THE ONE AND ONLY MARIANA

NOS FUI­MOS A MIAMI CON MARIANA RO­DRÍ­GUEZ, QUIEN FUE ELE­GI­DA POR MIA PALUZZI PA­RA LU­CIR A TRA­VÉS DE UN IM­PAC­TAN­TE PHO­TO SHOOT SU CO­LEC­CIÓN OTO­ÑO-IN­VIERNO.

Chic Magazine Monterrey - - Portada - POR: ANGEL ZAYUN FO­TOS: ABO PALOMO H&M: RAFA ESTRADA GUAR­DA­RRO­PA: MIA PALUZZI TEX­TO: PE­DRO MAGAÑA

“LO QUE LOS DE­MÁS TIE­NEN QUE DE­CIR DE TI, DI­CE MÁS DE ELLOS QUE DE TI”.

Mariana Ro­drí­guez es una de las in­fluen­cers del mo­men­to, quien nos pla­ti­có acer­ca de su per­so­na­li­dad y de có­mo ha lo­gra­do va­rias me­tas a su cor­ta edad, ade­más de su gus­to por la mo­da, al­go que la lle­vó a co­la­bo­rar con Mia Paluzzi pa­ra pre­sen­tar la co­lec­ción oto­ño-in­vierno. “Soy muy in­quie­ta, me en­can­ta te­ner mi­les de ac­ti­vi­da­des en to­dos mis días y eso me mo­ti­va a se­guir ade­lan­te. Mi gus­to por la mo­da ini­ció cuan­do des­cu­brí Za­ra y los mi­les de looks que se po­dían ha­cer”, di­jo. Y es que aun­que no es fa­ná­ti­ca de la mo­da, su es­ti­lo siem­pre so­bre­sa­le a don­de sea que va­ya, mis­mo que atra­pa to­das las mi­ra­das día con día, con­vir­tién­do­se en una de las mu­je­res más co­no­ci­das de la ciu­dad. “Creo que no soy muy co­no­ce­do­ra de la mo­da. Nun­ca me he au­to­nom­bra­do fas­hion­lo­ver o al­go por el es­ti­lo, más bien mi es­ti­lo va muy con­mi­go. Có­mo­da, mu­chos jeans y t-shirts,daddys­nea­kers y de vez en cuan­do ta­co­nes pa­ra sa­lir. Lo que me gus­ta de la mo­da es que ca­da quien la pue­de mol­dear a su es­ti­lo y ha­bla mu­cho de la per­so­na­li­dad de ca­da per­so­na, y en cuan­to a lo que me es­pe­ra den­tro de es­te mun­do son mu­chos via­jes. Le­jos de mo­da creo que va más con mi Ins­ta­gram”, men­cio­nó. Tam­bién nos pla­ti­có so­bre el cui­da­do que tie­ne con su piel, ya que pa­ra lo­grar­lo si­gue es­tric­ta y cui­da­do­sa­men­te los pa­sos que su der­ma­tó­lo­ga le da, apar­te de com­par­tir­nos sus pro­duc­tos de ma­qui­lla­je fa­vo­ri­tos pa­ra lu­cir un ma­keup im­pe­ca­ble to­dos los días. “Mi der­ma­tó­lo­ga me cam­bió mi piel y su ru­ti­na la si­go al pie de la le­tra. Des­de la­var la ca­ra en la ma­ña­na y en la no­che, apli­car las cre­mas ne­ce­sa­rias pa­ra mi ti­po de piel y siem­pre usar blo­quea­dor, y en cuan­to a ma­qui­lla­je mi fa­vo­ri­to es el de Tar­te por ser un ma­qui­lla­je li­ge­ro, con la co­ber­tu­ra ne­ce­sa­ria y creo que va con to­dos los ti­pos de piel. Mi rí­mel fa­vo­ri­to es Pro­sa 4 en 1. De ru­bo­res me en­can­tan los de Be­ne­fit, MAC y Ur­ban De­cay, y de lips­ticks Mar Cos­me­tics”, nos co­men­tó. Ade­más, Mariana nos con­tó so­bre su co­la­bo­ra­ción con Mia Paluzzi y el acer­ca­mien­to que ha te­ni­do con la mar­ca, al­go que la ha man­te­ni­do mu­cho más a la mo­da y que si­gue sor­pren­dién­do­la, de­bi­do a que su per­so­na­li­dad ha he­cho que ca­da uno de sus out­fits im­pon­gan su pro­pio es­ti­lo. “Lle­vo mu­cho tiem­po co­no­cien­do la mar­ca, ya que cuan­do mo­de­la­ba de chi­ca me to­có tra­ba­jar va­rias ve­ces con ellos pa­ra se­sio­nes de fo­tos, me gus­ta Mia Paluzzi por sus di­se­ños úni­cos que pue­den ir des­de lo más sen­ci­llo has­ta lo más ela­bo­ra­do y en sus tien­das en­cuen­tras al­go pa­ra cual­quier oca­sión”, agre­gó. En el pho­tos­hoot que rea­li­za­mos en Miami, Flo­ri­da mo­de­ló más de 15 cam­bios de la co­lec­ción oto­ño - in­vierno du­ran­te ocho ho­ras de tra­ba­jo. El lla­ma­do fue a las seis de la ma­ña­na y co­men­zó con el ma­keup en el ho­tel No­bu, pa­ra des­pués pa­sar a re­co­rrer los lu­ga­res más icó­ni­cos de la ciu­dad. Las fo­to­gra­fías con la in­fluen­cer del mo­men­to ini­cia­ron en la Man­sión

Ver­sa­ce, la pro­pie­dad más fa­mo­sa del lu­gar, con­ti­nua­mos en la ave­ni­da Ocean Dri­ve y ter­mi­na­mos en Wyn­wood Art Dis­trict, el área artística que ofre­ce Miami. Los cam­bios de out­fits se hi­cie­ron en la ave­ni­da, de­ta­lle que a Mariana no le im­por­tó. “La co­la­bo­ra­ción con Mia Paluzzi y CHIC Magazine es­tu­vo mu­cho me­jor de lo que es­pe­ra­ba. Se vi­vió un am­bien­te in­creí­ble, lo go­cé mu­cho aun­que ha­ya es­ta­do can­sa­dí­si­ma. El cli­ma es­tu­vo ideal y la bue­na com­pa­ñía fue lo que más me gus­tó. Ade­más pu­de co­no­cer Miami, ciu­dad que no ha­bía te­ni­do el gus­to de vi­si­tar”. Pe­ro no na­da más la mo­da es su pa­sión, tam­bién le gus­ta es­tar al pen­dien­te de sus se­gui­do­res, y por si fue­ra po­co, Mariana se da tiem­po de ayudar a quie­nes más lo ne­ce­si­tan co­la­bo­ran­do con di­fe­ren­tes aso­cia­cio­nes jun­to con sus fans, pues es­te año brin­da­rá apo­yo con el gra­ni­to de are­na que ca­da se­gui­dor pu­so a tra­vés de una cuen­ta des­ti­na­da pa­ra do­nar co­ber­to­res. “Mi gus­to por ayudar a las per­so­nas co­men­zó cuan­do acom­pa­ña­ba a Sa­muel du­ran­te su cam­pa­ña y me di cuen­ta de la gran ne­ce­si­dad que hay en Mé­xi­co de po­ner ca­da uno de no­so­tros nues­tro gra­ni­to de are­na pa­ra ayudar a los que más lo ne­ce­si­tan. Ac­tual­men­te co­la­bo­ro con aso­cia­cio­nes co­mo Vi­fac, Ins­ti­tu­to Nue­vo Ama­ne­cer, Mi Mi­sión, et­cé­te­ra”, nos com­par­tió. Sin du­da, Mariana siem­pre men­cio­na con­se­jos de vi­da en sus re­des so­cia­les, mis­mos que ella ha apli­ca­do, por es­ta ra­zón sus fie­les se­gui­do­res es­cu­chan y apren­den mu­cho de la per­so­na­li­dad in­com­pa­ra­ble que tie­ne. “Es­pe­ro ser una in­fluen­cia de las bue­nas, de las que le di­cen a la gen­te que tie­nen to­do pa­ra sa­lir ade­lan­te, que nun­ca de­jen que na­die ni na­da los de­ten­ga y que tie­nen el mun­do pa­ra con­quis­tar­lo. Yo me he creí­do esos con­se­jos y creo que son gran par­te de mi éxi­to. Que nun­ca se de­jen lle­var por los co­men­ta­rios de los de­más, to­men con­se­jos si son ne­ce­sa­rios pe­ro nun­ca se los to­men de ma­ne­ra per­so­nal. Con­fíen en la vi­da y en los pla­nes per­fec­tos que tie­ne en puer­ta pa­ra us­te­des. ¡Los quie­ro cha­va­ca­nos!”, fi­na­li­zó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.