa­ber cuan­do lle­gué a esa gran ciu­dad, por­que de ver­dad no creo que exis­ta un lu­gar tan re­ta­dor co­mo Nue­va York”, di­jo.

“AL FI­NAL, SER ÚNI­CO ES LO QUE TE VA A DI­FE­REN­CIAR DE LOS DE­MÁS”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.